Enlaces accesibilidad

Las elecciones en Europa, país por país

  • La coalición alemana de Merkel vence con su peor resultado en Europa
  • La extrema derecha gana en Francia, y UKIP se perfila vencedor en Reino Unido
  • La izquierda radical de Syriza logra una cómoda ventaja en Grecia
  • Las proyecciones dan vencedor al partido de Renzi en Italia

Por
Los euroescépticos y la extrema derecha irrumpen con fuerza en el Parlamento europeo

La irrupción con fuerza de los partidos de extrema derecha y euroescépticos han marcado una jornada de elecciones europeas en la que el Partido Popular ha vencido pese a registrar una fuerte caída en varios países. Mientras que en Alemania la coalición de Angela Merkel ha ganado con un 35,3 % de los votos pese a la subida socialdemócrata, en Francia, la extrema derecha de Marie Le Pen se ha convertido en la primera fuerza política, y en Reino Unido, el populista UKIP se decanta como vencedor con cerca del 30% de los votos, según resultados provisionales. En Grecia ha sido la izquierda radical de Syriza la fuerza que se ha impuesto con una cómoda ventaja.

Alemania, amarga victoria de Merkel

El bloque conservador de la canciller Angela Merkel ha ganado las elecciones europeas en Alemania con un 35,3% de los votos, que se traducirían en 34 de los 96 escaños en liza, en unos comicios marcados por la entrada en la Eurocámara de los euroescépticos y los neonazis. 

La Oficina Electoral Federal ha confirmado que, en el bloque encabezado por Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU) obtuvo finalmente 29 escaños y su hermana bávara, la Unión Socialcristiana (CSU), otros cinco.

En segundo lugar acabó el Partido Socialdemócrata (SPD), que sumó 27 escaños, seguido por Los Verdes (11), La Izquierda (7), los euroescépticos de Alternativa por Alemania (7) y el Partido Liberal (FDP) (3).

Además, gracias a un cambio legal que eliminó las cuotas de entrada, siete formaciones minoritarias lograron un escaño por primera vez en el PE en representación de Alemania: el Partido de la Familia, el neonazi NPD, los Piratas, los euroescépticos Votantes Libres, el Partido para la Protección de los Animales, los ecologistas del ÖDP y el satírico El Partido.

La victoria es agridulce para el bloque conservador de Merkel, porque a causa de la caída de la CSU obtiene su peor resultado conjunto en unas elecciones europeas.

Además, AfD se ha convertido en la gran revelación de los comicios con un discurso euroescéptico hasta hace poco tabú en Alemania y Votantes Libres obtuvo otro eurodiputado con propuestas en la misma línea.

Mención aparte para el NPD, un partido que aglutina a la mayoría de grupúsculos de la escena neonazi en Alemania, que por primera vez salta hasta Europa, cuando hasta el momento sólo había logrado escaños en parlamentos de algún estado federado alemán.

Francia, victoria de la extrema derecha

La mayor sorpresa se ha vivido en Francia, donde el Frente Nacional (FN) se ha convertido por primera vez este domingo en el partido más votado del país. Este resultado, unido a la derrota histórica del Partido Socialista (PS) con sus peores resultados en unos comicios europeos, ha provocado un seísmo político de consecuencias difíciles de estimar.

El FN ha obtenido, según los resultados provisionales ofrecidos por el Parlamento europeo a las 10:48 hora peninsular española, un 24,95% de los votos y 24 eurodiputados, de los 74 que estaban en juego en Francia. Eso significa que el partido de la extrema derecha francesa ha cuadruplicado el 6,3% conseguido en 2009, cuando se había tenido que conformar con tres diputados, y duplicó con creces el 11,7 % de 1989, que era su techo hasta ahora en unas europeas.

Por detrás ha quedado la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP) con el 20,79% (20 diputados), netamente por debajo del 27,8% de 2009. Y a la tercera posición quedó relegado el Partido Socialista (PS) en el Gobierno, con el 13,98% (13 escaños), peor incluso que el "suelo" de la formación, que databa de 1994.

Reino Unido, irrumpe el UKIP

Mientras, en Reino Unido, el líder del antieuropeo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, se ha declarado esta noche ganador de las elecciones europeas en el país, aunque los resultados definitivos no se han divulgado de momento.

Según el lento recuento de los votos para elegir a 73 eurodiputados en el Reino Unido, UKIP ha tomado ventaja con cerca del 30% de los votos al lograr cuatro eurodiputados, frente a tres laboristas y tres conservadores. De acuerdo con estos resultados todavía muy provisionales, el respaldo para UKIP sería del 30%, frente al 24% de los ‘tories’ y el 24 % de los laboristas.

A las 01.30 en horario peninsular español sólo se habían atribuido 39 de los 73 escaños británicos en la Eurocámara, que en 2009 estaban dominados por 25 diputados conservadores y 13 de la formación de Farage, acusada de racista durante la campaña electoral por sus posiciones antiinmigración.

Italia, respaldo a Renzi

El recuento oficial final de los votos en Italia ha confirmado la amplia victoria obtenida el domingo por el Partido Demócrata (PD), del primer ministro, Matteo Renzi, con el 40,81% de los votos y 31 eurodiputados. Le siguen el Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Beppe Grillo, con el 21,16 % (17 escaños), y Forza Italia (FI), el movimiento conservador del ex primer ministro Silvio Berlusconi, que alcanzó un 16,82 % de los votos y 13 asientos.

