Enlaces accesibilidad

El vuelo más alto del mundo: gansos que 'suben' al Himalaya en ocho horas y sin parar

  • El ganso asiático alcanza una altura de 6.437 metros en sus migraciones
  • Vuelan de noche, sin viento, con el único apoyo del batir de sus alas
  • Son capaces de hiperventilar y regenerar sus músculos mucho más rápido

Por
Los gansos asiáticos consumen gran parte de su energía en el despegue
Los gansos asiáticos consumen gran parte de su energía en el despegue J.M.Garg (CC en WIKIPEDIA)

El ganso asiático (Anser indicus) es el ave que consigue realizar los vuelos más altos del mundo. Es capaz de sobrevolar alguna de las cumbres más altas del Himalaya en solo ocho horas y sin parar, según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy Sciences.

La investigación fue llevada a cabo durante el año 2009 por Lucy Hawkes, bióloga de la Universidad de Bangor (Reino Unido), y por un equipo internacional de científicos que equiparon a 25 ejemplares con transmisores GPS, poco antes de que los animales emprendieran su migración anual hacia Mongolia desde La India.

Para llegar a esta zona, las aves tenían que sobrevolar la coordillera del Himalaya, en la que se encuentra el monte más alto del mundo, el Everest, que se eleva hasta los 8.850 metros.

Sobrevolaron el Himalaya de una sola vez, en ocho horas y sin parar a descansar

Según los investigadores, los gansos alcanzaron una altura máxima de 6.437 metros durante su viaje, y tardaron casi dos meses en completar los casi 8.000 kilómetros de distancia que les separan de las zonas a las que acuden a alimentarse durante la primavera.

Aunque los pájaros hicieron frecuentes paradas para descansar, sobrevolaron la parte del Himalaya de una sola vez, en ocho horas de media, y sin parar a descansar o con recesos muy breves. Una subida similar "podría matar a un ser humano sin aclimatación", advierte Hawkes.

Esfuerzo descomunal

Estas aves "gastan mucha energía durante el despegue, por lo que les compensa seguir adelante sin parar que tener que echar a volar otra vez desde tierra", precisa la investigadora.

Pero es "más impresionante" que los pájaros ascienden por sus propios medios. Vuelan de noche, sin viento, cuando las condiciones son relativamente tranquilas, según recoge National Geographic

Tienen que usar toda su energía muscular, porque no cuenta con la ayuda de vientos de cola ni de corrientes ascendentes, al contrario que muchas otras especies que se 'dejan llevar' por el viento.

Vuelan de noche, sin viento, cuando las condiciones son relativamente tranquilas

Este "impresionante" esfuerzo hace que los animales agiten vigorosamente sus alas para poder llegar tan arriba sin ayuda. "Hacen mucho ruido al volar, sus movimientos son hasta graciosos, por lo que no consideramos que sea la más elegante de las aves migratorias".

Pero no solo han evolucionado fisiologicamente sino también su 'interior'. Tienen "todos los ajustes morfológicos internos para hacerlo posible", señala la bióloga. Diferentes estudios han demostrado que tienen más capilares y células rojas que otros animales, por lo que entra más oxígeno en su cuerpo.

Además, tienen un truco. Pueden hiperventilar. A diferencia de los humanos, pueden respirar muy rápido sin marearse ni desmayarse, con lo que incrementan la cantidad de oxígeno para regenerar sus múculos mucho más rápido.

Noticias

anterior siguiente