Enlaces accesibilidad

Bruselas aboga por una solución para Chipre que no afecte a los pequeños ahorradores

       
  • La Comisión Europea recuerda que Chipre debe aportar 7.000 millones
  •    
  • El Ejecutivo comunitario: Nicosia rechazó gravar solo grandes depósitos
  •    
  • Merkel insiste en que el sistema bancario chipriota debe reducirse

Enlaces relacionados

Por
La incertidumbre en Chipre enciende las alarmas en la Unión Europea

La Comisión Europea ha urgido a alcanzar un acuerdo sobre el plan de rescate de Chipre, un acuerdo que -ha insistido- "corresponde a los gobiernos de los Estados miembros y ninguna decisión puede adoptarse sin tener en cuenta al propio Chipre". En un comunicado emitido este miércoles, el Ejecutivo comunitario confía en que se encuentre "una solución alternativa" a la diseñada en el Eurogrupo del pasado sábado, "preferiblemente, sin imponer un impuesto en los depósitos inferiores a 100.000 euros”.

Ese plan fue rechazado el martes por el Parlamento chipriota en una votación en la que ningún partido voto a favor, ni siquiera el del presidente Anastasiades, cuyos 19 diputados se abstuvieron. Ahora, Gobierno y el resto de fuerzas políticas negocian un plan B para renegociar el plan del rescate europeo.

El Gobierno chipriota rechaza gravar solo los grandes depósitos

La nota de Bruselas incluye una referencia expresa a la imposición de  una tasa a depósitos inferiores a 100.000 euros en la que se destaca  (incluso gráficamente, al escribirlo con mayúsculas) que la Comisión  "dejó claro en el Eurogrupo ANTES de la votación en el Parlamento  chipriota que se podría aceptar una solución alternativa que respetase  los parámetros financieros, preferiblemente sin imponer una tasa a los  depósitos de menos de 100.000 euros". "Las autoridades chipriotas no  aceptaron ese escenario alternativo", concluye el comunicado. (Ver documento en pdf.)

Esa condición ineludible de respetar "la sostenibilidad de la deuda y los parámetros económicos" fijados en ese programa significa que los socios europeos no aportarán más de 10.000 millones de euros, por lo que Chipre deberá aportar los 7.000 millones restantes que se necesitan para recapitalizar las cuentas del país.

Precisamente, para cumplir con esa aportación, se incluyó la imposición de una tasa sobre los depósitos en los bancos chipriotas que debería permitir recaudar 5.800 millones de euros. El sábado, el Eurogrupo y Chipre presentaron un programa en el que el impuesto gravaba con un 6,75% los depósitos inferiores a 100.000 euros y con un 9,9% los superiores a esa cantidad.

Tras las protestas de la población chipriota, los ministros de Finanzas de los países del euro se volvieron a reunir el lunes para matizar que preferían que esa tasa no se impusiera a los pequeños ahorradores, es decir, a los depósitos inferiores a 100.000 euros. Pero el Gobierno de Chipre presentó al Parlamento del país un impuesto del que solo quedaban exonerados los ahorros menores a 20.000 euros y la Cámara rechazó esa fórmula y, con ella, todo el programa de rescate europeo.

Esa es la misma preferencia que ha reiterado este miércoles la Comisión Europea, cuyo portavoz ha insistido en que corresponde al Gobierno chipriota definir el sistema para recaudar el dinero necesario para su aportación.

La liquidez del BCE a Chipre, en el aire

Otro de los miembros de la troika, el Banco Central Europeo (BCE) emitió este martes un comunicado en el que reiteraba su compromiso de proporcionar la liquidez necesaria a todos los bancos de la eurozona.

Sin embargo, este miércoles, el representante alemán en el directorio del BCE, Jörg Asmussen, ha advertido de que las actuales normas del organismo solo permiten conceder liquidez urgente a los bancos solventes, una condición que -ha destacado- no es segura en el caso de las entidades chipriotas.

