Enlaces accesibilidad

Trichet: "El sistema de protección de los trabajadores es oneroso para los empresarios"

  • El presidente del BCE insinúa que el coste del despido es elevado en España
  • Para Trichet en España y en otros países europeos una reforma laboral daría confianza
  • A su juicio aunque se están viendo síntomas de recuperación de la crisis hay que estar alerta

Por
Trichet alerta de la necesidad de que la economía española recupere la competitividad
Eliminar rigideces y moderación salarial son las recetas de Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE) para mejorar nuestra economía. "Sería un error no seguir los consejos de Miguel Ángel Fernández Ordóñez (el Gobernador del Banco de España) sobre el mercado laboral" ha apostillado. La idea de hacer más flexible el mercado laboral es 'buena' y debería estudiarse ya que el coste de despido es elevado.

En el Foro de Nueva Economía, organizado por Nueva Economía Fórum, Trichet indicó que el sistema de protección del trabajador es "excesivamente oneroso para los empresarios" y supone un "problema" que impide tener un mercado laborlal "más dinámico". En su opinión, es necesario acometer una reforma  laboral, tanto en España como en el resto de los países europeos, pues serviría para garantizar las finanzas públicas y recuperar la confianza.

En cuanto a la inflación, ha indicado que aunque no parece un problema a corto plazo, si puede convertirse en un problema, y más hablando de una economía con moneda única, por lo que ha recomendado desligar los salarios y los precios, moderando los salarios.

La situación de España

Trichet ha señalado que durante años el fuerte incremento de la demanda doméstica condujo a una alta inflación, cuya persistencia y los costes laborales en comparación con la media de la zona euro durante los años de expansión afectaron a la competitividad española, "que tendrá que ser recuperada". Además ha señalado que España, después de los esfuerzos para dominar su deuda pública antes de entrar en la Unión Monetaria, no tiene margen para endeudarse más.

A su juicio, en nuestro país, las reformas estructurales deben ir en consonancia con una economía sostenible y de consolidación de las finanzas públicas, algo crucial no sólo en España sino también en toda la zona euro.

Trichet ha indicado que pese a que España ha demostrado en los últimos años "muy buenos" resultados en cuanto al crecimiento económico y del empleo, con empresas de primera clase, en sectores como las telecomunicaciones y la banca, y que al igual que otros países, se ha visto "afectada por un cambio en el sentimiento económico".

'El futuro depende de nosotros'

En cuanto a los tipos de interés, el presidente del BCE ha asegurado que desde octubre se han recortado los tipos en 325 puntos básicos, hasta dejarlos en el 1 por ciento, un nivel 'bajo' que según dijo, "creemos que es el adecuado". Por tanto habrá que esperar hasta la reunión mensual sobre tipos de interés del BCE para ver si habrá algún recorte adicional.

Por lo que se refiere a la salida de la crisis, Trichet dice que en 2011 se volverá a un modelo estabilizado, después de caer de forma paulatina durante este año y empezar la recuperación en 2010.

"El BCE hará todo lo necesario para seguir como ancla estable y sólida en estos momentos tan difíciles", apuntó Trichet que aseguró al final de su alocución que 'el futuro depende nosotros'




Noticias

anterior siguiente