Enlaces accesibilidad

Una huelga moderada paraliza la industria pero no el comercio ni el transporte

       
  • El Gobierno habla de efectos moderados y los sindicatos de éxito
  •    
  • Decenas de miles de personas se manifiestan en toda España
  •    
  • Más de 100 personas detenidas pese a la normalidad en la jornada
  •    
  • Así lo contamos minuto a minuto | Especial huelga  general

Por
Así ha sido el 29-S

El 29 de septiembre de 2010 se recordará por ser la primera huelga general del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero; la primera en la que se pactaron los servicios mínimos y en la que el ejecutivo no dió cifra global de seguimientopero no por ser la que paralizó a todo el país: solo la industria ha secundado masivamente un paro que ha pasado indiferente para el comercio, el transporte y la Administración Pública.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha calificado el seguimiento de "desigual" y el contraste de cifras así lo atestigua: mercados centrales casi paralizados por los piquetes pero normalidad en los supermercados; la industria del automóvil sin actividad y casi sin notarse en los concesionarios, impacto limitado en el transporte y casi un día normal en la sanidad, la educación y la hostelería.

Sin embargo, desde primera hora de la mañana los sindicatos se han afanado en calificarla como "éxito" a través de sus máximos dirigentes, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el de UGT, Ignacio Fernández Toxo, que han cifrado el seguimiento en el 70%.

Ambos han cerrado la jornada con una manifestación en Madrid en la que, según sus cifras, se han reunido unas 500.000 personas, mientras en Barcelona se han reunido otras 400.000 según las mismas fuentes. En total, los sindicatos estiman que 1,5 millones de españoles se han sumado a sus protestas.

Avalancha de cifras

La manifestación de Barcelona ha arrancado con una condena a los incidentes protagonizados por grupos antisistema, unos de los más graves de la jornada junto a los disparos al aire de la Policía en una factoria de EADS-CASA en Getafe.

En total, más de 100 personas han sido detenidas en toda España, aunque en general los incidentes han sido aislados y ha reinado un clima de normalidad que han destacado tanto Gobierno como empresarios y sindicatos.

Este ambiente de aparente paz en la jornada de escenificación de conflicto social por los recortes del Gobierno y la reforma laboral se ha traducido en una avalancha de cifras parciales dadas a conocer por el Gobierno central, que ha evitado por primera vez en la democracia española hacer un balance global de los paros.

Así, han parado un 7,5% de los funcionarios de la Administración General del Estado, un 23% de los trabajadores de las empresas públicas y un 12% de los de los ayuntamientos mientras que en el transporte llegó al 21% y en sectores como la industria de la automoción casi al 100%.

Entre ese marasmo la cifra más significativa puede ser el dato del consumo eléctrico, que ha bajado un 16% respecto al mismo día de la pasada semana, una caída menor que en otras convocatorias de paros generales.

Noche con éxito de los paros en industria y mercados

La jornada arrancaba de madrugada, cuando los trabajadores del turno  de noche de las principales  fábricas de automóviles han secundado la  huelga general y la actividad  ha quedado paralizada, al igual que los servicios de recogida  de  basuras de todas las capitales de provincia.

Según datos del sector automovilístico, diecisiete plantas de fabricación pertenecientes a  once grupos automovilísticos no han funcionado debido fundamentalmente a que  los fabricantes han decidido parar al considerar que es inviable la  actividad de las líneas de montaje con la sola ausencia de un pequeño  porcentaje de trabajadores.

La industria, con una fuerte presencia sindical, era el objetivo más fácil y el prioritario para los sindicatos en la jornada. Por eso durante la noche, el  paro ha sido total en las grandes fábricas del sector del metal y  en  las principales obras de infraestructura.

Factorías como la de Opel en Figueruelas o la de PSA-Citröen en Vigo han registrado un seguimiento mayoritario de la huelga.

Tras la industria, el segundo objetivo de los piquetes informativos era el acceso de los camiones a los mercados mayoristas de las principales ciudades de España, entre ellas Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia.

Según han indicado fuentes sindicales y de los propios centros, han conseguido un seguimiento de entre el 80 y el 90%, aunque el Gobierno asegura que se han cumplido todos los servicios mínimos pese a "algunos incidentes".

La Huelga general se ha notado en los grandes mercados mayoristas. El Gobierno asegura que funcionan a un ritmo muy lento. Los sindicatos dicen que NO hay actividad en ellos. El paro es total en la industria del automovil y del metal.

Normalidad en los transportes

A primera hora de la mañana, la tensión se ha desplazado a las cocheras de los transportes públicos: en varias  ciudades, como Madrid, Valladolid y Vigo, los autobuses han tenido  problemas para salir, con cargas policiales y rotura de lunas en algunos  casos.

