Enlaces accesibilidad

La Audiencia Nacional anula el ERE de Tragsa y ordena la readmisión de los despedidos

       
  • La causa de nulidad, por la forma en la que se seleccionó a los despedidos
  •    
  • Señala que no se fijaron en ningún momento los criterios para decidirlos
  •    
  • La Audiencia señala que la sentencia es recurrible ante el Tribunal Supremo
  •    
  • El recurso por el ERE en Tragsatec aún no ha sido resuelto por la Audiencia

Por
La Audiencia Nacional anula el ERE de Tragsa y ordena la readmisión de los despedidos

La sala de lo social de la Audiencia Nacional ha declarado nulo  del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), presentado por la empresa pública Tragsa para 726 trabajadores, y ha ordenado la "inmediata readmisión" de los empleados que ya hayan sido despedidos, 150 según señala Europa Press, así como el abono de los salarios que han dejado de percibir. 

La sentencia, que da la razón a los demandantes -UGT, CGT, CC.OO., CSI-F y comités de empresa de Castilla y León-, es recurrible ante el Tribunal Supremo. El recurso por el ERE presentado en Tragsatec, según la Audiencia Nacional, todavía no ha sido resuelto por la sala. El juicio sobre la filial del grupo Tragsa se ha retrasado al 27 de mayo, señala Europa Press.

Además, la Sala aprecia causa de nulidad por la forma en que se seleccionó a los trabajadores que iban a ser despedidos, sin respetar los criterios de mérito y capacidad de los empleados.

Los magistrados recuerdan que, en el caso de las administraciones públicas "es exigible una precisión mucho más estricta que permita la determinación de los trabajadores afectados sin acudir a decisiones arbitrarias o discrecionales sin relación con los principios de mérito y capacidad".

En el caso de Tragsa, "los criterios no han sido fijados en el periodo de consultas ni en su momento inicial ni en la decisión final, siendo totalmente imprecisos y permitiendo múltiples aplicaciones".

Manual de despido

La Sala de lo Social ha expuesto también que, para aplicar los criterios de afectados por el ERE, se adoptó un manual con posterioridad al despido colectivo, que no fue objeto de negociación con los representantes de los trabajadores. 

Según ha añadido, en dicho documento aparecían, entre otras ideas, "valoraciones subjetivas" relacionadas con la experiencia o la formación del trabajador, como por ejemplo "mostrarse distante o esquivo" o la "actitud crítica" con cualquier aspecto relacionado con la empresa.

Otro de los argumentos de los magistrados, figura que el ERE se centró  en trabajadores fijos y excluyó al "gran número de temporales", en  "directa vulneración" del Estatuto de los Trabajadores.

Por el contrario, en el fallo, los magistrados desestiman otros argumentos expuestos contra el ERE, como las carencias en la aportación de un plan de recolocación o cuestiones relacionadas con los términos de un preacuerdo alcanzado entre empresa y trabajadores, que no se llegó a ratificar.

ERE en el grupo Tragsa

El grupo Tragsa comunicó el pasado mes de noviembre a la autoridad  laboral el despido de 1.336 trabajadores tras cerrar sin un acuerdo con  los sindicatos los ERE planteados en Tragsa y Tragsatec. De Tragsa, la empresa estableció que saldrían 726 empleados antes del  31 de diciembre de 2014,  mientras que de la filial Tragsatec serían 610 los despedidos.

Para justificar este ajuste, Tragsa había alegado una drástica caída  de los ingresos que  le llevarían a incurrir en unas pérdidas de 17  millones de euros al  final de este ejercicio, y argumentó que el coste  de personal,  principal partida de gasto, no se ha reducido acorde a la  fuerte  caída productiva y al descenso de la cifra de negocio.

Las organizaciones sindicales recurrieron el despido colectivo presentado por la empresa, el mayor presentado por una empresa pública, ya que cuestionaban que hubiera razones económicas que lo justificaran y recordaron, entre otras cosas, que las Administraciones públicas debían al grupo 450 millones de euros y que su actividad del grupo está sujeta a la encomienda de servicio  público, motivo por el que deben cubrir todos los encargos "aunque sean deficitarios".

Tragsa, una de las empresas públicas con más empleados

En total, el grupo informaba a 31 de diciembre de 2012 que contaba con 9.848 trabajadores en toda España, 5.153 de ellos en Tragsa y otros 4.695 en Tragsatec. Más de 2.000 de esos empleados eran temporales, a los que no les afectaba el ERE.

El grupo Tragsa se encarga de una gran variedad de servicios relacionados con agricultura, ganadería, pesca, medio ambiente, mantenimiento de infraestructuras y situaciones de emergencia, como los incendios forestales.

Noticias

anterior siguiente