Enlaces accesibilidad

Turquía bombardea Siria en represalia por otro obús que impacta en su zona de la frontera

  • La Liga Árabe insta a Damasco y la oposición siria a respetar la tregua de Brahimi
  • Los rebeldes sirios prefieren un alto el fuego permanente más que temporal

Por

Las unidades militares fronterizas de la provincia de Hatay, en Turquía, han bombardeado este miércoles Siria, en represalia por la caída de un nuevo obús disparado desde el país vecino que ha impactado a pocos metros de la frontera en territorio turco. Mientras, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, ha pedido este miércoles tanto al Gobierno de Siria como a la oposición armada que respeten la tregua propuesta por el mediador internacional Lajdar Brahimi, aunque los os grupos opositores han manifestado que prefieren una tregua permanente y han expresado sus dudas sobre la aplicación del alto el fuego.

Según ha informado la oficina del gobernador de Hatay en su pagina web, el proyectil ha caído a tres metros de la frontera y a unos 150 metros del próximo pueblo, en la cercanía de Hacipasa, sin causar víctimas ni daños materiales, pero incendiando el lugar donde impactó.

Siguiendo las reglas de entrada en combate, que prevén dirigir fuego hacia el punto desde donde se disparó el mortero, las fuerzas fronterizas turcas efectuaron un bombardeo, establece el comunicado.

El pasado 4 de octubre, el Parlamento turco dio luz verde al Gobierno de Ankara para movilizar tropas y realizar acciones militares en Siria si lo considera necesario después de que un día antes muriesen cinco personas en un pueblo turco tras la caída de un obus procedente de Siria.

Aunque éste es el primer proyectil en más de una semana, la tensión ha seguido siendo alta y el viernes, dos cazas F-16 turcos se acercaron a la frontera para intimidar a un helicóptero sirio que presuntamente bombardeaba a unidades rebeldes.

La Liga Árabe insta a respetar el plan de Brahimi

Por otra parte, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, ha pedido este miércoles tanto al Gobierno de Siria como a la oposición armada que respeten la tregua propuesta por el mediador internacional Lajdar Brahimi durante la festividad musulmana del 'Aid al Adha'

En declaraciones a los periodistas en la sede de la Liga Árabe en El Cairo, Al Arabi ha expresado su apoyo total a la iniciativa de alto el fuego hecha por Brahimi, con motivo del Aid al Adha (Fiesta del Sacrificio), que comienza el próximo jueves, el día 25. Este martes, tanto Turquía como Irán acordaron promover, desde sus posiciones, este alto el fuego.

El responsable árabe ha instado, asimismo, a las partes en conflicto en Siria a que frenen todas las operaciones militares. "Todos los estados y las organizaciones, tanto árabes como internacionales, tienen que cooperar para que la tregua entre en vigor", ha agregado.

Según Al Arabi, si se respeta la tregua se podrá detener el derramamiento de sangre en Siria y ofrecer ayuda humanitaria a la población, en constante sufrimiento por la violencia. Tanto Turquía como Irán acordaron promover, desde sus posiciones, este alto el fuego, una declaración que ha sido respaldada oficialmente desde Teherán, tal y como ha manifestado este miércoles la televisión estatal iraní.

“El comienzo de un cambio”

Por su parte, el propio Brahimi también ha considerado que su iniciativa allanaría el camino para poner fin a la crisis en ese país. “Si se acata la tregua durante la fiesta (que comienza el 26 de octubre) podría ser el comienzo de un cambio de la situación en Siria, que corre el riesgo de extenderse por toda la región", ha dicho Brahimi en una rueda de prensa en Beirut.

En ese sentido, ha advertido de que "la crisis no va a quedar confinada indefinidamente en el territorio sirio, por lo que o bien se encuentra una salida o bien se agravará y se extenderá".

El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe ha hecho estas declaraciones tras reunirse con el presidente libanés, Michel Suleimán, y el primer ministro, Nayib Mikati, en unos contactos que calificó de "muy útiles".

Las dudas de los grupos opositores

Este martes, el Gobierno sirio expresó su "compromiso" con las iniciativas de los mediadores internacionales, en alusión a la propuesta de Brahimi, mientras que los rebeldes se han mostrado a favor de un alto el fuego indefinido más que temporal.

"Nosotros ni rechazamos ni aceptamos la tregua de Brahimi, porque todavía no nos han comunicado la iniciativa de forma oficial, ni sus garantías o mecanismos, ni siquiera sabemos su nombre", ha dicho a Efe por teléfono el "número dos" del ELS, Malek Kurdi, que dirige las facciones de su grupo presentes en Idleb y Alepo, en el norte.

El dirigente rebelde destacó que el ELS "está de acuerdo con un alto el fuego permanente para conseguir las demandas del pueblo sirio y que el régimen renuncie". Y ha expresado sus dudas sobre la aplicación de una hipotética tregua con motivo del "Aid al Adha" (Fiesta del Sacrificio) por parte del régimen de Damasco.

Un helicóptero derribado, según los rebeldes

Mientras, sobre el terreno, los rebeldes sirios aseguran que han derribaron un helicóptero militar de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad en los alrededores de la localidad de Maarat al Nuaman, en la provincia norteña de Idleb, fronteriza con Turquía.

Malek Kurdi, el número dos del ELS ha asegurado en una conversación telefónica con Efe que sus hombres han destruído un aparato en esa zona; la información ha sido confirmada por los opositores Comités de Coordinación Local que han precisado que el helicóptero cayó en un terreno agrícola cerca del municipio de Kafruma, próximo a Maarat al Nuaman.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha indicado que el Ejército del régimen ha lanzado seis bombardeos aéreos esta mañana contra las inmediaciones de Maarat al Nuaman.

Noticias

anterior siguiente