Enlaces accesibilidad

La Junta Electoral Central prohíbe la celebración del cara a cara entre Artur Mas y Montilla

  • Argumenta que no se ha comunicado el debate con 5 días de antelación
  • El órgano central ratifica la decisión que ya había tomado la junta de Barcelona
  • CiU y PSC acordaron el cara a cara después de que Montilla retara a Mas
  • Lo hizo al final de debate a seis celebrado el domingo y Mas recogió el guante
  • CIU y PSC lamentan la decisión y los partidos minoritarios la celebran

Ver también:  Especial  elecciones catalanas

Por
La campaña electoral en Cataluña se ha quedado sin el anunciado cara a cara

No habrá finalmente cara a cara en estas elecciones catalanas. La Junta Electoral Central ha prohibido la celebración del debate entre Artur Mas y José Montilla porque no se ha anunciado con los cinco días de antelación que exige la ley, según ha adelantado TV3, la televisión que iba a emitirlo a partir de las 22.30 horas de este martes.

La decisión se ha conocido apenas una hora antes y, con ella, el órgano supremo para arbitrar los procesos electorales, ha confirmado la decisión de la Junta Electoral de Barcelona que por la tarde había prohibido su celebración por el mismo motivo.

El PSC y CiU habían acordado el lunes por la mañana celebrar el cara a cara con TV3 el martes después de que Montilla retara a Mas al final del debate a seis que se celebró el domingo por la noche.

El acuerdo fue recurrido por PP, ERC y Ciutadans, que denunciaron que no se habían cumplido los plazos legales, argumento estimado por la Junta de Barcelona.

Ante la negativa de este órgano provincial a que se celebrase el debate televisivo, CiU y PSC recurrieron a la Junta Electoral Central, que ahora ha confirmado que no habrá "cara a cara" en esta cadena pública.

Según informa TV3, algunos miembros de la Junta Electoral Central han expuesto que el debate entre Artur Mas y José Montilla no rompía la pluralidad que debe respetar la televisión pública catalana. El problema residía en que no había tiempo para compensar a los otros grupos minoritarios.

Anuncio del debate sin antelación suficiente

Según fuentes del Congreso, el acuerdo -adoptado por unanimidad de los miembros de la JEC- subraya que la organización de los debates tiene que hacerse con criterios de previsión y antelación suficiente, de manera que permita garantizar la igualdad a todos los candidatos concurrentes a las elecciones.

En concreto, se remite a una instrucción de la propia JEC, de 13 de septiembre de 1999, "bien aplicada por la Junta Provincial de Barcelona en el presente caso", que, "lejos de ser un elemento formal, constituye un instrumento imprescindible para garantizar el pluralismo político e igualdad entre los candidatos".

Así, hace hincapié en que los plazos previstos en la citada instrucción y la forma en que debe producirse la comunicación que el medio de comunicación haga -con indicación de la fecha, hora y duración de la emisión- tienen por objeto permitir que se respete el derecho de igualdad de candidaturas no invitadas al debate.

La mera referencia genérica a un "cara a cara" entre los candidatos de las dos fuerzas mayoritarias, incluida en los criterios de cobertura informativa remitidos por la Corporació Catalana dels Mitjans Audiovisuals, sin concretar la fecha ni la duración del debate, "no puede considerarse que cumpla las especificaciones establecidas" en la ley.

Para la JEC, el plazo legal de cinco días de antelación con que se debe solicitar el debate "no se alza contra el derecho de los electores a conocer las propuestas de las candidaturas", sino que es un instrumento para garantizar que éste se realice con respeto a los valores de pluralismo e igualdad.

Historia de un debate fallido

Hasta el debate con los seis candidatos el pasado domingo en TV3 nada hacía sospechar que habría un careo entre Artur Mas y José Montilla. CiU y PSC habían roto las negociaciones antes de que empezara la campaña electoral. Montilla había propuesto celebrar dos debates, uno en catalán y otro en castellano, pero no hubo acuerdo.

Fue el domingo cuando saltó la sopresa. El candidato del PSC y presidente de la Generalitat, José Montilla, aprovechó su intervención final del debate para proponerle a Artur Mas un único debate en catalán.

"No ha querido hacer dos por no hacer uno en castellano. Pues bien, le propongo hacer uno en catalán, allí donde quiera y cuando quiera", le dijo al candidato de CiU.

El presidente de la coalición convergente le respondió que podían hacerlo "cuando quiera" y le propuso de hecho quedarse a continuación ellos dos solos en el plató para seguir debatiendo. "Si usted me lo permite, nos podríamos quedar ahora mismo y continuar".

Ya fuera de antena, Mas insistió a Montilla en hacerlo en ese momento, pero Montilla le dijo que eligiera entre el "lunes, martes o miércoles".

75 minutos de debate en catalán y en directo

CiU y PSC llegaron a un acuerdo el lunes por la mañana para celebrar el debate el martes 23 de noviembre a las 22.30 horas en directo y en catalán. Acordaron que serían 75 minutos divididos en cuatro bloques: crisis, relaciones entre Cataluña y España, políticas sociales y pactos poselectorales.

Noticias

anterior siguiente