Enlaces accesibilidad

Más de una semana después la ayuda sigue sin llegar pero hallan supervivientes

  • En las últimas horas dos niños han sido rescatados a salvo, según la CNN
  • Otra mujer ha sido liberada de su 'sepultura' bajo las ruinas de la catedral
  • "La ayuda brilla por su ausencia", cuenta el enviado especial de RNE

Ver también:  Especial Vídeos  /  Audios  /  Ayuda  /  Sobre Haití  /  Blog de Fran Sevilla

Por
...Y aún tuvo fuerzas para celebrarlo

Más de una semana después del terremoto de Haití no hay todavía distribución masiva de ayuda, ni si quiera significante. Al recorrer las calles y parques baldíos de Puerto Príncipe puede comprobarse que miles de personas tratan de vivir sin nada.

Pero aunque poca, aun hay esperanza, pues sigue apareciendo gente viva bajo los escombros. Los últimos han sido dos niños de 8 y 9 años rescatados de un edificio de dos plantas, según la CNN. Horas antes aparecía una mujer que ha estado siete días atrapada bajo la catedral de Puerto Príncipe, destruída en el seismo.

La mujer, Hoteline Losama, estuvo todo ese tiempo en un hueco formado entre tabiques y cascotes, aprisionada por un refrigerador y cerca de un cadáver, dijo una fuente del operativo de rescate, que calificó como una "bendición" el haber logrado salvar a la muchacha.

Una vez fuera del edificio derrumbado, en la camilla en la que esperaba ser introducida en una ambulancia, con las manos juntas y lágrimas en los ojos, la joven consideró su caso "un milagro" según recoge EFE.

Los equipos de rescate han conseguido sacar con vida a 121 personas, según informa AFP citando fuentes de la ONU.

Reparto de ayuda

El reparto de alimentos y agua, que solo llega a algunos lugares, dista mucho de ser una operación de gran envergadura. En todo el centro de la capital y las zonas aledañas, que es donde más gente se concentra, la ayuda brilla por su ausencia.

Meter un camión con ayuda humanitaria en el centro sería un suicidio

Uno de los responsables de la distribución del material, Kevin Hernández, afirma que "no hay la más mínima intención de llegar a esas zonas por razones de seguridad". "Meter un camión con ayuda humanitaria en el centro sería un suicidio", afirma.

La seguridad, aunque sigue siendo precaria, no hay una violencia generalizada o significativa. Más bien se circunscribe a conatos muy localizados normalmente relacionados con saqueos a almacenes y comercios afectados por el terremoto.

Los estadounidenses mantienen su intención de no patrullar, aunque este martes han protagonizado un espectacular despliegue aterrizando con helicópteros en el jardín del palacio presidencial ante la mirada expectante de miles de haitianos que han montado un gran campamento de refugiados en la explanada que hay frente al edificio.

10.000 militares han sido enviados por Estados Unidos para ayudar a los damnificados por el terremoto.

Noticias

anterior siguiente