Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Un terremoto de magnitud 5,8 ha sacudido en la tarde de este miércoles el estado de California, en Estados Unidos (EE.UU.). El seísmo tiene su epicentro a 17 kilómetros al sur suroeste de la localidad de Lone Pine y se produce un día después del temblor de magnitud 7,5 registrado en México en el que han perdido la vida al menos 6 personas y ha causado múltiples daños materiales. 

Las sirenas sí sonaron esta vez con tiempo y decenas de miles de mexicanos pudieron evacuar sus casas, antes de la llegada de las sacudidas del terremoto de magnitud 7,5 que afectó el martes al centro y sur de México. El seísmo ha causado seis muertes en el sureño estado de Oaxaca, epicentro terremoto, decenas de heridos y daños materiales. El seísmo ha coincidido con el día en el que México ha batido su récord de casos diarios de coronavirus, con 6.288 contagios. Muchos de los enfermos en los hospitales y centros médicos no han podido ser evacuados por razones epidemiológicas.

62 segundos. Ese es el tiempo que tardaron las ondas sísmicas en recorrer los 500 kilómetros que separan la Ciudad de México de Crucecita, en las costa de Oaxaca, la localidad más cercana al epicentro de terremoto de magnitud 7,5 que sacudió México este martes y que dejó seis muertos y varios heridos. 

El estado de Oaxaca es el más afectado, pero otros también lo han sufrido reavivando el recuerdo de los devastadores terremotos de 2017, en pleno pico de la pandemia. Al menos seis hospitales han sufrido daños.

Un seísmo de magnitud 7,5 se ha registrado este martes a 12 kilómetros del municipio de Crucecita, en el sureño estado de Oaxaca (México), según ha informado el Servicio Sismológico Nacional (SMN). El terremoto ha dejado al menos un muerto en esta localidad por un derrumbe y ha obligado a desalojar un hospital de pacientes de coronavirus. 

El seísmo, de una magnitud superior a 7 en la escala Richter, tiene su epicentro en el sureño estado de Oaxaca, pero se ha sentido hasta en el centro del país, activando desde primera hora las alertas sísmicas. La autoridad estadounidense ha emitido una alerta de tsunami para México, Guatemala y El Salvador. De momento, no se informa de daños materiales ni personales, aunque es pronto para evaluar el alcance del seísmo. Informa Javier Álvarez.

Un sismo de magnitud 7,5 se ha registrado este martes a 12 kilómetros del municipio de Crucecita, en el sureño estado de Oaxaca (México), según ha informado el Servicio Sismológico Nacional (SMN). En un primer momento, el reporte preliminar registró una magnitud menor, de 7,1. El terremoto ha tenido lugar a las 10.29 hora local (15.29 GMT) y ha activado la alerta sísmica en la capital. Este aviso, emitido aproximadamente un minuto antes de que se sintiera el movimiento telúrico, ha dado tiempo para que desalojaran la mayor parte de los edificios.

Un terremoto de 6,8 de magnitud ha sacudido el sureste de Turquía y ha dejado por el momento cuatro muertos y varios heridos. Además, ha dañado algunos edificios. El epicentro se ha localizado a 550 kilómetros de la capital, Ankara, y se ha notado en amplias zonas del país e incluso en Siria y en Irak. En las calles se han visto escenas de pánico por las réplicas.

Ya son 30.000 los desplazados por la erupción del volcán Taal. Las autoridades fillipinas temen que en los próximos días la actividad sísmica empeore y haya que ampliar el perímetro. En las últimas horas ha habido más de 200 terremotos. Mientras persista el riesgo, los más de 30.000 evacuados no podrán regresar a sus casas, sepultadas ya por toneladas de ceniza. Se está estudiando ampliar el radio de seguridad a 17 kilómetros, lo que implicaría buscar alojamiento a cientos de miles de personas. La baja visibilidad también sigue causando problemas en el arepuerto de Manila, a 60 kilómetros del volcán.

  • Una década después del terremoto que dejó 300.000 muertos, Haití sigue siendo el país más pobre de América
  • Miles de personas continúan sin hogar y padeciendo las secuelas de aquella devastación
  • La reportera de TVE Almudena Ariza recuerda cómo fueron los primeros días en la zona cero

El 26 de diciembre de 2004 un terremoto con epicentro en Indonesia provocó un enorme tsunami que arrasó las costas de varios países del Índico como Sri Lanka, Tailandia, Bangladesh, o India, además de la propia Indonesia. Murieron al menos 280.000 personas y varias miles permanecen desaparecidas. Decenas de ciudades fueron arrasadas y las gigantescas olas devoraron pueblos enteros. 15 años después, Valle Alonso recuerda uno de los peores desastres naturales de la historia.

Los equipos de rescate han concluido la búsqueda de supervivientes tras el terremoto que se produjo en Albania en la madrugada del pasado martes. Las cifras oficiales establecen en 49 las personas fallecidas por el seísmo y 45 las rescatadas con vida debajo de los escombros. Hay además unos 500 heridos.

Una vez terminados los trabajos de rescate, comienzan los de evaluación de los daños producidos por el terremoto de 6,4 grados en la escala de Richter. El mayor número de fallecidos se ha registrado en la ciudad costera de Durrës, seguido de Thumana.

