Enlaces accesibilidad

Garoña descarga combustible el domingo para no pagar una tasa, lo que puede precipitar su cierre

       
  • Nuclenor lo ha comunicado al Consejo de Seguridad Nuclear
  •    
  • El vaciado del combustible estará gravado con un impuesto a partir de 2013
  •    
  • Esta decisión puede precipitar su cierre, previsto para julio del año próximo

Por
Central nuclear de Santa María de Garoña
Central nuclear de Santa María de Garoña. Nuclenor

Nuclenor, la empresa titular de la central nuclear de Santa María de Garoña  (Burgos), ha comunicado este jueves al Consejo de Seguridad  Nuclear (CSN) que el próximo domingo realizará una  parada programada del reactor para mover el combustible del  núcleo del reactor a la piscina de almacenamiento, según han  informado a Europa Press fuentes del regulador atómico.

La empresa ya había comunicado al Comité de Empresa que el 16 de  diciembre a las 24.00 horas procedería al vaciado del combustible del  reactor de la planta, decisión que, según ha señalado Alberto César  González -el representante del Comité de Empresa- implica que la central  dejará de producir y estar en activo.

La compañía ha tomado esta decisión debido a la aprobación este jueves en el Senado de la  Ley de Medidas Fiscales de Sostenibilidad Energética que recibirá la próxima semana el refrendo  definitivo en el Congreso.

La norma ha sido aprobada sin cambios respecto al nuevo impuesto  que grava la descarga final del núcleo tras el cese de actividad con  2.190 euros por kilogramo de elementos trasladados a la piscina de  almacenamiento lo que, según explica Nuclenor, supondría para la  compañía un coste aproximado de 150 millones de euros.

La central de Garoña tenía, en principio, autorización para funcionar hasta julio de 2013 pero el Gobierno, tras contar con la aprobación del CSN, prorrogó su periodo de actividad por seis años más, hasta 2019. No obstante, Nuclenor renunció en septiembre a dicha prórroga, precisamente, por la incertidumbre jurídica que existía.

La futura normativa está generando decisiones empresariales en  otras centrales nucleares. Así, la Central Nuclear de Almaraz  (Cáceres) ha decidido posponer la recarga de combustible de su unidad  I, que tendría que haberse producido el 7 de diciembre, una  decisión empresarial adoptada ante la discusión del Proyecto de Ley  de medidas fiscales para la sostenibilidad energética.

Noticias

anterior siguiente
-->