Enlaces accesibilidad

Bruselas advierte que la reforma fiscal de España dificultará cumplir con el déficit público

  • "Las medidas anunciadas pueden hacer más difícil cumplir sus compromisos"
  • Ve positivo que se reduzca la carga fiscal sobre los trabajadores
  • Por otra parte critica que se amplíen deducciones en el impuesto de la renta

Por

La Comisión Europea (CE) ha advertido de que la reforma fiscal del Gobierno español ignora algunas de las recomendaciones de sus socios europeos y podría "dificultar" al país cumplir con sus compromisos de consolidación presupuestaria.

El Ejecutivo comunitario ha expresado además su preocupación por la posibilidad de que la rebaja del IRPF provoque que España incumpla los objetivos de reducción de déficit pactados con Bruselas y que se sitúan en el 5,8% en 2014, el 4,2% en 2015 y el 2,8% en 2016.

"El Gobierno no ha anunciado ningún traslado de la carga impositiva desde las cotizaciones a la Seguridad Social hacia los impuestos indirectos (como el IVA o tributos medioambientales) tal y como recomendó el Consejo (de ministros de Economía de la UE) como vía para impulsar la creación de empleos", ha señalado el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O'Connor.

Las medidas anunciadas pueden hacer más difícil para España cumplir sus compromisos de consolidación fiscal

Simon O'Connor, ha admitido que en la reforma hay "algunos elementos positivos". En particular, "las reducciones en el impuesto sobre la renta reducirán la carga fiscal sobre los trabajadores y hay un esfuerzo para ampliar la base del impuesto de Sociedades".

"Por otra parte, sigue habiendo una serie de deducciones en el impuesto sobre la renta y algunas de ellas se ampliarán con la reforma, lo que no parece ir en la dirección del objetivo declarado de simplificar el sistema", ha resaltado O'Connor.

Finalmente, el Ejecutivo comunitario "tiene algunas preocupaciones de que las medidas anunciadas pueden hacer más difícil para España cumplir sus compromisos de consolidación fiscal". "Es algo que tendremos que analizar cuidadosamente una vez que estén disponibles todos los detalles de las medidas propuestas", ha apuntado el portavoz.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ya dijo el pasado viernes que no había sido "consultado intensivamente" sobre la reforma fiscal española, aunque evitó entonces cualquier crítica.

Noticias

anterior siguiente