Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Wadi Khaled es una región al norte de Líbano en la frontera con Siria. Unas 1.600 personas no fueron reconocidas como ciudadanos libaneses y siguen siendo apátridas. Viven de la agricultura y del comercio entre el Líbano y Siria. La grave crisis social y económica que vive el país se ha cebado con ellos.

FOTO: Familias sirias cruzan la frontera sirio-libanesa para abandonar los disturbios de Siria, en Wadi Khaled (Líbano). EFE/Str

De cómo evoluciona la guerra en Ucrania están pendientes en otras zonas de conflicto como Siria, Yemen o Afganistán por algo tan básico como comer. Su fuerte dependencia del cereal ucraniano puede acentuar su ya precaria situación y agravar la violencia. La ONU advierte de que hay que evitar, dicen, un "huracán de hambre".

[Guerra en Ucrania: última hora en directo]

FOTO: Un agricultor ucraniano fumiga un campo de trigo en la región de Kiev en una imagen de archivo. REUTERS/Valentyn Ogirenko.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha reconocido la independencia de las repúblicas prorrusas de Donetsk y Luhansk, en el este de Ucrania. Su decisión ha provocado que Joe Biden haya mantenido una conversación telefónica de urgencia con sus homólogos de Francia y Alemania. y que tanto Washington como la Unión Europea anuncien sanciones inmediatas. Hablamos también de Nepal y de cómo EE.UU. y China pugnan por no perder influencia en este país, de gran importancia geográfica y estratégica. Sobre ello conversamos con Mario López Areu, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia Comillas y autor de varios artículos sobre la historia y la politica de Nepal. Con María Gámez hablamos del "kafala", un sistema abusivo hacia las empleadas del hogar en el Líbano, y que podría tener sus días contados.
 

Seis mujeres periodistas que han cubierto zonas en conflicto en Oriente Medio y el Magreb narran sus experiencias en el libro 'Balas contra todas'. Nos hablan de ello la freelance colombiana Catalina Gómez Ángel y la coordinadora del proyecto Natalia Sancha.

Comenzamos con lo ocurrido en Beirut, donde varias personas han muerto cuando francotiradores han abierto fuego contra una manifestación de partidarios de Hezbolá y Amal. Lo contamos con María Gámez. Además, intentamos comprender el punto de vista británico y las posibles consencuencias si se modifica sustancialmente el Protocolo de Irlanda del Norte. Lo hablamos con Garvan Walshe, exasesor del Partido Conservador en materia de política exterior. Sabemos más con Jordi Barcia desde Roma sobre el arranque del juicio en torno a la muerte en Egipto del investigador italiano Giulio Regeni. También vamos a París con nuestro corresponsal Antonio Delgado para saber si Anne Hidalgo será la candidata del Partido Socialista a las elecciones presidenciales de 2022.

Al menos seis personas han muerto y otras treinta han resultado heridas en Beirut, Líbano, después de que se unos francotiradores hayan disparado a cientos de seguidores del partido-milicia chií Hezbolá y el partido chií AMAL que se manifestaban contra el juez que encabeza las investigaciones sobre las explosiones en agosto de 2020 en la capital del país, que dejaron más de 200 muertos y enormes daños materiales, ha ascendido a seis, según el último balance.

Líbano se ha quedado a oscuras... Y es que la red eléctrica nacional ha colapsado tras el cese de operaciones -por falta de combustible- de las dos plantas más importantes del país... Las luces de los coches es lo único que ilumina de noche las calles de Beirut... Miles de comercios como esta pequeña tienda, temen por la pérdida de productos que requieren frío..."Sin luz, además no podemos trabajar", nos dice el propietario del negocio... Este ciudadano nos comenta que "duerme en el coche" porque no puede subir a su casa en el undécimo piso... La empresa estatal de electricidad intenta recuperar un suministro que no llegará hasta el lunes...Una operación especialmente complicada teniendo en cuenta que el centro energético nacional fue destruido por la explosión del puerto de Beirut en agosto del pasado año. FOTOGRAFÍA: REUTERS/Mohamed Azakir.

En Líbano la situación es crítica. A los problemas económicos y sociales del país se suma el hecho de que prácticamente una cuarta parte de su población son refugiados sirios: más de un millón viven en el país en condiciones desesperadas. Según un informe de ACNUR y UNICEF, nueve de cada diez sufren la pobreza extrema.

Una situación que se ha deteriorado en los últimos meses debido a la peor crisis de las últimas décadas. La gran mayoría se ven obligados a hacer lo que sea para sobrevivir: mendigar, pedir dinero prestado, no enviar a sus hijos al colegio. Las familias han recortado sus raciones de comida porque los precios se han disparado: los de los alimentos, más de un 400%. El 30% de los niños no ha ido nunca a la escuela y una de cada cinco niñas entre 15 y 19 años está casada. Su única alternativa es volver a Siria, un país en guerra.

Informa María Gámez, corresponsal en Jerusalén.

Hace un año, una brutal explosión en Beirut dejó más de 200 muertos y 6.500 personas quedaron heridas. Shadí, una de las víctimas, sufrió cortes por todo el cuerpo y pérdida de visión, pero lo que más le duele es que nadie ha pagado por esto. Justicia es lo que piden miles de manifestantes que han vuelto a protestar frente a un parlamento blindado. Un año después sigue sin saberse por qué había 2.700 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en el puerto sin vigilancia. Están imputados por negligencia el primer ministro en funciones Hassan Diab, y tres exministros, que se han negado a declarar. Varias ONG acusan al gobierno de obstaculizar la investigación.

Decenas de miles de personas se han manifestado este miércoles en la capital libanesa para pedir justicia por el incidente que causó más de 200 muertes y dejó gran parte de la ciudad destruida. Los ciudadanos se han reunido en la sede de la Brigada de Bomberos de Beirut para iniciar una de las tres marchas que confluirán en el puerto de la capital, lugar en en el que ocurrió el accidente que costó la vida a centenares de personas, entre ellas diez bomberos, y que dejó más de 6.500 heridos.

En la imagen se ve a miembros de las Fuerzas de Seguridad Interna del Líbano colocando flores frente a un monumento en memoria de las víctimas de la explosión en el puerto de Beirut. Foto: EFE/WAEL HAMZEH

Este miércoles se cumple un año de la explosión en el puerto de Beirut que devastó la ciudad. La onda expansiva arrasó barrios enteros y dejó más 200 muertos y 6.500 heridos. La explosión hizo más profunda la crisis económica y política del país. Un año después sigue sin saberse qué provocó el accidente y las familias de las víctimas piden justicia.

Foto: ANWAR AMRO / AFP