El número de víctimas del terremoto que este pasado martes golpeó Albania se eleva ya a 40, según datos oficiales hechos públicos por el Ministerio de Defensa. Se trata del peor seismo en el país en décadas, y el número de fallecidos podría aumentar.

Además, se estima que hay más de 650 heridos, de los cuales 32 están en una situación crítica. Más de 2.000 personas han perdido sus hogares, de las cuales 700 han buscado refugio en los albergues improvisados de Thumanes y otras 1.450 en Durres y sus alrededores.

Los equipos de rescate continúan aún buscando posibles supervivientes entre los escombros. En Thumane, los equipos buscan a seis personas supuestamente atrapadas con vida, aunque las esperanzas disminuyen hora a hora.

El epicentro del terremoto de magnitud 6,4 en la escala de Richter se localizó en el mar Adríatico, a 40 kilómetros al oeste de Tirana, la capital albanesa, y se pudo sentir en los Balcanes y en la región italiana de Puglia. El temblor principal fue seguido de unas 300 réplicas, la mayor de magnitud 5,4 registrada este miércoles a las 15:45. 

Los equipos de emergencia llegados de Rumanía, Croacia, Suiza, han estado rastreando toda la noche los restos en busca de cadáveres. Por la mañana seguían allí, moviendo ladrillo a ladrillo. Algunas fuentes hablan de entre 30 y 40 desaparecidos, pero la cifra no está confirmada. Las familias que vivían en la zona cero están en un campo improvisado en Durres. Los vecinos siguen sin dar crédito a lo ocurrido y tienen miedo de que vuelva a reproducirse el terremoto.

En Albania, la cifra de fallecidos por el terremoto de este martes ha aumentado ya a 30 personas. Mientras, los servicios de emergencia continúan trabajando en la búsqueda de supervivientes. Los equipos de rescate albaneses, apoyados por efectivos de protección civil de otros países europeos, han conseguido recuperar de entre los escombros a 46 supervivientes. Se cree que entre una decena y una treintena de personas siguen desaparecidas, sepultadas bajo viviendas y hoteles parcialmente derrumbados.

Los trabajos continúan sin descanso en Durres y Thumana, las dos localidades más afectadas por el terremoto de 6,4 grados en la escala de Richter, seguido de más de trescientas réplicas, que el martes sacudieron Albania. Además hay 650 heridos, ocho de ellos en estado crítico.

El número de víctimas del terremoto en Albania de este pasado martes se eleva ya al menos a 26, según cifras oficiales. El terremoto, de magnitud 6,4 en la escala Richter y seguido de 250 réplicas, la mayor de magnitud 5, es el peor que sufre Albania en décadas.

Los equipos de rescate continúan la búsqueda entre los escombros usando drones, perros y maquinaria pesada en ciudades como Durres, la más afectada, o Thumane, cerca de donde se localizó el epicentro. En estas localidades, los habitantes duermen en las calles en tiendas por miedo a las réplicas.

Adrian Muci asegura que seis parientes han muerto en dos edificios, y su propia casa estaba a punto de derrumbarse. "Tengo otros primos y parientes, pero no sé dónde están y si están muertos o no", ha declarado a Reuters. "Nunca podré volver a vivir en mi casa", ha añadido.

El epicentro del terremoto se localizó a 30 kilómetros aloeste de Tirana, y se pudo sentir en los Balcanes, en la región italiana de Puglia y en el Adriático.

El terremoto ha dejado un balance provisional de que asciende ya a 15 muertos, según los últimos datos, y más de 600 heridos. Ahora se centran en los trabajos de desescombro para localizar más víctimas, mientras los equipos de emergencia apuntalan los edificios dañados. Albania ha solicitado ayuda a la Unión Europea y tres equipos de rescate van ya de camino a la zona cero.

El terremoto que ha afectado este martes a Albania ha acabado ya con la vida de, al menos, 13 personas. El seísmo se ha sentido en buena parte de la región de los Balcanes. El epicentro se ha situado en el Mar Adriático, a unos 30 kilómetros de la capital, Tirana, y a solo 10 de la ciudad costera de Durres. Las autoridades ya han confirmado que se trata del peor terremoto en el país en los últimos 30 años. Hay además 150 heridos.

Los servicios de emergencia continúan trabajando en las zonas afectadas en busca de supervivientes. La actividad sísmica, que además del terremoto principal ha tenido más de cien réplicas por toda la región, se ha iniciado en torno a las 3 de la madrugada.

La ayuda internacional no se ha hecho esperar. El gobierno griego ha mandado inmediatamente un equipo de rescate. La Unión Europea también ha ofrecido ya su asistencia.

Al menos siete personas han fallecido en Albania tras el terremoto de 6,4 grados en la escala de Richter que se ha producido esta madrugada. El seísmo es el mayor que ha sufrido el país en las últimas décadas y ha provocado la caída de varios edificios. El epicentro del movimiento telúrico se ha situado en el Mar Adriático, a unos 40 kilómetros al oeste de la capital del país, Tirana. Hay casi 300 heridos. Los servicios de emergencia continúan trabajando por lo que no se descarta que la cifra de fallecidos pueda aumentar.