Enlaces accesibilidad

Los islamistas de Mali amenazan con "golpear el corazón de Francia"

       
  • "Han atacado al Islam", dice el portavoz de un grupo islamista
  •    
  • El Consejo de Seguridad apoya la intervención de Francia en Mali
  •    
  • Alemania podría dar ayuda logística y la OTAN se mantiene al margen

Por
Francia informará al Consejo de Seguridad sobre la intervención en Mali

Los grupos armados islamistas que tienen su base en el norte de Mali han amenazado este lunes con "golpear el corazón de Francia", como respuesta a los bombardeos aéreos sobre sus posiciones.

"Francia ha atacado al Islam. Nosotros golpearemos el corazón de Francia", ha declarado por teléfono a la agencia AFP un responsable del Movimiento por la Unidad y la Yihad en Africa Occidental (Mujao), Abu Dardar.

El diario Le Figaro informa que el gobierno ha ordenado el  refuerzo del plan nacional de vigilancia antiterrorista (conocido como  plan Vigipirate), con medidas para la proteción de transportes y  edificios públicos.

Pero las represalias contra Francia pueden producirse también fuera de su territorio. Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), otro de los grupos que operan en el Sahel, y sus aliados tienen aún en su poder a ocho rehenes franceses, y existe una amplia colonia francesa en los países vecinos de Mali, como Senegal, Níger y Burkina Faso.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) ya han anunciado que celebrarán, el próximo jueves día 17, un consejo extraordinario para tratar la crisis en Mali.

Francia informa al Consejo de Seguridad

El Consejo de Seguridad de la ONU, reunido a petición de Francia para explicar su intervención en Mali, ha apoyado la ofensiva militar francesa al realizarse de acuerdo a la legalidad internacional, según Gerard Araud, embajador francés ante Naciones Unidas.

Desde el viernes, la aviación de la antigua metrópoli colonial ha atacado varias supuestas posiciones de los grupos islamistas en el norte de Mali, en el marco de una autorización de la ONU para respaldar militarmente al gobierno de Bamako. Los ataques detuvieron el avance de estos grupos hacia el sur, según aseguró el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius.

Tropas francesas se encuentran ya en el país, provenientes de Costa de  Marfil y Chad, para atacar también por tierra a los islamistas. París ha  desplegado ya 550 soldados, un avión de transporte C-160 y helicópteros  de ataque, y tiene a sus cazas Rafale en alerta.

Hasta ahora, el presidente François Hollande ha insistido en que no pretende recuperar el norte de Mali, donde grupos tuareg e islamistas han declarado un territorio independiente, sino únicamente preparar el terreno para una intervención de los países de África Occidental agrupados en la CEDEAO.

Sin embargo, el exministro galo de Exteriores Dominique de Villepin ha advertido que Francia puede verse envuelta en un conflicto al que solo se puede poner fin con el diálogo político. "Es el momento de acabar con una década de guerras perdidas", ha dicho. El embajador de Francia ante la ONU ha reiterado que la prioridad de Francia es la llegada de la misión de la  ONU  y el inicio de un proceso político de  reconciliación entre el norte y el sur del país africano.

Por su parte, el primer ministro francés ha asegurado que su gobierno es "consciente de los riesgosque la intervención plantea a los rehenes franceses en el Sahel, pero "no hacer nada y dejar que Malí siga siendo un santuario para los grupos terroristas no ha contribuido a la liberación de los rehenes", informa France Presse.

Colaboración con Francia

Además de Francia, Reino Unido colabora en la intervención militar con dos aviones de transporte. Según el diario The Telegraph, el Gobierno británico ha puesto también en alerta aviones espías y aparatos no tripulados (drones), para su posible despliegue en Mali.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, ha asegurado que proporcionará "apoyo logístico limitado y apoyo de inteligencia donde sea posible". Si bien Panetta ha admitido que el Pentágono considera enviar aviones de transporte para equipos militares, no ha precisado si enviará "drones" (aviones no tripulados) como ha solicitado Francia. 

"No voy a entrar en detalles de la asistencia que proporcionaremos, más allá de decir que les asistiremos en el área de inteligencia", ha agregado ante la insistencia de los periodistas.

Por su parte, Alemania descarta por el momento sumarse a la operación.El ministro alemán de Defensa, Thomas de Maizière, asegura que su país sí podría prestar apoyo logístico. En declaraciones a la emisora pública Deutschlandfunk, de Maizière no ha descartado tampoco que militares germanos se sumen a la posible misión de adiestramiento de las fuerzas gubernamentales de Mali.

"En la formación de esas fuerzas de seguridad pueden ayudar la Unión Europea y Alemania, pero hay que continuar planificándolo", ha señalado el ministro de Defensa.

La OTAN aplaude la intervención

La OTAN ha aplaudido la intervención francesa y ha confiado en que sirva para frenar la amenaza de los grupos terroristas que operan en el país, aunque ha dejado claro que no tiene intención de participar en la operación.

"Damos la bienvenida a los esfuerzos de la comunidad internacional en apoyo de la aplicación de la resolución 2085 del Consejo de Seguridad de la ONU", ha dicho en una conferencia de prensa la portavoz de la Alianza Atlántica, Oana Lungescu.

Además, ha destacado la "rápida acción" emprendida por Francia. Según Lugenscu, la OTAN no ha recibido ninguna petición formal para intervenir en Mali ni ha discutido esa posibilidad.

Noticias

anterior siguiente