La Federación de Transportes de UGT ha asegurado que hasta las 12:00 que el 90% del transporte de viajeros ha secundado la huelga mientras que Fomento asegura que el seguimiento en los transportes que dependen del Ministerio -fundamentalmente ferrocarril, puertos y aeropuertos- ronda el 20%.

Mientras, en los aeropuertos operaron el 40% de los vuelos. Según AENA los servicios mínimos pactados con el Ministerio de Fomento se han cumplido.

Los aeropuertos afectados por los servicios mínimos, doce en total, funcionaron con normalidad, al igual que el transporte por carretera y los puertos. Sí se registraron incidencias en los ferrocarriles de vía estrecha (FEVE) en el norte de España.

Los mayores problemas se registraron en el transporte urbano, en especial en los lugares, como Madrid, en los que no se habían pactado los servicios mínimos y a primera hora de la mañana, los piquetes informativos bloquearon las cocheras en varias ciudades.

Sin efecto en los comercios

Superada la hora punta, el siguiente momento  caliente ha sido la apertura de las tiendas y centros comerciales: en  Madrid, se han producido choques entre los piquetes y la policía, que ha desplegado gran número de efectivos en la Gran Vía y los alrededores de El  Corte Inglés de Sol. Los dos centros de El Corte Inglés de  Zaragoza han cerrado sus puertas.

Sin embargo, mientras los piquetes se centraban en las grandes superficies los pequeños comercios abrían sus puertas con normalidad, al igual que los supermercados donde según la asociación que los agrupa el seguimiento de los paros ha estado entre el 2 y el 4%.

En la misma línea, en los bancos el seguimiento de la huelga ha sido apenas del 2,81% según la Asociación Española de la Banca (AEB).

Además, apenas ha habido paros en la gran distribución -con un paro del 5 y el 6% según la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución Anged- y tampoco en el de los concesionarios de coches.

En cuanto a la Administración Pública, el seguimiento ha sido pequeño: el Gobierno ha cifrado en poco más del 7%, aunque la Federación de Servicio Público de UGT la ha cifrado en el 44%. Mientras que el sindicato de funcionarios CSI-CSIF -que no participa en la huelga- asegura que el seguimiento ronda un 10%.

Medios de comunicación y cultura

En cuanto a los  medios de comunicación, televisiones autonómicas como Telemadrid,  han suspendido su emisión poco después de la medianoche y otras como TV3  y Canal Sur han sufrido cortes.

Por el contrario, todos los periódicos  editados en Madrid han salido a la calle, aunque con un número de  páginas muy reducido y dificultades para su distribución.  Algunos periódicos de provincias no se han publicado, entre ellos  destaca El Faro de Vigo.

El mundo de la cultura, por su parte, ha vivido con indiferencia. Los museos del Prado, el Thyssen y Reina Sofía no han notado los efectos de la huelga ni en visitantes ni en trabajadores. Es más, fuentes de los museos han declarado que ni siquiera han pasado por alguno de ellos piquetes informativos.

Tampoco se ha notado apenas la huelga en el sector de la Justicia, con escasa incidencia en el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional, según han confirmado fuentes de ambos tribunales.

Incidentes

En el capítulo de incidentes, los más destacados se han producido en Barcelona, donde varias decenas de activistas violentos repartidos en grupos han montado barricadas con contenedores y otros elementos de mobiliario urbano en diversos puntos del centro de la ciudad, lo que ha provocado la detención de cuatro personas.

Además, los sindicatos han denunciado la detención de unos 40 piquetes informativos, 30 de ellos en Madrid, así como la "brutalidad" de las fuerzas de seguridad del Estado. La CEOE, por el contrario, ha alabado la actuación de la policía y ha clamado contra las "coacciones" de los sindicalistas a los empleados que pretenden acudir a su puesto de trabajo.

Asimismo, ha habido varios heridos, sobre todo en atropellos a piquetes informativos que intentaban bloquear accesos a centros de trabajo, como los mercados de abastos. El suceso más grave se ha producido en una imprenta de la localidad madrileña de Coslada, en la que una mujer de 51 años ha resultado atropellada y se encuentra hospitalizada con pronóstico reservado.

El paro ha coincidido con una jornada de movilización convocada  por la Confederación Europea de Sindicatos contra los   planes de austeridad adoptados por los gobiernos europeos y se produce un solo día antes de que el Gobierno presente el proyecto de presupuestos de 2011 en el Congreso.

El dato no es casual, ya que se trata de la primera huelga general contra el ejecutivo socialista y el proyecto de presupuestos se antoja como el posible escenario para recomponer las relaciones entre ambas partes. Pero eso ya será a partir del 30-S.

Noticias

anterior siguiente