El jefe del Gobierno italiano logra por lo tanto por primera vez el respaldo de los votantes italianos, ya que accedió al Ejecutivo al vencer en las primarias de su partido en diciembre y, posteriormente, forzar la salida del cargo que ahora ocupa de su predecesor, Enrico Letta.

Renzi dijo a primera hora de la pasada noche que la victoria del PD es "un resultado histórico", en una primera reacción tras conocerse los avances publicados por sondeos a pie de urna y los primeros escrutinios oficiales.

La Liga Norte obtiene según el recuento oficial definitivo un 6,16% de los votos (5 eurodiputados). El Nuevo Centro Derecha (NCD) del ministro del Interior, Angelino Alfano, se sitúa en el 4,38 % y L'altra Europa con Tsipras se queda con el 4,03% de los sufragios,

La participación alcanzó el 58,7% de los cerca de 49 millones de electores, por debajo del 66,48 % que fue la alcanzada en los comicios europeos precedentes, en 2009.

Grecia, cómoda ventaja de Syriza

La izquierda radical de Syriza ha ganado las elecciones europeas griegas al Parlamento Europeo, con una ventaja cómoda frente a los conservadores en el Gobierno que le llevaron a reclamar el anticipo de comicios generales.

Tras el escrutinio de algo más de la mitad de los votos Syriza, liderada por el candidato a la presidencia de la Comisión Europea por La Izquierda, Alexis Tsiprasse afianza en el 26,5%, mientras que ND obtiene el 23,1%. En tercer lugar se sitúa el partido neonazi Amanecer Dorado, con un 9,4%, que entra en la Eurocámara. Los socialdemócratas del Pasok han de conformarse con un 8%.

Se trata de la primera vez que un partido situado a la izquierda de la socialdemocracia gana unas elecciones en este país, y en comparación con las elecciones europeas de 2009, cuando alcanzó un 4,70 %, Syriza obtuvo un resultado casi seis veces superior.

Portugal, victoria socialista y récord de abstención

La abstención registrada en Portugal en las elecciones europeas superó el 66%, casi tres puntos más que en los comicios de 2009, lo que supone un nuevo récord en la historia electoral lusa.

Según los datos actualizados por el Ministerio de Administración Interna (MAI), la cifra de abstención marcó este año un nuevo máximo en democracia y superó la de 1994 (64,4 %), también en unas europeas y que hasta ahora era la referencia en la estadística. De los 9,7 millones de portugueses convocados a las urnas, apenas depositaron su voto 3,28 millones de ciudadanos, de acuerdo con estas mismas fuentes.

Las elevadas cifras de abstención de estos comicios, que los analistas y politólogos suelen interpretar como una señal de descontento entre los electores, también reflejan un aumento respecto al último precedente europeo, en 2009, cuando rondó el 63%.

El Partido Socialista, el principal grupo de la oposición en Portugal, ganó al reunir un 31,4% de los apoyos (8 diputados), casi cuatro puntos más que la alianza conservadora entre socialdemócratas y democristianos (27,7%, 7 escaños), actualmente en el Gobierno.

Los comunistas (cuarta fuerza en el Parlamento luso) aglutinaron el 12,7% de las papeletas (3 escaños) y el Movimiento por la Tierra liderado por António Marinho e Pinto se hizo con más del 7% de los votos y 2 escaños, en la que fue la mayor sorpresa de la jornada.

Los marxistas del Bloque de Izquierda fueron la elección de apenas el 4,5 % de los participantes, menos de la mitad que cinco años antes, y 1 eurodiputado.

Holanda: El PVV no cumple los pronósticos

En Holanda, el Partido de la Libertad (PVV) de Geert Wilders, xenófobo y euroescépticos, ha perdido apoyos, tres puntos, aunque conserva sus cuatro eurodiputados. Las elecciones las han ganado los liberales de D66, con 15,51%, y segundos han sido los conservadores de CDA, ambos también con cuatro escaños.

Les sigue el VVD, también encuadrado con los liberales en el Europarlamento, y en quinto lugar los socialdemócratas, ambos con 3 escaños.

Dinamarca, amplia victoria de los euroescépticos

El Partido del Pueblo Danés (DF), de extrema derecha, ha ganado ampliamente al obtener el 26,6%.

Estos resultados otorgan a los euroescépticos daneses cuatro de los trece escaños que tiene el país en el Parlamento europeo, el doble de los obtenidos en 2009. Mientras, el Partido Socialista ha perdido un escaño, de los cuatro que logró en 2009 ahora mantiene tres al obtener el 19,1%.

La abstención protagonista en Eslovaquia y República Checa

Las elecciones europeas se han celebrado ensombrecidas por una gran apatía ciudadana en los países del Centro y Este de Europa, donde la abstención fluctuó del 55 % de Austria al insólito 87 % de Eslovaquia y el 80% en República Checa.

En cinco de los ocho países de la europa del este, Austria, Hungría, Rumanía, República Checa y Eslovaquia, se han impuesto los partidos que sostienen a los gobiernos, mientras que en Bulgaria, Eslovenia y Croacia han ganado los opositores.

En Austria, el partido ultranacionalista FPÖ, con su mensaje xenófobo y euro-escéptico, ha sido el gran ganador de la jornada, con una fuerte subida de siete puntos porcentuales hasta el 19,5% del voto y cuatro eurodiputados, pese a no ganar las elecciones.

Noticias

anterior siguiente
-->