Enlaces accesibilidad

El tabaco perjudica la fertilidad masculina

  • El hábito de fumar puede disminuir la calidad espermática del hombre
  • La nicotina y otros tóxicos del tabaco fragmentan el ADN del gameto del espermatozoide
  • Las lesiones en el material génetico dificultan la fecundación

Por
A man extinguishes his cigarette in central Sydney
Un hombre apaga su cigarrillo en un cenicero. REUTERS REUTERS/Daniel Muñoz
"El tabaco perjudica seriamente la salud" es la leyenda que aparece ahora en las cajetillas de cigarrillos pero el hábito de fumar también puede afectar la fertilidad masculina, así que podría reformularse como "El tabaco perjudica seriamente la fertilidad masculina".

El tabaquismo provoca patologías de tipo pulmonar, cardiovascular y cancerígeno y según un estudio de un centro de reproducción también reduce la calidad del semen.

El hábito de fumar puede disminuir considerablemente la calidad espermática del hombre al fragmentarse el ADN del gameto, pudiendo influir en la infertilidad masculina.

Las roturas o lesiones en el material genético del espermatozoide suponen una reducción significativa de las tasas de fecundación e implantación, así como de la calidad embrionaria.

Lesiones en el ADN del espermatozoide

El coordinador de Laboratorio de la clínica de reproducción asistida Ginefiv, Vicente Badajoz, asegura que "la fragmentación del ADN espermático puede surgir de forma intrínseca en el propio proceso de maduración del gameto, aunque existen también factores externos que pueden afectar a dichas lesiones".

El ADN del esperma también se puede romper porque el varón haya sufrido procesos febriles. El doctor Badajoz añade como factores de riesgo "las varices en los testículos, la obesidad, las dietas inadecuadas o, por supuesto, las sustancias tóxicas del tabaco".

El número y el tipo de roturas o lesiones del ADN que contiene el espermatozoide condicionan la integridad del material genético, lo que dificulta la consecución del embarazo, incluso al someterse a tratamientos de reproducción asistida.

Y es que sustancias como la nicotina y compuestos tóxicos como los polifenoles, hidrocarburos cromáticos e incluso pesticidas, todos ellos presentes en los cigarrillos, pueden dar lugar a dicha fragmentación.

Este domingo la Organización Mundial de la Salud organiza el Día Mundial sin Tabaco con el fin de recordar los grandes perjuicios que acarrea el tabaco para la salud.

Si el cáncer o la posibilidad de un infarto no eran suficientemente disuasorios para abandonar el tabaquismo quizás ver amenazada la fertilidad masculina sea un argumento más convincente.

Noticias

anterior siguiente