Enlaces accesibilidad

Buenas taquillas avalan a las nominadas a Mejor Película

       
  • Las nueve películas finalistas han recaudado un 52% más de taquilla que el año pasado
  •    
  • El lado bueno de las cosas se mantiene en el Top-10 tras 14 semanas en cartel

Por
Tras las nominaciones 'Argo' ha sumado 16,5 millones de dólares, un 13% de sus casi 127 millones acumulados
Tras las nominaciones 'Argo' ha sumado 16,5 millones de dólares, un 13% de sus casi 127 millones acumulados EFE mn PT AA

Al igual que sucedía el año pasado serán nueve los títulos que el próximo domingo opten al Oscar a mejor película de entre todas las estrenadas en 2012. Al observar los números de uno y otro año lo primero que llama la atención es que las que están a la espera de los premios han tenido más gancho entre los espectadores que las de un año antes. Si las nueve candidatas a mejor película de 2011 habían recaudado 605 millones de dólares antes de la ceremonia de entrega las estrenadas en 2012 llevan ya sumados 919 millones (un 52% más). Y eso que aún faltan siete días por contabilizar. La gran diferencia se produce entre la cifra generada antes de conocerse las nominaciones y el efecto en taquilla de estas. Si el año pasado las candidaturas permitieron aumentar la recaudación un 14% (86,5 millones) este año esa cifra incremental se ha ido hasta el 32.5% (298,6 millones). Incluso antes de las nominaciones las películas seleccionadas atrajeron más público en 2012 (620,4 millones de dólares en entradas vendidas) que en 2011 (518,7 millones).

Las finalistas en la taquilla

La primera de las nominadas a mejor película en llegar a la cartelera fue Bestias del sur salvaje. Estrenada a finales de junio de la mano de Fox Searchlight probablemente no imaginaba que tendría opociones tan importantes de cara a los Oscar (ha recibido sólo cuatro nominaciones pero de las consideradas importantes: película, director, actriz protagonista y guión adaptado). Arrancó únicamente en cuatro salas y fue incrementando presencia hasta llegar a las 318 pantallas. Antes de saberse las nominaciones había recaudado 11,3 millones de dólares. Ha pasado de cuatro a casi cien locales si bien su recaudación adicional no ha pasado de los 828.000$, apenas un 7% del total acumulado hasta la fecha.

A mediados de octubre Warner estrenaba Argo en más de 3.000 complejos. Hasta el jueves 10 de enero llevaba recaudados 110,3 millones de dólares. El fin de semana previo seguía estando presente en 300 salas pero desde el inmediatamente siguiente fue aumentando presencia desde los 620 hasta los 1.400 cines de hace quince días. Tras las nominaciones ha sumado 16,5 millones de dólares, un 13% de sus casi 127 millones acumulados en estos momentos. Opta a siete estatuillas siendo las más destacadas, además de la de mejor película, las de guión adaptado y mejor actor de reparto, echándose en falta de forma flagrante la candidatura a mejor director para Ben Affleck.

A principios de noviembre llegaba el turno de Lincoln, que Buena Vista distribuyó primero en once salas para aumentar posteriormente hasta las casi 2.300 que exhibían la película en Navidades. El fin de semana previo a hacerse públicas las candidaturas estaba presente en 1.900 cines y llevaba acumulados 145,5 millones de dólares cuando recibió las nominaciones. Ha llegado a estar de nuevo en casi 2.200 salas y todavía la exhiben mil locales. Acumula algo más de 176 millones de dólares (la más taquillera de todas las candidatas a mejor película) de los cuales un 17% (30,7 millones) se han generado al amparo de las nominaciones.  Esta sí era una apuesta con la vista puesta en las candidaturas y en los Oscar desde el primer momento y no parece que le haya salido mal la jugada: es el título con más opciones (doce) con seis de las siete más codiciadas (película, director, actor protagonista, actor y actriz de reparto y guión adaptado).

Una semana más tarde se estrenaba otra de las películas que más claro tenían que su objetivo era acaparar nominaciones, El lado bueno de las cosas. La de los hermanos Weinstein iniciaba su andadura en dieciséis cines y crecía hasta los cerca de 400 en Navidades. Justo en vísperas de despedir 2012 estaba presente en 745 locales. Tras recibir sus ocho nominaciones pasó a verse en 2.500 complejos, llegó a los 2.800 hace dos semanas y actualmente aún supera las 2.200 salas. Antes del 10 de enero había recaudado 35,7 millones de dólares. En estos momentos suma 98,5 millones, un 64% de los cuales (casi 63 millones) se ha generado tras recibir las nominaciones. Es la segunda entre las nueve candidatas a mejor película que mejor provecho ha sacado a las candidaturas; es la que se proyecta en más cines en estos momentos, la que mejor cifra obtiene en taquilla y la que presenta un mejor mantenimiento. Y es la única que reúne las siete nominaciones más preciadas: película, director, actor y actriz protagonista, actor y actriz de reparto y guión adaptado.

