Enlaces accesibilidad

Arabia SaudÍ condena a diez latigazos a una mujer por conducir un coche

  • Las mujeres tienen prohibido conducir vehículos así como viajar solas
  • El reino anunció hace dos días que las mujeres podrán votar en 2015

Por

Hace dos días, el rey Abdalá de Arabia Saudí anunció que las mujeres podrán votar por primera vez en el año 2015, pero para ellas conducir un vehículo sigue siendo todavía una actividad prohibida y castigada.

Un tribunal saudí ha condenado a diez latigazos a Shema, una de las mujeres que se atrevió el pasado mes de julio a desafiar al reino y se puso al volante de un coche por las calles de la ciudad de Jeddah, según informa la cadena británica BBC.

La organización Woman2drive, que inició este verano una campaña en defensa de los derechos de las mujeres sauditas a conducir, afirma que ya ha presentado un recurso.

En los últimos meses, decenas de mujeres han conducido vehículos en varias ciudades saudíes y han utilizado redes sociales como Facebook, Twitter o YouTube para promocionar su desafío y como medida de presión a la monarquía para que cambie la ley.

Algunas, como Manal al Sharif, tuvo que pasar diez días entre rejas por por “mancillar la reputación del reino de Arabia Saudí en el extranjero” atreviéndose a colgar un vídeo en youtube en el que sale conduciendo un vehículo.

Las mujeres han desempeñado un papel muy activo en todos los movimientos democráticos de los últimos meses. Pero su protesta, en algunos países islámicos, se limita a exigir algo mucho más elemental: tener los mismos derechos que los hombres. En Arabia Saudí, no pueden conducir.

Aplicación estricta de la ley islámica

Otras dos mujeres deben comparecer ante los tribunales a finales de este año con cargos similares. Si bien no existen leyes de tráfico que establezcan como ilegal la práctica de conducir  para las mujeres, la prohibición es una fetua (norma religiosa) impuesta por los clérigos musulmanes conservadores. Sus partidarios argumentan que protege a las mujeres, y les impide salir de casa sin escolta o viajar con un hombre desconocido.

La sentencia contra Shema ha llegado dos días después de que la monarquía del rey Abdalá decidiera permitir la inclusión de mujeres en el Consejo de la Shura (un Parlamento consultivo sin poderes legislativos) y que participen en las elecciones municipales de dentro de cuatro años, tanto en calidad de votantes como candidatas, un tímido gesto de apertura.

Sin embargo, el camino para equiparar los derechos entre hombres y mujeres en el reino árabe es todavía largo y pedregoso. Arabia Saudí está gobernada por una monarquía con poderes absolutos y en ella rige una estricta interpretación de la sharía o ley islámica, que impone la segregación de sexos en espacios públicos.

Ciudadanas de segunda clase

La prohibición de conducir no es la única que deben acatar las mujeres saudíes. Tampoco pueden viajar fuera del país sin un varón de la familia, entre otras restricciones.

Organizaciones internacionales como Amnistía Internacional han instado a las autoridades del reino a que dejen de tratar a las mujeres como ciudadanas de segunda clase y les concedan derechos.

"Los azotes son una pena cruel en todas las circunstancias (..) Aunque llegue tarde que las mujeres puedan votar en las elecciones del consejo está muy bien, pero si todavía tienen que enfrentarse a ser azotadas por tratar de ejercer su derecho a la libertad de movimiento, entonces la cacareada reforma del rey vale muy poco", ha señalado AI en un comunicado.

Noticias

anterior siguiente