"La solvencia de los bancos chipriotas no está asegurada si no se decide pronto un programa de ayuda que garantice una recapitalización rápida del sector bancario", ha avisado Asmussen.

En esa misma línea, la ministra de Finanzas de Austria, Maria Fekter, ha advertido a Chipre que, sin aprobar un plan de rescate, sus bancos no podrán abrir esta semana "porque el BCE no otorgará más liquidez".

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha dicho que el rechazo del Parlamento de Nicosia al plan de rescate "es perjudicial para los chipriotas", y ha manifestado su preocupación por la situación del país por lo que ha pedido "que se llegue a un acuerdo lo antes posible". Además, ha reiterado que "en Europa los ahorros hasta 100.000 euros están garantizados" y que "el sistema financiero de Chipre es muy específico en tamaño y estructura".

Merkel insiste en reducir el sistema bancario chipriota

Por su parte, desde Berlín, la canciller alemana ha lamentado el rechazo del Parlamento chipriota al programa definido el sábado. Angela Merkel ha confiado en que se alcance un acuerdo sobre una solución alternativa, pero ha recordado que el sistema financiero de Chipre está sobredimensionado y debe reducirse para ser sostenible.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha lamentado el rechazo del Parlamento chipriota al programa definido el sábado. Angela Merkel ha confiado en que se alcance un acuerdo sobre una solución alternativa, pero ha recordado que el sistema financiero de Chipre está sobredimensionado y debe reducirse para ser sostenible.

Al igual que su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, Merkel ha reiterado que no fue Alemania quien propuso gravar los depósitos de los pequeños ahorradores. Schäuble ha sido señalado por parte de la prensa alemana como el autor de ese impuesto sobre los depósitos.

Uno de los diarios más prestigiosos de Alemania, el muniqués Süddeustche Zeitung, apunta a que fue el ministro de Finanzas germano, Wolfgang Schauble, quien exigió la imposición de un impuesto sobre todos los depósitos de los bancos chipriotas, incluidos los de los pequeños ahorradores.

Ante la comisión para Europa del Bundestag (la Cámara baja del  Parlamento alemán) que el Eurogrupo aprueba que los ahorradores con  menos de 100.000 euros en bancos chipriotas no contribuyan al rescate.

Berlín: Los grandes depositantes sí deben contribuir

Después  de esa intervención, y en referencia al resultado de la reunión del  lunes pasado, Merkel ha reiterado ante los periodistas que "el Eurogrupo  ha vuelto a dejar de nuevo claro que encontraría correcto que los  depositantes con menos de 100.000 euros no se viesen involucrados". Merkel ha recalcado que considera que los ahorradores con más de 100.000 euros sí deben contribuir al rescate.

El Gobierno alemán ha mantenido desde que estalló la polémica actual que considera "justo" que los grandes depositantes se vean involucrados en el rescate, que "hagan su parte", pero que el reparto concreto de las cargas que presentó el sábado fue una decisión exclusiva de Nicosia.

Berlín ha recordado en este sentido que el Parlamento chipriota puede modificar las tasas aplicadas a cada tramo de los depósitos, pero que la contribución total al rescate de esa partida, unos 5.800 millones de euros, debe mantenerse.

Si los socios de Chipre se negaron a aportar el total de los 17.000 millones de euros -menos de la mitad de lo inyectado en la banca española- fue porque esa cantidad desestabilizaría totalmente las cuentas públicas del pequeño país europeo, ha indicado Merkel. Ese volumen de necesidades financieras "supone el 100% del producto interior bruto (PIB) de Chipre", ha destacado la canciller, lo que dispararía la deuda del país hasta lo insostenible.

Merkel recalcó asimismo que "Alemania por supuesto que quiere una solución" a la crisis chipriota: "Chipre es nuestro socio en la zona euro y por eso estamos obligados a encontrar conjuntamente una solución", ha argumentado.

Noticias

anterior siguiente