Enlaces accesibilidad

Al menos 26 países buscan al avión malasio y cobra fuerza la hipótesis del secuestro

  • Investigan a la tripulación tras confirmar que sus actos fueron deliberados
  • La inteligencia estadounidense sospecha del piloto y del copiloto
  • Buscan entre las personas a bordo a quien tuviese conocimientos de aviación

Por
25 países participan ahora en la búsqueda del avión desaparecido

Son ya 26 los países que participan en la búsqueda del avión de Malaysia Airlines que desapareció con 239 personas a bordo el 8 de marzo, después de que se confirmase que el aparato cambió de rumbo de manera deliberada y alguien cortase las comunicaciones.

Así lo han anunciado las autoridades de Malasia, que señalan que para ellos las causas principales siguen siendo el secuestro, terrorismo y problemas psicológicos o personales de alguien en el interior del avión.

"No queremos saltar a conclusiones sobre la investigación (...) Es muy difícil para nosotros verificar si ha sido un secuestro o un acto terrorista", ha explicado el ministro de Defensa de Malasia y titular interino de Transporte, Hishamudin Husein, en Penang, a unos 80 kilómetros de Kuala Lumpur y donde se celebran las conferencias de prensa sobre el aparato desaparecido..

La lista oficial de países que se han sumado a la búsqueda la componen Australia, Bangladesh, Birmania (Myanmar), Brunei, China, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Filipinas, Francia, India, Indonesia, Japón, Kazajistán, Kirguizistán, Laos, Malasia, Nueva Zelanda, Pakistán, Reino Unidos, Rusia, Singapur, Tailandia, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam. 

El ministro ha indicado que también han requerido a los nuevos socios información especial, como análisis y datos de satélites y radares, y cualquier elemento de búsqueda terrestre y marítima.

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur a las 00:41 hora local (16.41 GMT del viernes 7) y tenía previsto aterrizar en Pekín unas seis horas más tarde, pero desapareció de los radares unos 40 minutos después del despegue y desde entonces no se sabe nada de él ni se han encontrado restos. El Boeing 777-200 disponía de carburante para siete horas y media de vuelo.

Dos zonas de investigación

Así pues, la zona de búsqueda abarca desde Kazajistán hasta Indonesia, después de que las autoridades malasias admitiesen que el avión cambió de rumbo y voló durante cinco horas.

Por ellos, los nuevos datos, divulgados por el primer ministro de Malasia, Najib Razak, abren dos zonas de investigación: una franja que va del norte de Tailandia hasta Kazajistán y Turkmenistán, y otro corredor que parte de Indonesia y se adentra en el sur del océano Índico, al oeste de Australia.

El ministro de Defensa malasio ha indicado que la búsqueda es ahora "aún más difícil" que al principio, que se centraba en el golfo de Tailandia, porque cubre un extenso área que abarca partes de once naciones.

Datos de medios estadounidenses dicen que existen en la región 634 pistas en las que el Boeing desaparecido pudo haber aterrizado después de eludir los radares.

Por su parte, según el diario singapurés New Straits Times, el avión desaparecido habría descendido hasta unos 1.500 metros de altura para evitar ser detectado por los radares comerciales mientras cambiaba de rumbo con destino a un paradero desconocido.

Los investigadores citados por este diario indican que este "enmascaramiento" había servido a la aeronave para sobrevolar la bahía de Bengala y dirigirse al norte tierra a dentro.

Sospechas dirigidas hacia el piloto y copiloto

Por otro lado, los agentes policiales se han personado en los respectivos domicilios del capitán del vuelo del MH370, Zaharie Ahmad Shah, y el copiloto, Fariq Abdul Hamid, según el New Strait Times.

De acuerdo con la cadena CNN, la inteligencia estadounidense piensa que el piloto y el copiloto son de algún modo responsables de la desaparición del avión. No obstante, el ministro ha confirmado que no pidieron ir juntos en ese vuelo.

Además, ha despertado gran interés el mensaje que el capitán Zaharie colgó en un foro alemán de internet en el que anunciaba la creación de un simulador de vuelo propio.

"Hace un mes terminé el montaje de FSX y FS9 con seis monitores" dice la nota firmado con Capt Zaharie Ahmad Shah, Boeing 777 de Malaysia Airlines en noviembre de 2012. Agentes de policía se llevaron el simulador y dos ordenadores del piloto, aunque no localizaron su ordenador personal.

La prensa local también se hace eco de la noticia publicada por el diario inglés The Mail Sunday en la que define a Zaharie como una persona de "convicciones políticas fanáticas".

Un amigo de Zaharie, Peter Chong, lleva dos días concediendo entrevistas en las que presenta una imagen muy distinta, la de una persona cabal, incapaz de secuestrar un avión comercial con pasajeros.

El capitán Zaharie estudió en la Escuela de Aviación de Philippines Airlines en Pasay en 1980, entró un año después a trabajar para Malaysia Airlines y contaba con 18.360 horas de vuelo.

Otro grupo de agentes ha registrado la vivienda del copiloto, Fariq Ab Hamid, de 27 años. La joven sudafricana Jonti Roos ha descrito a Fariq como una persona "muy enrollada", que le permitió entrar con una amiga en la cabina y charlar y fumar allí durante un vuelo entre Phuket (Tailandia) y Kuala Lumpur en 2011.

Del copiloto, Fariq Absul Hamid, de 27 años se ha sabido por la información de medios locales que iba a casarse con una piloto de otra compañía aérea, informan hoy medios locales. La novia se encuentra de baja tras la desaparición de su prometido y se refugia en un hotel de Kuala Lumpur junto a la familia de éste.

Investigan a los pasajeros

La investigación en Malasia también abarca, además de a los 12 miembros de la tripulación, todos ellos malasios, a los 229 pasajeros de 14 nacionalidades. Fuentes de los servicios de inteligencia han declarado que buscan pistas sobre quién entre los pasajeros tenía experiencia y conocimientos de aviación.

Khalid Abu Bakar, inspector general de la Policía de Malasia, ha indicado que todavía no habían comprobado todos los antecedentes de los pasajeros del MH370, que son 153 ciudadanos chinos, 38 malasios, 7 indonesios, 6 australianos, 5 indios, 4 franceses, 3 estadounidenses, 2 neozelandeses, 2 ucranianos, 2 canadienses, 1 ruso, 1 italiano, 1 holandés, 1 austríaco y 1 taiwanés.

El italiano y el austríaco fueron mas tarde identificados como dos iraníes que viajaban con pasaportes robados y buscaban una vida mejor en Europa.

Noticias

anterior siguiente