Enlaces accesibilidad

El hermano de Carcaño niega que amenazara a la novia de éste si contaba algo

       
  • Francisco Javier D.M. comparece como imputado en una pieza separada
  •    
  • La novia del asesino confeso denunció que su hermano amenazó con "rajarla"
  •    
  • La defensa dice que la identificación de su cliente es "patética"

Por

Francisco Javier D.M., hermano del asesino confeso de Marta del Castillo, ha negado este martes ante el juez haber hecho llamadas amenazantes a la novia de su hermano, Miguel C.D., mientras que la menor ha confirmado la identificación que hizo en su día.

Francisco Javier ha comparecido como imputado ante el juez de Instrucción 4 de Sevilla en una pieza separada de la que investiga el asesinato de la adolescente sevillana y en la que está acusado de amenazar a la novia de su hermano con "rajarla" si contaba lo que supuestamente Miguel le había confesado del crimen.

El abogado del imputado, José Manuel Carrión, ha dicho a los periodistas que la identificación de la voz de su cliente es "patética", porque fue realizada de una grabación que le puso la Policía en la que únicamente hablan los dos hermanos.

La novia de Miguel C.D., Rocío P.G., de 16 años, ha confirmado la identificación que hizo en su día y, a su entrada y salida de los juzgados, ha sido increpada con gritos de "sinvergüenza, di dónde está Marta" por parte de algunas personas concentradas en el lugar.

El cuerpo, escondido en Camas

La menor también ha confirmado que Miguel le dijo que había escondido el cuerpo en una zona de Camas cercana a su vivienda, un dato éste que la menor no había ofrecido antes porque habría recibido una supuesta llamada amenazante entre finales de enero y principios de febrero de 2009.

Rocío ha insistido en lo declarado el pasado viernes durante la audiencia preliminar, cuando puso de manifiesto que ella no dijo directamente que esta llamada procediera del hermano de Carcaño, sino que fue la Policía Nacional la que le mostró distintas voces y ella identificó a una de ellas como la que habría realizado la llamada, y que se correspondía con la de Francisco Javier Delgado.

Según fuentes judiciales, como no ha podido concretar en cuál de los dos móviles con que contaba en ese momento recibió la llamada, la menor ha entregado al juez uno de los dos móviles -el otro ya lo entregó en su día- al objeto de que se rastreen las llamadas entrantes y salientes, un proceso que marcará a partir de ahora la pieza separada abierta por el juez instructor.

Estas amenazas denunciadas por Rocío han motivado que el letrado de Francisco Javier Delgado interpusiera contra ella una querella criminal por los presuntos delitos de calumnias y falso testimonio.

Noticias

anterior siguiente