Enlaces accesibilidad

Corea del Sur veta productos pesqueros japoneses por la contaminación de Fukushima

  • El Gobierno surcoreano ha tachado de "insuficiente" la información de Japón
  • Seúl ha rebajado la dosis permitida de radiación en los productos del mar
  • TEPCO ha detectado una posible fuga de un depósito filtrada en el subsuelo

Por
El viceministro surcoreano de Asuntos Marítimos y Pesca, Son Jae-hak, muestra en un documento las prefecturas japonesas de las zonas prohibiciones de importación (en rojo) impuestas por Corea del Sur y China, respectivamente.
El viceministro surcoreano de Asuntos Marítimos y Pesca, Son Jae-hak, muestra en un documento las prefecturas japonesas de las zonas prohibiciones de importación (en rojo) impuestas por Corea del Sur y China, respectivamente. REUTERS REUTERS

Corea del Sur ha dado orden este viernes de que se prohiba la importación de todos los productos pesqueros de ocho prefecturas de Japón, entre ellas Fukushima, ante la alarma generada por las fugas de radiación al mar en el país vecino, según ha informado el Ministerio de Océanos y Pesca de Seúl.

"Todos los productos pesqueros procedentes de esta región se prohibirán, independientemente de si están contaminados o no", ha indicado este viernes el Ministerio en una nota de prensa.

En ella, ha explicado que los ciudadanos surcoreanos "están cada vez más preocupados por el hecho de que cientos de toneladas de agua contaminada con radiación se filtran todos los días desde el lugar donde se produjo el accidente nuclear de Fukushima".

El Gobierno surcoreano, que ya imponía restricciones puntuales sobre 50 productos pesqueros concretos de las áreas aledañas a la malograda central, también ha criticado que "la información que el gobierno japonés ha proporcionado hasta ahora no es suficiente para predecir la evolución futura" de la situación.

Por otro lado, este viernes la operadora de la central nuclear de Fukushima ha detectado sustancias radiactivas por encima de los 650 becquereles en agua subterránea cerca de uno de los depósitos de almacenamiento con problemas de fugas, según han informado los medios nipones.

Ocho prefecturas vetadas

La nueva prohibición surcoreana afecta a todos los productos procedentes de la pesca de las prefecturas japonesas de Fukushima, Aomori, Ibaraki, Gunma, Miyagi, Iwate, Tochigi y Chiba.

El ejecutivo surcoreano también ha anunciado este viernes que, en caso de detectar material radiactivo como el cesio o el yodo -incluso en dosis minúsculas- en cargamentos pesqueros procedentes de cualquier otra región japonesa, solicitará a Tokio pruebas adicionales antes de permitir su importación al país.

Por último, Seúl ha rebajado la dosis permitida de radiación en los productos del mar de los actuales 370 becquereles por kilogramo, una cantidad que ya era inofensiva, a solo 100 Bq/kg.

Posibles nuevas filtraciones subterráneas

Por otro lado, según han informado este viernes los medios nipones, la operadora de la central nuclear de Fukushima ha detectado sustancias radiactivas por encima de los 650 becquereles en agua subterránea cerca de uno de los depósitos de almacenamiento con problemas de fugas.

Las sustancias radiactivas detectadas muestran la posibilidad de que el agua tóxica del tanque defectuoso ha podido llegar al subsuelo, según ha señalado la operadora de la planta, "Tokyo Electric Power" (TEPCO).

El agua fue recogida el miércoles a más de doce metros al sur del tanque en la zona del reactor 4 donde se detectó una fuga de más de 300 toneladas de agua contaminada.

La radiación del agua subterránea encontrada es menor de los niveles registrados en la que contiene el tanque por lo que TEPCO cree que se ha podido diluir con la lluvia.

La operadora de la central nuclear de Fukushima reconoció este verano que se estaban vertiendo centenares de toneladas de agua contaminada al mar desde el subsuelo de los edificios de los reactores nucleares de la planta.

El Gobierno japonés aprobó el martes una partida de unos 360 millones de euros para solventar las fugas producidas en esta central parcialmente destruida por el tsunami que siguió al terremoto de marzo de 2011.

Tanto la ciudadanía surcoreana como numerosos grupos ecologistas y organizaciones civiles han instado las pasadas semanas al Gobierno del país a prohibir las importaciones pesqueras japonesas.

Además, el miedo generalizado a la radiación procedente del país vecino está dando lugar a una fuerte caída en el consumo de productos de la pesca en Corea del Sur, según datos del Gobierno.

Noticias

anterior siguiente