Enlaces accesibilidad

Batalla campal en El Aaiún tras la muerte de cinco agentes y un activista en el desalojo marroquí


       
  • El Polisario confirma la muerte de un hombre de 26 años pero Rabat lo niega
  •    
  • Varios edificios arden en El Aaiún, según fuentes saharauis

Por
Marruecos pone fin violentamente a la protesta saharaui en las afueras de El Aaiún

Un agente de la Gendarmería Real marroquí y otro de las Fuerzas Auxiliares (dependientes del Ministerio del Interior) han muerto a causa de las heridas sufridas en el desmantelamiento del campamento saharaui cerca de El Aaiún esta mañana, señalaron fuentes médicas a la agencia oficial MAP.

Con estas muertes se eleva a cinco el número de víctimas mortales entre las fuerzas de seguridad marroquíes por los incidentes registrados este lunes en El Aaiún, donde se han trasladado los enfrentamientos entre ambos bandos.

Según la agencia oficial marroquí, MAP, cuatro de los agentes murieron durante la intervención en Gdaim Izik (dos gendarmes, un miembro de las Fuerzas Auxiliares y otro de la Protección Civil), mientras que el otro efectivo de las Fuerzas Auxiliares fue apuñalado en El Aaiún.

La Policía Marroquí ha negado a través del prefecto de policía de El Aaiún, Mohamed Djisi, que hayan muerto civiles durante los enfrentamientos, si bien "varios miembros de las fuerzas del orden han sido heridos".

Djisi ha indicado que la intervención policial ha tenido lugar para "poner fin a los actos de vandalismo de un grupo de perseguidos por la justicia" y explicó que ha sido supervisada por las autoridades judiciales.

Según el prefecto, "los actos de vandalismo han sido cometidos por unas personas determinadas, empujadas por los enemigos de la integridad territorial" de Marruecos.

Diferentes versiones saharauis

Por su parte, el Frente Polisario ha confirmado que al menos un saharaui ha muerto y centenares resultaron heridos tras la entrada por la fuerza de unidades marroquíes en el campamento de protesta de Gdeim Izik y ha calificado la situación en El Aaiún de "escalada gravísima" por parte de Marruecos.

En un comunicado, el Ministerio de Información saharaui indica que el muerto es Babi Mahmud El Guergar, de 26 años, que se encontraba en el campamento de protesta en el momento de la intervención marroquí.

"Este cobarde y trágico asesinato ha sido perpetrado por las fuerzas ocupantes por medio de unidades del Ejército marroquí, de la Gendarmería y de las fuerzas auxiliares contra poblaciones saharauis indefensas", afirma la nota.

Además, otras fuentes saharauis han asegurado a Efe que durante los altercados fallecieron además al menos cuatro civiles, uno de ellos un niño que fue "degollado y quemado", y otro un hombre identificado como Dabi El Gargar, de unos 35 años de edad, que trabajaba en la empresa de fosfatos Fos Bukra e indican que fue atropellado por un coche policial.

Antes, el representante del Polisario en España ha hablado de trece fallecidos y asociaciones pro saharauis, de siete.

El Ministerio de Información ha calificado la muerte de El Guergar de "cobarde y trágico asesinato" y ha acusado al Ejército marroquí, la Gendarmería y las fuerzas auxiliares de atacar a "poblaciones saharauis indefensas".

Situación explosiva

El Ministerio indica que la situación en El Aaiún, "muy grave" desde hace días y "explosiva" desde este lunes, experimenta una "nueva escalada gravísima con la violencia marroquí" contra los más de 20.000 saharauis que habitaban el campamento "para protestar contra sus miserables condiciones de vida".

"Con este tipo de actos, que instalan a las poblaciones saharauis en un duelo que no concluye, el Gobierno marroquí ha demostrado su desprecio total por los principios internacionales fundamentales y los derechos humanos", subraya.

Mientras, en El Aaiún se vive una auténtica batalla campal, con cientos de saharauis enfrentados a las fuerzas de seguridad marroquíes.

Testigos presenciales han relatado que cientos de jóvenes han arrojado cócteles molotov en distintos barrios de la ciudad contra lugares estratégicos como la entrada de la sede de la televisión marroquí o una delegación del Ministerio de Energía.

Según estas fuentes, los manifestantes se han hecho fuertes en algunos de los barrios más populares de la ciudad y con mayor presencia de independentistas saharauis, mientras que la policía controla los barrios con más presencia de funcionarios marroquíes.

Por su parte, el Ministerio de los Territorios Ocupados saharaui ha señalado en otro comunicado que varios edificios "se encuentran en llamas" en la ciudad.

El departamento saharaui asegura que la sede de la televisión regional, la oficina de Correos y las administraciones del distrito de Bucra "se encuentran ardiendo", además de "decenas de vehículos".

Asimismo, afirma que la represión marroquí "con fuego real" de las protestas en la capital del Sahara Occidental ha ocasionado "centenares de heridos y muchos muertos, aunque todavía se desconoce su número".

Reunión en la ONU

Lo cierto es que este violento enfrentamiento se produce el día en que estaba previsto un encuentro informal entre Marruecos y el Polisario en la sede de la ONU, en Nueva York, mientras ambos bandos elevan el tono.

El representante del Frente Polisario en España ha calificado de "declaración de guerra" y de "ruptura unilateral del  alto el fuego", la irrupción de las fuerzas de seguridad marroquíes  en el campamento de protesta saharaui levantado a las afueras de El  Aaiún.

El  Frente Polisario y Marruecos firmaron en 1991 un alto el fuego en el  que ambas partes se comprometían a respetar la celebración de un  referéndum organizado por la ONU para resolver el contencioso del  Sáhara Occidental.

Noticias

anterior siguiente