Enlaces accesibilidad

El FMI califica de "buena noticia" el dato de PIB pero avisa de que "no es el final de la crisis"

       
  • El dato del cuarto trimestre "no supone que sea el final de la crisis"
  •    
  • El organismo no cree que no vaya a bajar el paro a corto plazo

Por

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha calificado de "buena noticia" el crecimiento del 0,3% del PIB español durante el cuarto trimestre de 2013, no obstante, advirtió que el dato "no supone que sea el final de la crisis" dado el elevado índice de desempleo que afecta a España, "que sigue siendo muy alto", y que no bajará en el corto plazo.

Así lo ha apuntado el asesor del departamento del FMI en Europa, Helge Berger, durante la presentación este jueves en Madrid de la última publicación de este organismo, Empleo y Crecimiento: Apoyando la Recuperación Europeaque se hizo público el martes. En el acto ha estado acompañado por otros miembros del Fondo, como la  economista Jesmin Rahman, el economista Martin Schindler y el asesor  Antonio Spilimbergo, que ha asegurado que no prevé que el paro baje a corto plazo en España.

Los asesores han coincidido en señalar que la reforma laboral en España va en la "buena dirección", pero también han apostado por "avanzar más" aunque no han querido especificar qué recomendaciones se daban desde el FMI.

No obstante, el informe presentado recoge un capítulo en el que se analiza 'el caso español' en el que aboga, por ejemplo, por eliminar la ultractividad de los convenios, desvincular la subida de los salarios ligada al IPC y rebajar las indemnizaciones por despido. Además,  resalta la necesidad de que los políticos diseñen planes de  contingencia por si estas reformas no se implementan lo  suficientemente rápido (ver .PDF en inglés).

Reformas laborales y crecimiento frágil

A nivel europeo, el FMI también resalta la necesidad de seguir con  reformas laborales y luchar contra las desventajas de la dualidad. A  su parecer, un esfuerzo global de reforma que incluya los mercados de  productos y de servicios podría aportar "sustanciales beneficios". De  hecho, afirma que la aplicación global de reformas tributarias y en  los mercados de productos y trabajo podría elevar el PIB en un 4% a  medio plazo y hasta un 12% a largo plazo, según un simulador.

En cualquier caso, el FMI considera "esenciales" las reformas  estructurales para mejorar la capacidad de crecimiento de las  economías a largo plazo, haciendo un uso más intensivo de los  recursos y una mayor productividad. En este sentido, recuerda que las  reformas globales son más eficaces que las parciales y que los  cambios deben adaptarse a las necesidades de cada país.

Por otro lado, el FMI afirma en el libro que el crecimiento  europeo se mantendrá frágil en el medio plazo, debido a las  persistentes deficencias y vulnerabilidades a nivel de los países y  en la estructura de las instituciones y bancos europeos, sobre todo  en la zona euro. Asimismo, advierte de que los niveles tan elevados de desempleo y  deuda podrían persistir durante años en muchos países sin un fuerte  crecimiento, "prolongando el dolor de la crisis mucho más tiempo".

"La consiguiente erosión de su capital humano podría frenar el  crecimiento potencial en Europa durante una generación", alerta. Según el FMI, a pesar de los esfuerzos hechos durante la crisis,  el crecimiento y el empleo siguen siendo "frágiles" y las  perspectivas de una expansión vigorosa son "modestas". Además, el  desempleo se mantiene alto en casi todos los países y los balances de  bancos, sector público, empresas y hogares siguen siendo una fuente  de dificultades.

Noticias

anterior siguiente