Enlaces accesibilidad

Italia se plantea recaudar más con nuevos impuestos para los turistas

  • El recorte presupuestario merma el mantenimiento de Roma
  • Se propone una tasa de diez euros por noche de hotel para turistas

Por

El gobierno italiano ha retirado una gran parte de los fondos que destina anualmente al mantenimiento de Roma. Es una de las consecuencias del recorte presupuestario. Con esa ingente cantidad de euros se van poniendo parches en el mantenimiento de la capital. Sin ella, los monumentos pueden terminar por parecerse a las paredes de un estercolero.

Pero para evitar que esto ocurra, el ejecutivo ha dado la potestad al ayuntamiento de crear diversos impuestos. El que más llama la atención y más afectará a los españoles es el que permite que los turistas que visiten la ciudad eterna paguen un impuesto de hasta diez euros cuando se alojen en un hotel. La oposición y los hoteleros han expresado su contrariedad por esta nueva tasa.

Este impuesto por pernoctación ha enfrentado también al alcalde con la presidenta de la provincia aunque ambos sean del mismo partido. No obstante, tal y como está el cielo de nublado para los entes locales, casi pondría la mano en el fuego por el nacimiento de esta nueva tasa.

Y es que los entes locales, regiones y ayuntamientos, tienen que ahorrar 13.000 de los 24.000 millones del recorte. Y eso es mucho. Pero no será el único impuesto que saqueé los bolsillos del turista: también se prevé que cada pasajero que despegue de uno de los aeropuertos de Roma pague un euro más por su billete, todo para llenar el hueco abismal que ha dejado el ajuste económico.

Peaje y desaparición de 9 provincias

Lo que parece que no saldrá adelante es otro impuesto del que también se habla estos días en Italia. Es el que se puede imponer a los conductores por utilizar el Grande Raccordo Annulare, la autovía de circunvalación de Roma. Imponer un peaje en la vía que trata de aligerar la congestionada circulación de la ciudad sería como llenar de cepos la ratonera.

Y ya que estamos hablando de tasas y medidas para reducir el gasto, otra iniciativa que ha puesto en pie de guerra a varias provincias es la pretensión del ejecutivo de hacer desaparecer 9 de ellas, las que tienen menos de 220.000 habitantes.

Hay diferencias dentro del mismo gobierno sobre esta pretensión y enfrentamientos con las nueve Blancanieves a las que se quiere dejar a dormir al amparo de otras provincias más grandes. Parece, en las últimas horas, que el jecutivo de Berlusconi da marcha atrás en esta pretensión que está escrita. En este caso no se ha hablado de ningún error a la hora de plasmar la iniciativa.

Esto es una muestra más de que estamos siendo abordados por un tsunami económico y los gobiernos tienen que ir improvisando salvavidas. Ocurre en España, pero no sólo. Como vemos en Italia también alguna de las medidas que más duramente han sido atacadas puede que no se plasmen nunca. Otras, como la del impuesto al turista, sí que llevan marchamo de incremento en el presupuesto vacacional de los trotamundos.

Noticias

anterior siguiente