Enlaces accesibilidad

Francia se une a EE.UU. para una posible intervención en Siria y Alemania se desmarca

       
  • Hollande dice que está dispuesto a actuar en Siria sin el Reino Unido
  •    
  • Berlín, en cambio, descarta participar en una intervención militar en el país
  •    
  • Los expertos de la ONU retoman sus investigaciones en el último día de misión
       

Por
El presidente francés, François Hollande,
El presidente francés, François Hollande. EFE EFE/EPA/YOAN VALAT

El presidente francés, François Hollande, ha asegurado este viernes que la negativa del Parlamento británico a intervenir en Siria no cambia la postura de Francia, país que ha dicho estar "preparado" para actuar.

"Cada país es soberano para participar o no en una operación. Eso vale tanto para el Reino Unido como para Francia", ha indicado en una entrevista concedida al diario Le Monde, en la que ha destacado que "la masacre química de Damasco no puede ni debe quedar impune".

El jefe del Estado ha recalcado que no es favorable a una intervención internacional dirigida a "liberar" Siria o a "derrocar al dictador", en referencia al presidente Bachar Al Asad, pero sí ha dejado claro que "debe ponerse un freno a un régimen que comete lo irreparable contra su población".

No hacer nada, en su opinión, "sería tomar el riesgo de una escalada (de violencia) que banalizaría el uso de armas químicas y amenazaría a otros países".

"Si el Consejo no actúa, se apoyará en la Liga Árabe"

"Si el Consejo de Seguridad se ve impedido para actuar, se formará una coalición. Deberá ser lo más amplia posible. Se apoyará sobre la Liga Árabe, que ha condenado el crimen y ha alertado a la comunidad internacional", ha añadido Hollande.

El presidente francés ha recalcado que aunque esa coalición "contará con el apoyo de los europeos, hay pocos países que tienen la capacidad de infligir una sanción con los medios apropiados".

Francia, en sus palabras, forma parte del grupo de naciones que cuentan con esos medios. Y, según ha avanzado, "está preparada" y decidirá su postura "en estrecha vinculación con sus aliados".

Hollande no ha excluido una posible intervención antes del próximo miércoles, fecha en la que el Parlamento galo va a analizar la situación en Siria en una sesión extraordinaria no sometida a voto, y ha anunciado que tiene previsto mantener este mismo viernes con el presidente estadounidense, Barack Obama, "un intercambio en profundidad" sobre ese país.

Para el presidente, ya no se trata de establecer si el pasado 21 de agosto se utilizaron armas químicas a las afueras de Damasco, "porque incluso las autoridades sirias no lo niegan", sino de conocer la autoría, sobre la que Francia dice tener "un manojo de pruebas" que apuntan al régimen.

Evita hablar de iniciar una "guerra"

Hollande ha evitado hablar de iniciar una "guerra", y ha calificado el objetivo de "sanción de una violación monstruosa de los derechos" de las personas, que en su opinión tendrá "un valor disuasorio".

Desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, según ha recordado, han muerto unas 100.000 personas, pero con el último ataque "se ha traspasado una etapa en el horror. Y la respuesta, y no la inercia, es la que impondrá una solución política".

Hollande ha aclarado que la intervención en Irak "se hizo cuando no se había aportado ninguna prueba sobre la existencia de armas de destrucción masiva", mientras que en Siria "desgraciadamente, se han utilizado armas químicas".

Ha insistido además que Francia desea una respuesta "proporcionada y firme" contra el régimen de Damasco, y que velará para que la reacción que se tome "haga cesar la escalada de violencia".

El presidente aseguró que no es cuestión de "arrastrar" a Francia en una "aventura", pero sé preguntó qué representa un mayor peligro, si "castigar a un país que ha usado armas químicas, o dejar hacer a un clan acorralado".

Alemania se desmarca 

Alemania no va a tomar parte en un ataque militar internacional contra Siria, ha afirmado su ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, en una entrevista con el diario local Neue Osnabrücker Zeitung.

Sus declaraciones, difundidas poco después del rechazo del parlamento británico a intervenir, contrastan con la convicción de París y Washington de seguir adelante con la intervención externa.

"Una participación de este tipo no ha sido ni solicitada ni ofrecida por nuestra parte", ha asegurado el jefe de la diplomacia alemana al ser interrogado al respecto, según la transcripción avanzada este viernes y que será publicada este sábado íntegramente.

Westerwelle ha argumentado que la Constitución alemana y la jurisprudencia nacional establecen unas claras fronteras en este ámbito.

El camino a seguir, ha dicho el ministro, es lograr una "posición común" del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, algo que ha sido imposible hasta la fecha -tras más de dos años de guerra civil en Siria- por las posturas irreconciliables de, por un lado, Estados Unidos, Reino Unido y Francia y, por otro, Rusia y China.

Además, Westerwell ha destacado que Berlín espera que "el trabajo de los inspectores de las Naciones Unidas concluya lo más rápido posible", para avanzar sobre hechos contrastados.

El Gobierno alemán trabaja, como atestiguan los intensos contactos internacionales de las últimas 48 horas, para que la comunidad internacional dé una "respuesta clara" al presunto ataque con gas venenoso del régimen de Bachar al Asad, reiteró hoy en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert.

La comunidad internacional debe mantener una "postura clara" ante un "delito que no puede quedar sin consecuencias" y que con "muchas probabilidades" fue orquestado por miembros del régimen, según el portavoz.

Los expertos de la ONU retoman sus investigaciones 

El equipo de expertos de la ONU se ha dirigido este viernes a un hospital militar de Damasco para continuar con sus pesquisas sobre el uso de armas químicas, en su última jornada de investigaciones sobre el terreno.

Fuentes de la ONU en Damasco han informado de que los investigadores internacionales realizarán en ese hospital algunas pruebas, sin precisar si visitarán más tarde zonas afectadas por el supuesto ataque químico.

Los expertos tienen previsto abandonar Siria este sábado, mientras que otro equipo encabezado por la representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Angela Kane, ya ha salido hacia Beirut.

Noticias

anterior siguiente