Apenas cinco días más tarde Fox estrenaba otra de las películas que sonaban con fuerza, desde el principio, de cara a los Oscar, La vida de Pi. En este caso fue un estreno masivo desde el inicio, con cerca de tres mil cines exhibiendo la nueva obra de Ang Lee. Tras caer hasta los 760 locales coincidiendo con las nominaciones (llevaba recaudados casi 92 millones de dólares) creció hasta los 1.260 complejos. Ha sumado otros 19 millones hasta la fecha, un 17% de los casi 111 que acumula actualmente. Es la segunda película en número de candidaturas, once, tres de primera categoría (película, director y guión adaptado) seis técnicas y dos por la música (banda sonora y canción).

El 19 de diciembre fue la fecha elegida por La noche más oscura y Amor, ambas distribuidas por Sony, una por su rama más comercial y la otra por la división especializada en cine independiente. La dirigida por Kathryn Bigelow arrancaba en cinco cines y, en cuarta semana, coincidiendo con las nominaciones, ya se podía ver en casi 3.000 complejos, gracias a lo cual un 94% de su recaudacion acumulada (82,8 millones de 88) se ha generado tras hacerse públicas las candidaturas. Como le sucedía a Argo, ha recibido la nominación a mejor película pero no a mejor dirección. Tiene otras cuatro opciones de entre las que destacan la de mejor actriz protagonista y la de mejor guión original.

En el caso de la película dirigida por Michael Haneke toda la estrategia de distribución ha pasado por una presencia limitada (como suele suceder con la inmensa mayoría de títulos de producción no norteamericana). Empezó estando presente en tres cines, pasó a quince en vísperas de las nominaciones y creció hasta los 300 actuales en fases diferentes. El resultado para Amor, proporcionalmente, ha sido muy similar al de La noche más oscura: un 91% de su taquilla acumulada, unos cuatro millones de dólares (la cifra más baja de entre las nueve finalistas a mejor película) se ha generado a partir del 10 de enero. Sus cinco nominaciones son de primer nivel: película, director, actriz protagonista, guión original y mejor película de habla no inglesa.

La última de las candidatas al Oscar a mejor película de 2012 en llegar a las pantallas norteamericanas, Los Miserables, eligió el día de Navidad para su estreno comercial. Presencia masiva desde el principio con cerca de tres mil cines proyectando el musical. Cuando se hicieron públicas las nominaciones había recaudado casi 107 millones de dólares, un 74% de los 145,5 millones que acumula en estos momentos. Empata con El lado bueno de las cosas a ocho candidaturas, la tercera mejor marca, con tres opciones de primer nivel: película, actor protagonista y actriz de reparto y, sieno un musical, la obligada nominación a mejor canción.

Una vez se conozca el veredicto de los académicos norteamericanos se sabrá cómo afecta esa decisión a la taquilla post-Oscar. Si En tierra hostil, ganandora en 2010, aumentó cerca de un 16% su recaudación tras llevarse el gran premio (2,3 millones más para alcanzar los 17 finales), El discurso del rey lo hizo en un 18.6% al año siguiente (21 millones adicionales para cerrar con 135); The artist, en cambio, creció un espectacular 40.6% gracias a sus cinco estatuillas, desde los poco más de 31 millones acumulados antes de la ceremonia de entrega hasta los más de 44,6 con que finalizó su carrera comercial en Norteamérica. Esta proporción, algo inferior a la lograda en su día por Slumdog Millionaire, es lo máximo a lo que parece pueden aspirar a mejorar sus ingresos las grandes beneficiadas en la gala del próximo domingo. No es lo habitual pero sucede de vez en cuando. En función de cual sea la cifra de partida, estamos hablando de unos millones de dólares nada despreciables. Sumando los que hayan supuesto las nominaciones entenderemos la importancia de los Oscar, más allá de la transcendencia mediática que también genera sus beneficios. Esto es Hollywood, señores.

Noticias

anterior siguiente