Enlaces accesibilidad

China será el mayor productor mundial en 2011, por delante de EEUU

  • China suministrará la quinta parte de los bienes consumidos en el mundo
  • La producción industrial del gigante asiático es cada vez mayor
  • El valor añadido a los bienes chinos es menor que el de los estadounidenses

Por
Una mujer trabaja en una fábrica de Suzhou, en la provincia de Jiangsu (China)
A China todavía le faltan trabajadores cualificados y equipamientos modernos para mejorar la calidad de su producción. Reuters REUTERS/Aly Song

La producción industrial de China superará a la de Estados Unidos a principios del próximo año. Para entonces suministrará la quinta parte de los bienes consumidos en todo el mundo.

Según un estudio de la consultora IHS Global Insight, con sede en EEUU, el sector chino de producción creció un 14% en términos reales ajustados a la inflación entre 2007 y 2009. El estadounidense, en ese periodo, registró una disminución del 8,2 por ciento.

China ya estuvo a punto de adelantar a EEUU en esta carrera por liderar la producción mundial el año pasado, cuando la manufactura del gigante asiático, la tercera economía mundial, alcanzó los 1,6 billones de dólares; la del país americano fue de 1,72 billones.

En 2007, IHS ya predijo que China arrebataría el puesto de mayor fabricante mundial a EEUU en 2009, pero la crisis financiera redujo la demanda de productos chinos.

Calidad de los productos

En declaraciones al diario 'Global Times', el investigador del Centro de Investigaciones para el Desarrollo del Consejo de Estado, Ding Yifan, ha afirmado que el valor añadido a los bienes chinos es menor que el de los estadounidenses y que la producción de la primera economía mundial es más atractiva que la de la tercera.

Ding explicó que esta diferencia se debe a que la producción de China está relacionada con los bienes de gama baja, ya sean textiles, electrodomésticos u otros productos básicos. Mientras, la de EEUU, está vinculada a los de alta, como aviones, automóviles o tecnología.

"A China todavía le faltan trabajadores cualificados y equipamientos modernos para mejorar la calidad de su producción", ha reconocido Tian Yun, el vicepresidente del Instituto de Macroeconomía de China.

Reivindicaciones laborales

Pese al optimismo sobre la industria china, hay que tener en cuenta los actuales cambios que está experimentando el gigante asiático. Allí, una ola de huelgas amenaza con encarecer la mano de obra. Hay que recordar que los bajos sueldos que perciben los trabajadores son uno de los principales atractivos para que empresas extranjeras se instalen allí.

Según varios expertos, muchas de esas compañías podrían dejar de producir allí y los grandes beneficiados podrían ser los países del sureste asiático, a los que se espera que se trasladen algunas de las factorías ahora en China.

Noticias

anterior siguiente