Enlaces accesibilidad

El Gobierno reduce la parte regulada del recibo de la luz, que bajará de media un 2,2%

  • Industria asegura que la reducción de los peajes estará en el entorno del 4%
  • Esto supondrá un descenso medio del recibo del 2,2% para los hogares
  • La bajada, dice Industria, se aplicará "entre los meses de agosto y diciembre"

Por
Varias bombillas encendidas
Varias bombillas encendidas Thinkstock

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una rebaja de los peajes, la parte regulada de la tarifa eléctrica, que -según sus cálculos- supondrá una bajada media del recibo de la luz del 2,1% (del 2,2% para los consumidores domésticos). El descenso se aplicará, según ha informado el Ministerio de Industria, entre los meses de agosto y diciembre, pero no iría más allá y se revertiría el 1 de enero de 2016 a no ser que se cambie la legislación.

La iniciativa -aprobada pocos meses antes de las elecciones generales- forma parte de un real decreto ley de medidas urgentes aprobado por el Gobierno. Según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la rebaja ha sido posible por la reducción de determinados costes y una vez resueltos los desequilibrios que generaba el déficit tarifario.

Tras el Consejo de Ministros, y en un comunicado, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha explicado que la reducción de los peajes estará en el entorno del 4%: "Esta es una bajada que se va a aplicar durante los meses que quedan del año 2015, es decir entre los meses de agosto y diciembre".

Según el ministro, será posible "gracias a los efectos de las distintas medidas contenidas en la reforma energética que han permitido pasar entre otras cosas de un déficit en el sistema eléctrico a tener un superávit en el año 2015". "Se trata de que, con cargo a ese superávit, pueda haber una progresiva reducción en los costes de determinadas actividades reguladas del sistema eléctrico y esa disminución de costes pueda traducirse directamente en un descenso del precio para el consumidor", ha explicado Soria.

El precio final que los consumidores pagan por la electricidad consta de dos partes: el coste de la energía, que depende de su evolución en el mercado, y que supone el 40% del recibo; y los peajes, que retribuyen actividades reguladas como el transporte y la distribución, que pesan ahora el 60%. A todo esto hay que añadir los impuestos.

Según la legislación vigente, los peajes no se podían rebajar mientras se mantuviera el déficit tarifario (la diferencia negativa entre los ingresos y los costes del sistema eléctrico). De hecho, la regulación establece una subida automática de los peajes si hay riesgo de incurrir en déficit.

Los consumidores califican la rebaja de mínima

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido de que la bajada de la parte regulada del recibo de la luz anunciada por el Gobierno repercutirá "muy poco" en el recibo y el efecto positivo será "mínimo". Así lo señaló en declaraciones a Servimedia la portavoz de OCU, Ileana Izverniceanu.

Más duro ha sido el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, que en declaraciones a Servimedia ha calificado de "electoralista" y "tomadura de pelo" la "ridícula" bajada de la luz anunciada por el Gobierno.

La bajada en un 2,2% en el recibo de la luz para los hogares supondrá una bajada cercana a los 1,5 euros al mes para un consumidor medio, según datos recogidos por Europa Press a partir del simulador de la factura eléctrica de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Este dato corresponde a un usuario medio similar al utilizado por el Ministerio de Industria en sus cálculos, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh), propia de una familia con dos hijos.

Autoconsumo eléctrico

Sobre el autoconsumo de electricidad, Industria anuncia la modificación de algunos aspectos de la Ley del Sector Eléctrico para "beneficiar" al autoconsumidor particular, que es el que cuenta con instalaciones de autogeneración con potencia menor a 10 kilovatios (kW).

Este autoconsumidor, indica, podrán acometer la instalación deseada de autogeneración "con menos impuestos" y mediante una tramitación administrativa "más fácil y sencilla".

En concreto, la nueva normativa exceptuará a los pequeños consumidores de las cargas administrativas y de gestión, y garantizará la "seguridad y sostenibilidad económica y financiera del sistema", afirma el ministro.

Noticias

anterior siguiente