Enlaces accesibilidad

Marruecos desmantela ya los campamentos saharauis de protesta en El Aaiún

  • Rabat asegura que lo ha hecho 'con pleno respeto de la legislación vigente'
  • Según informan distinas agencias podría haber "bastantes heridos" y muertos
  • Los hechos coinciden con la reunión entre el Polisario y Rabat en la ONU

Por
Marruecos comienza a desmantelar los campamentos en El Aaiún

El delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, ha asegurado este lunes a la agencia EFE que Marruecos ha comenzado a desmantelar de forma violenta y por la fuerza el campamento de Gdaim Izik, donde más de 20.000 saharauis han instalado sus jaimas para reivindicar sus derechos.

Según Beyun, en la intervención en el campamento, situado a unos 18 kilómetros de El Aaiún, están participando fuerzas marroquíes, presentes en la zona desde el pasado domingo.

"Hace una hora comenzó la intervención. Empezaron a desmantelar el campamento y hay un helicóptero sobrevolando la zona que está lanzando una especie de bengalas que explotan en el aire para asustar a los saharauis", ha relatado.

El desmantelamiento, ha indicado, ha comenzado por la parte este del campamento y "hay confrontaciones entre los habitantes del campamento y las fuerzas marroquíes que están intentado desalojarlo".

Rabat ha confirmado el desmantelamiento y ha asegurado, a la agencia Europa Press, que se ha efectuado "con pleno respeto de la legislación vigente".Sin embargo, no confirma los datos que apuntan hacia la posibilidad de fallecidos y ha reducido las consecuencias a "unos pocos heridos".

Víctimas durante el desmantelamiento

Sin embargo, según ha declarado a esta misma agencia la cooperante española Raquel del Castillo, sí habría varios "muertos y heridos". Es más, el campamento de resistencia saharaui levantado a las afueras de El Aaiún se encuentra "totalmente destruido" y en estos momentos "la guerra continúa en la ciudad".

"Han llegado varios muertos al hospital, procedentes tanto del campamento como de la ciudad", ha comunicado a través de una conversación telefónica desde el lugar de los hechos. "Todas las jaimas han sido quemadas, el campamento está absolutamente destruido", ha descrito Del Castillo, dirigente de la organización no gubernamental Thawra.

"La guerra en estos momentos continúa en la ciudad. Se han escuchado "disparos" en las principales avenidas de El Aaiún y "la gente se defiende con lo que puede", ha proseguido. "Han arrebatado un camión antidisturbios de los marroquíes y se defienden con él".

Por su parte, un representante del comité de organización del campamento de resistencia de las afueras de la ciudad, Brahim Ahmed, tanbién ha asegurado que hay víctimas mortales y ha exigido al Frente Polisario que ponga fin a las negociaciones y vuelva "a la guerra".

Tenemos que volver a la guerra, es el único diálogo que puede entender Marruecos

"Hay enfrentamientos en El Aaiún, han cercado la ciudad", ha explicado. "Los helicópteros y los soldados están disparando con ametralladora, es una masacre", ha denunciado.

"Pedimos al Polisario que cese las negociaciones, el alto el fuego ya ha terminado". "Tenemos que volver a la guerra, es el único diálogo que puede entender Marruecos", ha sentenciado al tiempo que ha exigido también que España pida cuentas a Rabat por esta "masacre".

De este modo Brahim ha hecho referencia a las negociaciones que se espera que mantengan Naciones Unidas , Marruecos y el Frente Polisario este lunes, en una reunión informal, auspiciada por la ONU, con la cual buscan desbloquear las negociaciones sobre el futuro del Sahara Occidental.

Inestabilidad en la zona

Los hechos sobre cómo se han inciado los enfrentamientos aún no son precisos y no hay una confirmación oficial pero según otras fuentes saharauis, las fuerzas de seguridad pidieron primero por altavoces que las mujeres y los niños desalojasen el campamento y, tras el rechazo de muchos a hacerlo, intervinieron con cañones de agua, gases lacrimógenos y porras para desalojarlos.

Esta situación se produciría pese al permiso que habían dado las autoridades marroquíes de entrada a los campamentos con lo que parecía que se estabilziaría la situación.

Los saharauis protestan desde el pasado 10 de octubre en el campamento de Gdaim Izik, de unas 4.680 jaimas, para reivindicar sus derechos socioeconómicos, como el acceso a un trabajo y a una vivienda.

Además, estos enfrentamientos se producen en el contexto del 35 aniversario de la llamada "Marcha Verde" , un aniversario en el que Mohamed VI, prometía mejoras sociales y la profundización del proceso de regionalización en las "provincias del sur", término empleado para denominar al Sáhara Occidental, en su discurso pronunciado con motivo de la ocasión.

Noticias

anterior siguiente