Enlaces accesibilidad

La Reserva Federal de EE.UU. mantiene su programa de estímulos tras la última crisis fiscal

       
  • La Fed sigue comprando 85.000 millones de dólares mensuales en bonos
  •    
  • Los analistas creen que mantendrá el programa hasta marzo

Por
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal. AFP Chip Somodevilla/Getty Images/AFP

La Reserva  Federal (Fed) ha decidido mantener sus estímulos a la economía de Estados Unidos que, en su  lento crecimiento, sigue vapuleada por una casi constante crisis  política. Al término de su penúltima reunión de este año, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva, que dirige la política monetaria, calificó de "moderado" el crecimiento de la economía y anotó que "ha habido cierta mejora" en el mercado laboral.

El banco central estadounidense sigue con la adquisición mensual de unos  85.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y títulos hipotecarios. Una política que los analistas creen que se mantendrá al menos hasta la  reunión del 18 y 19 de marzo y, para entonces, las compras bajarán a  unos 70.000 millones de dólares mensuales.

En el seno del Comité algunos miembros están preocupados por los  riesgos de un brote inflacionario, mientras que a otros les preocupa el  bajo índice de inflación y la falta de resolución a largo plazo de las  disputas políticas sobre el déficit fiscal y la deuda nacional, cuyo último capítulo de división partidista se cerró en falso el 17 de octubre.

Una novedad en el comunicado del Comité es su referencia a que el "resurgente" sector de la vivienda "se ha frenado un tanto".

Al aproximarse el centenario de su creación la Reserva encara la  transición de la presidencia de Ben Bernanke, que concluye en enero, y  la confirmación de la actual vicepresidenta de la institución, Janet  Yellen, como la primera mujer al frente de la Fed.

Compras desde 2008

La Reserva comenzó su programa de adquisiciones de activos en 2008 para  restaurar el funcionamiento y la liquidez de los mercados, vapuleados  por una crisis financiera y la recesión más profunda y prolongada en  casi ocho décadas.

La segunda y tercera rondas de compras procuraron estimular la demanda  de activos de alto rendimiento bajando las tasas de interés de los  títulos gubernamentales y los respaldados por hipotecas.  Pero algunos expertos señalan que la tercera versión de este programa,  que comenzó en septiembre de 2012 cuando ya no había una crisis, generó como efecto secundario la toma de riesgos en los mercados  financieros.

Yellen y el presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York,  William Dudley sostienen que la mejor forma de evitar las "burbujas" de  especulación financiera es mediante las regulaciones de los sistemas  financieros en lugar de aumentar las tasas de interés.

Tasa de interés en el 0,24%

El Comité, por nueve votos contra uno, ha decidido que mantendrá en menos del 0,24% la tasa de interés de referencia, un nivel históricamente bajo, que se fijó en diciembre de 2008. Bernanke ha reiterado su promesa de que la tasa seguirá allí hasta que el  índice de desempleo, que actualmente es del 7,2% se aproxime al 6,5%.

Durante la recesión, EE.UU. perdió unos 8,4 millones de puestos de trabajo  y, aunque el empleo ha estado creciendo durante casi un año todavía  está lejos de retornar a los niveles de diciembre de 2007 cuando comenzó  la Gran Recesión y el índice estaba en el 5%.

Los gestores de la política monetaria tampoco pueden sentirse muy  satisfechos por los datos de inflación: desde noviembre de 2012  el costo de vida se ha colocado a medio punto porcentual por debajo del 2%  que es la meta que al Reserva considera saludable para un crecimiento  económico sostenido.

Noticias

anterior siguiente