Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los ruidos que provocamos los humanos en el mar no sólo desorienta a los animales, sino que también alteran a la flora marina. La contaminación acústica está matando a las poblaciones de posidonia, los bosques del mar. En el último siglo se han introducido muchas fuentes de ruido artificial en el medio marino y ahora se ha podido demostrar que afectan negativamente a los organismos que viven en él. Un estudio de la UPC, en Barcelona, concluye que el ruido de origen humano puede reducir las poblaciones de posidonia. Foto: Getty Images.

Se cumplen diez días de la aparición de los primeros peces muertos en las playas del Mar Menor. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha visitado esta mañana Los Alcázares con las organizaciones ecologistas, con vecinos y también con los alcaldes de las localidades afectadas en la zona. Posteriormente se reunirá con el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, con varias premisas previas: respeto a lo que digan los científicos, al cumplimiento de la ley y la participación social. Foto: Juan Carlos Caval / EFE.

Juan Manuel Ruiz, profesor de Investigación del Instituto Español de Oceanografía – CSIC, ha sostenido que el Mar Menor es uno de los sitios "más bellos y excepcionales" de litoral español. En 24 horas de RNE ha explicado que la relación del hombre con el Mar Menor comienza con la minería intensiva, que supone un proceso de aportación de sedimentos desde la sierra de Cartagena hasta el propio mar. "Ahí comienza la degradación y le siguen otros hitos como la apertura del canal del Estacio en los años 70", ha indicado y ha sostenido que, a partir de 2016, se observa un fenómeno denominado "sopa verde" que es la "cara visible" de un proceso que empieza décadas atrás. "Desde entonces, lo que tenemos es otro Mar Menor".

La situación crítica la ha achacado a los vertidos que llegan hasta el mar: "Entradas masivas de nutrientes, nitrógenos y fosforo, procedentes de la acción humana como la agricultura y los núcleos urbanos". Para solucionarla, el profesor de Investigación del Instituto Español de Oceanografía ha considerado necesario regular esos aportes, disminuirlos y crear infraestructuras "que se ajusten al sistema para que sea sostenible". "El Mar Menor no es un enfermo terminal, su destino no es la muerte. Si aplicamos las medidas en el origen del problema, en las entradas de nitrógeno y de fosforo, el Mar Menor se recuperará".

Cientos de miles de peces muertos cubren las playas del Mar Menor desde hace más de una semana. El Gobierno considera "un auténtico drama natural" lo que sufre el Mar menor, pero deja claro que la situación no es "fruto de un fin de semana", sino que se ha producido como consecuencia de un periodo dilatado de "inacción" por parte del Gobierno de Murcia a la hora de ejercer sus competencias.

El ecocidio podría convertirse en nuevo crimen contra la humanidad. Un grupo de expertos y ONGs piden que la Corte Penal Internacional lo incluya como delito, para prevenir desastres medioambientales. El desastre del Prestige o de Aznalcóllar son claros ejemplos de esta destrucción masiva de uno o varios ecosistemas. Es un daño ilícito o arbitrario grave y duradero provocado contra el medio ambiente. Ahora un grupo de expertos y la campaña Spot Ecocidio pretenden que la Corte Penal Internacional lo considere un crimen internacional. El objetivo es prevenir este tipo de desastres, pero también que el daño deliberado que humanos, industrias o gobiernos causan a la naturaleza no quede impune.

El mucílago o moco marino es una capa viscosa que se extiende por amplias zonas de la costa de Estambul y el mar de Mármara. Está formada por una eclosión repentina de microalgas y fitoplancton, como reacción natural al exceso de nutrientes en el agua, materia orgánica que llega al mar por el vertido de aguas fecales y sin depurar desde Estambul. La sustancia es tan densa que complica la navegación. El mucílago no es tóxico, pero tapa la radiación solar y consume oxígeno, lo que puede tener graves consecuencias para la vida marina.

FOTO: REUTERS/Mehmet Caliskan

Tras la publicación de un informe de Greenpeace sobre los elevados volúmenes de residuos plásticos que llegaban al país procedentes especialmente de Reino Unido y Alemania para su posterior reciclaje, el Gobierno Turco ha decidido poner fin a su importación. De esta forma, Turquía pone coto al riesgo de que estos desechos acaben en vertederos ilegales o contaminando las aguas.

