Enlaces accesibilidad

España cifra en 30 millones los daños por la ruptura del acuerdo pesquero con Rabat

       
  • Aguilar señala que la UE debería asumir la compensación
  •    
  • La pesca española en aguas de Rabat genera 600 empleos 

Enlaces relacionados

Por
Ningún barco español faena en aguas de Marruecos

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, cifra en más de 30 millones de euros las pérdidas ocasionadas por la ruptura del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos y ha considerado que la Unión Europea debería asumir la compensación a los barcos y pescadores afectados.

El Parlamento Europeo ha votado este miércoles en contra de prorrogar el acuerdo pesquero de la Unión Europea con Marruecos que expiraba en febrero de 2012. El objetivo de prorrogar el acuerdo era evitar la interrupción de la actividad pesquera hasta que hubiera un nuevo acuerdo.

Aguilar ha explicado en rueda de prensa que esa cantidad es una "cuantificación preliminar" por los daños derivados de dos meses y medio que quedaban de prórroga del acuerdo pesquero y en los que los buques no podrán faenar.

Tras subrayar que debería ser la UE quien asuma íntegramente la compensación, la ministra española confió en que la respuesta comunitaria sea "rápida".

600 empleos directos

"La Unión Europea tiene que resarcir los daños a los armadores,  pescadores y daños colaterales que en una evaluación preliminar, sólo  como punto de partida, van a superar los 30 millones de euros por dos  meses y medio que no se va a poder faenar", ha explicado Aguilar en  rueda de prensa en Bruselas.

La actividad de la flota española en aguas que gestiona Rabat, en  su mayoría buques canarios y andaluces, se traduce en unos 600  empleos directos y genera un volumen importante de empleos indirectos  en las regiones más implicadas, ha añadido.

La ministra ha insistido en que se trata de una cifra "indicativa"  y ha pedido a la Comisión Europea que sea de las arcas comunitarias  de donde salgan las compensaciones."Que no nos mire a los Estados miembros para que tengamos que  aportar dinero, porque no hemos sido nosotros. De los daños tiene que  responder la Unión Europea", ha afirmado a la prensa en un receso del  consejo.

Los barcos no pueden "esperar"

Los ministros de Pesca de la UE se reúnen desde este jueves en  Bruselas para pactar el reparto de las posibilidades de pesca para la  flota comunitaria en 2012 y, en este marco, Aguilar ha aprovechado  una reunión bilateral con la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, y la  presidencia polaca de la UE para reiterar su petición de  compensaciones al sector y cifrar en más de 30 millones de euros la  evaluación inicial de daños.

Además, la ministra española ha dejado claro a Damanaki que "de  ninguna de las maneras" los barcos pueden "esperar" a que se produzca  una solución, por lo que ha subrayado que es "urgente" que la  comisaria dé los pasos necesarios para lograr el mandato de  negociación de parte de los gobiernos europeos para pactar un nuevo  régimen pesquero con Marruecos.

Aguilar ha insistido en la importancia de que "se busque con  prontitud, eficacia y eficiencia" la fórmula de un nuevo acuerdo que  permita a la flota comunitaria, sobre todo española, regresar a las  aguas que gestiona Rabat. Un acuerdo sobre "base nueva" que permita  "estabilidad y tranquilidad".

Los eurodiputados rechazaron el miércoles la prórroga provisional  del actual régimen pesquero, pero abrieron la puerta a que la  Comisión negocie en nombre de los 27 un nuevo pacto, siempre que  incluya condiciones más estrictas para la contraparte marroquí en  relación a la situación del Sáhara occidental y la pesca sostenible,  además de asegurar la rentabilidad económica del convenio para la  UE.

La titular de Pesca española ha recordado que el Gobierno  "respeta" el voto de la Eurocámara, pero "no comparte" su posición y  ha ofrecido la cooperación de España para evitar que este caso dañe  las relaciones bilaterales entre la Unión Europea y Marruecos, país  que España considera "socio estratégico global".

"Lo peor es echar leña al fuego, lo mejor es trabajar para tener  respuesta claras u concretas pronto. Y la primera respuesta clara y  pronto la tiene que dar la Unión Europea a quienes están siendo  dañados", ha zanjado la ministra.

Noticias

anterior siguiente
-->