Enlaces accesibilidad

Malala y Satyarthi reciben el premio Nobel de la Paz y urgen a actuar en favor de la educación

  • El Comité del Nobel destaca su lucha por la educación infantil
  • Satyarthi llama a Malala "mi hija"
  • La joven paquistaní pide actuar para que todos los niños puedan ir al colegio

Por
Malala y Satyarthi reciben el premio Nobel de la Paz y urgen a actuar en favor de la educación

La adolescente paquistaní Malala Yousafzai y el presidente de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil, el indio Kailash Satyarthi, han recibido este miércoles el Nobel de la Paz en el ayuntamiento de Oslo por su lucha por los derechos de los niños.

Malala fue tiroteada en 2012 por integristas talibanes por defender la educación femenina en su país, mientras que Satyarthi lleva décadas luchando contra la explotación infantil en la India.

Thorbjorn Jagland, presidente del Comité del Nobel, ha destacado durante la ceremonia que la "conciencia mundial en contra de la explotación y la esclavitud infantil, y por el derecho a la educación" no puede encontrar mejor ejemplo que los dos premiados. 

Los talibanes y el Estado Islámico odian el conocimiento

"Los talibanes y el Estado Islámico odian el conocimiento", ha subrayado Jagland, quien ha destacado que "nada está más alejado del Islam que poner bombas contra inocentes o tirotear a una niña que quiere ir al colegio".

Jagland ha repasado los méritos de los galardonados y ha calificado a Malala y Satyarthi como verdaderos "campeones de la paz" en el sentido definido por Alfred Nobel al instaurar los premios que llevan su nombre.

El presidente del Comité ha destacado también que el Nobel de la Paz 2014 sea compartido por ciudadanos de dos países enfrentados y de diferente religión. "Es un ejemplo de lo que el mundo necesita: unidad y fraternidad entre las naciones", ha asegurado Jagland.

Satyarthi llama a Malala "mi hija"

En su discurso tras recoger la medalla y el diploma, Satyarthi ha insistido en llamar a Malala "mi hija". "Un padre indio ha encontrado a su hija paquistaní", ha dicho.

El activista indio ha dicho acudir para "compartir los sueños y aspiraciones de nuestros niños, porque son todos nuestros niños".

Una porción del gasto militar mundial podría llevar a los niños a la escuela

"Rechazo aceptar que el mundo es pobre, cuando una porción del gasto militar mundial podría llevar a los niños a la escuela; que la esclavitud es más fuerte que el ansia de libertad", ha añadido el Satyarthi, entre aplausos.

"Marchemos hacia el conocimiento, de la esclavitud a la libertad, de las tinieblas a la luz", ha concluido.

Malala: "Es tiempo de hacer algo"

Por su parte, Malala ha agradecido el premio y ha asegurado estar orgullosa de ser "la primera pastún, la primera paquistaní y la persona más joven en recibir el premio".

"El premio es para todos los niños olvidados que quieren educación, aquellos niños asustados que quieren paz, los niños que quieren cambio", ha declarado la premiada. "Es tiempo de hacer algo para que sea la última vez que vemos a un niño privado de educación", ha añadido.

Es tiempo de hacer algo para que sea la última vez que vemos a un niño privado de educación

La joven ha recordado una vez más cómo se opuso a la prohibición de los talibanes de que las niñas acudieron a la escuela y como fue atacada. "No pudieron acallar nuestra voz, que desde entonces se ha vuelto más y más fuerte", ha subrayado.

"Hoy represento a los 66 millones de niños privados de educación en el mundo", ha dicho Malala, quien ha terminado abogando por un cambio duradero a favor de la educación.

Noticias

anterior siguiente