En el mar de Mármara (Turquía), ha aparecido flotando una sustancia espesa, blanquecina y de extensión kilométrica. Son restos de mucílago marino, también conocido como 'moco de mar'. Su origen está en las profundidades y nace de la actividad del fitoplancton, un microorganismo muy habitual en el ecosistema marino, aunque no en proporciones masivas. El motivo es el aumento en la temperatura de las aguas del Mediterráneo y un vertido excesivo de fertilizantes. 

Foto: EFE/EPA/ERDEM SAHIN

Desde 2005, cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial del Reciclaje para concienciar a la sociedad de que todavía queda mucho por hacer. En España se destinan al reciclaje menos del 40% de los residuos urbanos, y solo el 25% de los envases de plástico se recoge para reciclar, según Greenpeace.

Además, el país está lejos de los objetivos de la Union Europea, que por ejemplo dice para que 2025 se deberían reciclar al menos el 50% de los plásticos. Los expertos piden un mayor compromiso de los ciudadadanos y las empresas para reciclar, y del Gobierno para aprobar una ley de residuos más ambiciosa.

Productores de ostras en Nueva Inglaterra (Estados Unidos) están ganando dinero por devolver estos preciados bivalvos al mar en vez de venderlos en los restaurantes, que como en tantos lugares del mundo, han tenido que cerrar por la pandemia.

La salvación ha llegado de un proyecto de 'The Nature Conservancy' que ha convencido al Gobierno federal para que compre las ostras que los productores no podían vender y las use para limpiar el agua y reconstruir los arrecifes de moluscos que han ido desapareciendo por la contaminación y la sobrepesca.

En los últimos días hemos conocido varios estudios que indican que el mestizaje entre neandertales sapiens fue mucho más frecuente de lo que se creía hasta el punto de que algunos expertos sugieren que los primeros pudieron ser absorbidos por las poblaciones humanas modernas que colonizaron Europa y Asia. Por cierto, que un equipo internacional ha publicado en Science la recuperación de ADN nuclear de neandertales a partir del sedimento de dos cuevas siberianas y de la Galería de las Estatuas, en la Cueva Mayor de la sierra de Atapuerca. Un trabajo que permitirá  identificar a los moradores de una cueva prehistórica aunque no haya fósiles humanos. Hemos entrevistado a Carles Lalueza Fox, experto en paleogenética.
La opinión pública en general y la comunidad científica en particular, siguen impactadas por las imágenes de maltrato animal en el laboratorio Vivotecnia, en Madrid. Un comportamiento que ha sido calificado de absolutamente inaceptable por Lluís Montoliu, presidente del Comité de Ética del CSIC, quien ha lamentado la crueldad y la falta de empatía con los animales. Cuando la humanidad quiere unirse frente a un mal común lo consigue. Lo está haciendo contra el coronavirus y lo hizo contra el agujero de ozono, descubierto por el mejicano Mario Molina y el estadounidense Frank Sherwood, cuyo trabajo –ha recordado Javier Cacho-- llevó a la firma del Protocolo de Montreal en 1987 y que ambos científicos fueran galardonados con el Premio Nobel de Química en 1995. La COVID 19 ha afectado gravemente a la salud, a la economía, pero también a nuestra forma de hablar con palabras y expresiones que se han incorporado a nuestro lenguaje cotidiano como nos ha contado Eva Rodríguez, quién también nos ha informado de la incorporación del plástico a la cadena trófica y la foto de una medusa con un trozo de plástico en su interior. El doctor Gargantilla nos ha hablado de los avances médicos que surgieron en la I Guerra Mundial, como los rayos X, las transfusiones sanguíneas y de la famosa píldora número 9 de los botiquines de campaña. Con Esther García hemos visitado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales la exposición de pintura “Arte y Ciencia del siglo XXI”, una muestra que se enmarca en el 250 aniversario de la institución y que se puede visitar hasta el 30 de agosto. Con testimonios de su comisario, el biogeógrafo David Vieites; de la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez; y del director del museo, Santiago Merino.