Enlaces accesibilidad

Marruecos impide de nuevo a los prensa española viajar a El Aaiún para cubrir los disturbios

       
  • Royal Air Maroc no permite viajar los nueve corresponsales españoles
  •    
  • Se dirigían a cubrir los disturbios en el Sáhara Occidental
  •    
  • El pasado 25 de octubre hizo la misma maniobra

Por
Marruecos impide a un grupo de doce periodistas viajar a El Aaiún

La aerolínea de bandera marroquí Royal Air Maroc (RAM) ha impedido por segunda vez en dos semanas a periodistas españoles volar El Aaiún (Sahara Occidental), a donde se dirigían para cubrir los disturbios desencadenados tras el desmantelamiento del campamento de protesta saharaui.

La compañía ha argumentado que "el sistema informático de la RAM ha anulado los billetes sin ofrecer más explicaciones", y no ha permitido a los corresponsales comprar un nuevo pasaje.

Los corresponsales acreditados en Rabat de TVE y TV3, de los periódicos El Mundo, ABC y El Periódico de Cataluña, de la Agencia EFE y de la Cadena Cope han sido los afectados por esta medida.

Asimismo, la RAM ha impedido embarcar en su vuelo a otros tres informadores internacionales: al fotógrafo de la agencia de noticias Associated Press (AP), a la corresponsal de la emisora Radio France Internationale (RFI) y a un periodista del semanario marroquí Actuel.

El pasado 25 de octubre la compañía ya anuló los billetes de siete periodistas españoles, también cuando trataban de dirigirse a la capital administrativa del Sahara Occidental.

Críticas de Marruecos a la prensa española

Este lunes los periodistas se dirigían a El Aaiún para cubrir los disturbios desencadenados por el desmantelamiento del campamento de protesta saharaui de Gdaim Izik, en los que, según el Gobierno marroquí, han muertos tres agentes de las fuerzas de seguridad y más de 70 personas han resultado heridas.

Las autoridades marroquíes han acusado a los informadores españoles de dar una version parcial sobre el conflicto del Sáhara, la última vez en boca del propio ministro de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi Fihri,  que criticó duramente el miércoles pasado al  término de  su primera  reunión con la ministra de Asuntos Exteriores y  de  Cooperación,  Trinidad Jiménez.

Además, dos corresponsales fueron agredidos el pasado viernes durante un juicio contra varios activistas saharauis celebrado en Casablanca, en el que una turba de pro marroquíes se lanzó contra ellos al intentar sacar imágenes del momento en que los acusados gritaban consignas en favor del Sáhara libre.

"Violación flagrante de la legislación"

En este sentido, Marruecos ha mostrado su "sorpresa" ante las informaciones difundidas por algunos medios de comunicación españoles sobre el juicio contra siete activistas saharauis el pasado viernes.

Además, ha acusado este lunes a los dos periodistas españoles agredidos de "violación flagrante" de la legislación marroquí por no haber cumplido con los procedimientos en vigor en el país y ha recordado a la prensa extranjera acreditada que debe atenerse a las normas jurídicas de Marruecos.

En el caso del periodista de la cadena SER Eduardo Marín, subraya que "no dispone de acreditación legal para ejercer su profesión en Marruecos"; mientras que el corresponsal de TVE Antonio Parreño "no tenía la autorización para grabar que normalmente entrega el Centro Cinematográfico marroquí a las cadenas extranjeras, por autorización escrita del ministro de Comunicación". 

En opinión del Ministerio, el caso "denota una violación flagrante de la ley marroquí por parte de los periodistas españoles", pese a lo cual reitera su compromiso con facilitar el trabajo a los reporteros, en coordinación con las autoridades competentes, con el fin de velar por su seguridad e integridad física.

En este sentido, el Ministerio pide a los corresponsales acreditados en Marruecos que respeten totalmente las reglas jurídicas y organizativas en vigor, "como ocurre en el conjunto de países civilizados". 

Noticias

anterior siguiente