Enlaces accesibilidad

La muerte de tres palestinos en una operación israelí provoca el primer parón del diálogo de paz

       
  • Tres palestinos han muerto en una incursión israelí en el campo de Kalandia
  •    
  • Iban a detener a un "terrorista" y se han visto rodeados por cientos de palestinos

Por
La muerte de tres palestinos en una operación israelí provoca el primer parón del diálogo de paz

Soldados israelíes han matado a tres palestinos y herido al menos a otros 15 en un enfrentamiento en el campo de Kalandia, en Cisjordania, lo que ha provocado la suspensión de una nueva ronda de diálogo prevista entre la delegación palestina e israelí. Este es el primer parón del proceso de paz, apenas un mes después de su inicio.

La delegación palestina ha suspendido los dos encuentros que iba a mantener con la israelí esta noche en la ciudad cisjordana de Jericó y que hubieran conformado la cuarta ronda negociadora, según fuentes oficiales palestinas.

"La comunidad internacional está siendo contactada para coordinar una respuesta clara a los extremistas que en el Gobierno israelí intentan boicotear las negociaciones de paz", ha señalado la fuente a la agencia Efe bajo condición de anonimato.

La decisión no supone una suspensión total del proceso de paz, sino simplemente de las reuniones previstas para este lunes, si bien los palestinos podrían romper definitivamente el diálogo, que tiene una duración prevista de nueve meses, si "no hay una reacción de condena clara de la comunidad internacional", ha indicado la fuente.

Redada mortal

El motivo del enfado palestino es la muerte de tres jóvenes en una redada policial.  Robin Al Abed, de 32 años, Yunis Yahyuh (22) y Jihad Aslan (20).

El Ejército israelí ha asegurado que sus fuerzas fueron atacadas con piedras por cientos de palestinos cuando agentes de la Policía de fronteras trataban de detener al sospechoso en el campo de refugiados de Kalandia.

Según fuentes del Ejército, la operación se inició de madrugada cuando una unidad de una fuerza de seguridad israelí entró en el campo para detener a "un terrorista". Los medios israelíes dicen que la fuerza de seguridad que accedió al campo estaba compuesta por guardias de fronteras que habían entrado a bordo de vehículos camuflados de civil.

"En medio de la operación, un gran grupo formado por cientos de palestinos atacó violentamente con piedras y ladrillos a las fuerzas, que pidieron el apoyo del Ejército". "La multitud se tornó tan grande y tan violenta que la intervención de las Fuerzas de Defensa de Israel fue de vital necesidad para contenerla", precisó el portavoz oficial militar, Peter Lerner, según el cual no les quedó "otra opción que recurrir al uso de munición en defensa propia".

Para la dirigente palestina Hanan Ashraui, se trata de un caso de "uso excesivo e indiscriminado de la violencia y de munición real en zonas con densa población civil", que supone "una patente violación de la legislación internacional y humanitaria".

"Estos crímenes y los concursos para (nuevas construcciones en) los asentamientos son un mensaje claro de las verdaderas intenciones israelíes respecto al proceso de paz" y tendrán "repercusiones negativas", ha asegurado sin detallar el portavoz de la Presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina.

El ministro de Exteriores egipcio, Nabil Fahmi, que se encontraba de visita en Ramala, ha advertido de que "la continuación de las medidas agresivas de Israel contra los palestinos, sea en la forma de expansión de asentamientos, de demoliciones (de hogares palestinos) o de ataques a civiles inocentes, matará toda oportunidad de éxito de las negociaciones, cuyo éxito deseamos".

Enfrentamientos en el entierro

A diferencia de Gaza y de épocas anteriores, tres muertos en Cisjordania en un mismo incidente es un número considerable. Se trata del mayor desde 2010, en el caso de palestinos, y del segundo mayor, tras un atentado en 2011 en el que dos palestinos apuñalaron a una familia israelí de cinco miembros, incluidos dos niños y un bebé, en la colonia judía de Itamar.

Al entierro en Kalandia esta tarde han acudido cientos de palestinos, que acompañaron los cadáveres hasta el cementerio entre escenas de tensión.

Mientras los cuerpos sin vida eran transportados aparecieron dos encapuchados vestidos de milicianos que abrieron fuego al aire con fusiles en señal de venganza. También se registraron enfrentamientos entre jóvenes palestinos, que lanzaron piedras y botellas vacías, y soldados israelíes, que emplearon gases lacrimógenos y balas de caucho, según testigos.

La tensión se desplazó a otra ciudad de Cisjordania, la meridional Hebrón, donde dos jóvenes palestinos resultaron heridos y otro fue arrestado en enfrentamientos con soldados, que lanzaron gas lacrimógeno, granadas de ruido y balas de caucho, según la agencia palestina "Maan".

Algunos jóvenes palestinos lanzaron piedras a una posición militar israelí en el centro de la ciudad, la única de Cisjordania con un asentamiento judío en su interior, agregó la agencia.

Negociaciones sin avances

Se desconoce ahora cuándo tendrá lugar el próximo encuentro del proceso de paz, que se está caracterizando por el secretismo y la falta de filtraciones a la prensa.

El pasado jueves, en una recepción en Ramala a diputados de izquierda israelíes, el presidente palestino, Mahmud Abás, señaló que las conversaciones aún no han registrado avances, pero que los espera para "más adelante" porque "al principio cada parte se aferra a sus posiciones de partida". "No puedo decir que sea optimista, pero espero que no estemos simplemente perdiendo el tiempo", argumentó.

Este domingo, el presidente israelí, Simón Peres, pidió en Jerusalén "un gran esfuerzo para superar el escepticismo" porque, si existe "una oportunidad para avanzar" hacia la paz, "es ahora"
 

Noticias

anterior siguiente