Enlaces accesibilidad

Las 'claúsulas suelo' disparan las quejas ante el Banco de España un 142%

  • De las 35.645 quejas recibidas en 2013, 18.387 fueron por 'claúsulas suelo'
  • El 82% de estos expedientes se resolvió de forma favorable al reclamante
  • Las quejas no relacionadas con este motivo crecieron un 13,6%
  • Préstamos y créditos, principal causa de reclamación

Por

En 2013 el número de reclamaciones y quejas recibidas por el Banco de España ha crecido un 142,1%. La cifra se ha conocido este lunes reflejada en la Memoria de Reclamaciones del supervisor y supone un incremento en casi dos veces y media respecto al año anterior.

Según el informe, el aumento está motivado principalmente por las reclamaciones relacionadas con las 'claúsulas suelo', una condición contenida en muchas hipotecas que supone la fijación de un límite de interés mínimo que se debe pagar en una  hipoteca contratada.  En España este límite fue del 3% de media según estimaciones de 2013.

Si bien los bancos fomentan su aceptación con rebajas en el coste inicial de la hipoteca, puede tener efectos no deseados: si la operación está ligada al euríbor, lo más habitual en nuestro país, tener una cláusula suelo supone no poder beneficiarse de las bajadas del indicador. 

El Banco de España recuerda que ésta es la última Memoria en la que se hace referencia al Servicio de Reclamaciones, una unidad administrativa que ha dejado de existir tras la creación este año del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones (DCMR).

El cliente tiene la razón

En concreto, en 2013 el Banco de España ha recibido 34.645 reclamaciones y quejas, de las que 18.387, un 53,1% del total, estaban relacionadas con las 'cláusulas suelo'. Sin contabilizar estas últimas, el incremento de las reclamaciones durante 2013 fue notable y ascendió a un 13,6%. A ello se suman 46.821 consultas (3.590 escritas y 43.231 telefónicas).

Según ha detallado el supervisor, en un 82% de los expedientes relacionados con las 'cláusulas suelo' el reclamante obtuvo, por una u otra vía, un resultado favorable, frente al 18% en los que se emitió un informe a favor de las entidades. 

De las restantes 16.258 reclamaciones no referidas a 'cláusulas suelo', se emitieron el año pasado 6.121 informes, de los cuales 3.334 fueron favorables al reclamante y 2.492 a las entidades (en 295 informes no hubo pronunciamiento). De los 3.334 informes emitidos a favor de los clientes, en el 24,8% de los casos las entidades rectificaron su decisión inicial.

A los informes favorables al reclamante habría que sumar los 2.291 allanamientos, es decir, aquellos casos en los que las entidades se avinieron a dar la razón al cliente una vez iniciado el correspondiente informe por parte del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones, así como los 68 casos en los que los reclamantes desistieron por haber visto satisfecha su pretensión.

Préstamos y créditos, campo de batalla

Los préstamos y créditos (operaciones de activo) continúan siendo la principal causa de reclamación. Absorben el 31,1% del total aunque mantienen la trayectoria descendente iniciada en 2011. Por el contrario, las quejas relacionadas cuentas corrientes y depósitos (las operaciones de pasivo) volvieron a aumentar en 2013, hasta el 28,4% del total, frente al 23% de 2012.

Las reclamaciones relacionadas con los servicios de pago también crecieron dos puntos porcentuales, hasta el 21,3% del total. La creciente complejidad de los productos financieros, una mayor sensibilidad de los consumidores de servicios bancarios y la incidencia de la actual coyuntura económica pueden explicar esta evolución global de las reclamaciones que, al margen de las 'cláusulas suelo', ha adquirido un carácter estructural.

En todo caso, la Memoria señala que la interacción del Banco de España con las entidades a fin de que éstas gestionen las reclamaciones de un modo más eficaz para los intereses de sus clientes ha permitido que los índices de allanamiento y rectificación sean mejores que los del año precedente. 

Recomendación: más atención al cliente

La Memoria publicada este lunes señala que las entidades deberían "ser más activas y atender de modo temprano" las reclamaciones en sus servicios de atención al cliente, así como rectificar su actuación contraria a la normativa de transparencia y a las buenas prácticas bancarias a la vista de los informes del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones.

Este órgano considera que el cumplimiento de sus resoluciones por parte de las entidades constituye "una pieza esencial" para garantizar la aplicación efectiva de la normativa de protección del usuario de servicios financieros y de las buenas prácticas en el sector, "contribuyendo al aumento del nivel de seguridad jurídica entre entidades y clientes y, en último extremo, al adecuado funcionamiento del sistema financiero".

Por ello, la Memoria destaca que este aspecto será objeto de especial atención en las actuaciones supervisoras que lleve a cabo el Departamento a partir de aquellos expedientes de reclamación en los que se aprecien indicios de incumplimiento graves o reiterados de la citada normativa.

Para llevar a cabo esta tarea se creó en junio de 2014 una nueva División de Conducta de Entidades dentro del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones, con la que se completa su estructura.

El nuevo enfoque pretende responder a la creciente relevancia e impacto social que tiene la relación de las entidades financieras con sus clientes, componente necesario en el funcionamiento ordenado del mercado de servicios bancarios y motivo de atención preferente para los organismos internacionales relacionados con la regulación y supervisión bancaria.

Noticias

anterior siguiente