Enlaces accesibilidad

S&P vuelve a amenazar con bajar el 'rating' de España y pide más medidas contra el déficit

       
  • La agencia augura un crecimiento del PIB del 0,6% entre 2010 y 2013
  •    
  • La deuda sigue en la calificación AA+, aunque podría bajar en dos años

Por

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's mantiene la perspectiva "negativa" sobre la nota a largo plazo AA+ de España si no se adoptan medidas "más agresivas y tangibles" para hacer frente a los desequilibrios fiscales y económicos del país y advierte de que la debilidad de las previsiones de crecimiento de la economía española podría dañar el plan de consolidación fiscal del Gobierno.

La agencia precisa que mantiene la perspectiva "negativa" sobre el rating de España, establecida el pasado 9 de diciembre y que, según la calificadora de riesgos, "refleja el riesgo de una rebaja [de la calificación] en los dos próximos años", en ausencia de medidas "más agresivas y tangibles por parte de las autoridades" para hacer frente a los desequilibrios fiscales y económicos de España.

S&P pide medidas más agresivas y tangibles de las autoridades

Por otro lado, la calificadora de riesgos considera probable que el déficit público se mantenga sobre el 5% del PIB hasta 2013, en contra de las previsiones oficiales de reducirse al 3% en esa fecha, y por lo tanto, apunta que el endeudamiento del Estado subirá al 80% del PIB en 2012.

Asimismo, S&P prevé que la evolución de la economía española sea "mucho más débil" de las proyecciones asumidas en el presupuesto, a la vez que identifica considerables riesgos en la aplicación de los planes de consolidación fiscal del Gobierno, que todavía no han sido especificados plenamente.

Sensibilidad a la demanda doméstica

En concreto, la agencia observa riesgos a la baja respecto a las previsiones de ingresos manejadas por el Gobierno ya que, como en muchas economías ricas, la base fiscal de España es muy sensible a la demanda doméstica y ha sido muy sensible al sector inmobiliario, que  llegó a aportar aproximadamente más de la mitad del aumento de la  recaudación fiscal entre 1995 y 2007.

"Probablemente ninguna de estas fuentes será un contribuyente fuerte al crecimiento de los ingresos durante años", advierte la agencia.

De este modo, S&P augura que el crecimiento medio anual del PIB español será del 0,6% entre 2010 y 2013, menos de la mitad del 1,5% previsto por el Gobierno, y advierte de que, a pesar de las medidas contenidas en la Ley de Economía Sostenible presentada por el Ejecutivo, la "necesaria reorientación" del modelo económico desde la demanda doméstica dependiente del crédito a un modelo enfocado a los mercados exteriores se verá "dificultada" por las "considerables rigideces" de la economía española.

No obstante, la agencia destaca el significativo recorte de los desequilibrios de España respecto al resto del mundo, ya que el déficit por cuenta corriente prácticamente se redujo a la mitad en 2009 en gran parte por la acusada contracción de las importaciones.

Noticias

anterior siguiente