Enlaces accesibilidad

Al menos 229 muertos en Gaza en el peor ataque de Israel en cuatro décadas

  • Se teme, no obstante, que la cifra de víctimas aumente en las próximas horas
  • Israel advierte de que la ofensiva será prolongada y no descarta una incursión terrestre
  • Hamás mata a una israelí en su respuesta y llama a una tercera Intifada
  • La comunidad internacional exige el cese de la violencia y Egipto abre el paso de Rafah
  • Los bombardeos han continuado durante la noche del sábado al domingo
  • Ban Ki-moon se muestra "profundamente alarmado" por la situación en Gaza

Enlaces relacionados

Por
Gaza sufre el mayor ataque israelí en 40 años
Al menos 229 personas han muerto y unas 700 han resultado heridas en la Franja de Gaza en al ataque más mortífero de Israel contra los territorios palestinos desde la Guerra de los Seis Días, en 1967. Medio centenar de aviones y helicópteros israelíes han bombardeado edificios del movimiento Hamás, que controla la región, y de las fuerzas de seguridad islamistas, aunque también hay civiles, incluidos mujeres y niños, entre los fallecidos.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU permanece reunido de urgencia desde las 04.00 horas para abordar la situación que se está viviendo en las últimas horas en Gaza.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha asegurado en un comunicado antes de que se convocara la reunión del Consejo que estaba "profundamente alarmado" por la "dura violencia y el derramamiento de sangre en Gaza, así como por la violencia en el sur de Israel".

Por ello, pidió el "inmediato cese de toda violencia" y, aunque reconoció las preocupaciones en materia de seguridad de Israel "por el continuo lanzamiento de cohetes desde Gaza", reiteró la obligación de ese país de "respetar los derechos humanos y el derecho humanitario internacional".

Condenó el "excesivo uso de la fuerza que ha llevado a matar y herir a civiles", así como los ataques de militantes palestinos, y aseguró sentirse "profundamente preocupado por el hecho de que los reiterados llamamientos a Hamás para que cesen esos ataques hayan sido desatendidos".

Mientras, la comunidad internacional ha pedido el cese de la violencia y contención a las partes, pese a que Estados Unidos no ha pedido a Israel que detenga la ofensiva y se ha limitado a exigir que no se ataque a civiles. Por su parte, Egipto ha abierto el paso fronterizo de Rafah, la única salida de Gaza al exterior, para evacuar a los heridos.

"No hay registrada una jornada mas mortífera desde la guerra de 1967. Israel no había matado desde entonces tanta gente en un solo día", ha afirmado Moawiya Hasanie, jefe de los servicios sanitarios de Gaza y quien coordina la asistencia a las víctimas. Las columnas de humo eran visibles sobre la ciudad de Gaza, aunque también han caído misiles en otras localidades, como Jan Yunis y Rafah.

La ofensiva -denominada Plomo Endurecido- se produjo en torno al mediodía local, destruyendo una treintena de edificios en apenas unos minutos, aunque las fuerzas israelíes han vuelto a atacar la franja al caer la noche. Fuentes del Ejército israelí han señalado que el ataque puede ser prolongado y no han descartado una incursión terrestre.

Tras el ataque, los grupos armados palestinos de Gaza lanzaron una veintena de cohetes artesanales sobre las poblaciones israelíes aledañas a la franja. Una mujer de la localidad de Netivot ha muerto por el impacto de uno de los proyectiles, que según los servicios de asistencia israelíes causó heridas a otras cuatro personas.

Los bombardeos han continuado durante la madrugada del sábado al domingo, según testigos y fuentes de la seguridad palestinos. La última operación ha destruido la carretera Saladino, la principal de Gaza, a la altura norte, que comunica las localidades de Beit Hanun, Beit Lahia y Yabalia, sin causar víctimas, según las mismas fuentes. Además, el Ejército israelí ha matado a dos militantes de Hamás cuando pretendían lanzar cohetes en dirección a Israel.

Víctimas

Más de la mitad de las víctimas de los bombardeos eran miembros de las fuerzas de seguridad de Hamás, entre ellos, el responsable de la Policía en Gaza, Taufiq Jaber, el jefe de la Seguridad de Hamas, Ismail el Yabary, y el gobernador de la circunscripción de Gaza Central, Abu Ashoun.

El resto de los fallecidos son civiles que se encontraban en las zonas residenciales bombardeadas. Se cree que el número de víctimas podría aumentar en las próximas horas, ya que hay numerosos heridos graves y se están recuperando a personas debajo de los escombros; los centros médicos están colapsados por la llegada de cadáveres y heridos.

El ataque, que ha desatado el pánico entre la población de Gaza -los palestinos ya lo han bautizado como la Masacre del Sábado Negro-, ha encendido la ira también en Cisjordania, donde se han registrado enfrentamientos con la policía israelí en varias ciudades, como Jerusalén Este, Ramala y Belén.

El bombardeo se produce dos días después de que el Gobierno israelí adoptara la decisión de emprender una operación militar a gran escala en Gaza, si los grupos armados palestinos proseguían con el lanzamiento de cohetes contra el territorio de Israel.

Escalada de tensión

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, no ha descartado que los ataques del Ejercito del Estado judío en Gaza "prosigan y se amplíen si fuera necesario" en los próximos días. "Hay un momento para treguas y un momento para el combate. Ahora es el momento del combate", ha dicho.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Hamás, Ismail Haniyeh, ha difundido un comunicado en internet en el que llama a los palestinos de Gaza a no rendirse nunca ante Israel. "No abandonaremos nuestras casas, no arriaremos nuestras banderas y no nos arrodillaremos más que ante Alá", ha dicho. "Hay sangre de mártires por todas partes. Gaza hoy está decorada con sangre... Pero nunca nos rendiremos", subraya su comunicado.

El máximo líder del movimiento islámico, Jaled Meshaal, ha convocado a su partidarios, en una entrevista difundida por la cadena de televisión qatarí Al Yazira, para levantar una tercera Intifada contra Israel tras los ataques en Gaza. Otra facción, la Yihad Islámica, también ha pedido la movilización de "todos los combatientes".

Llamamientos a la calma

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, ha condenado el ataque y ha iniciado una ronda de "contactos urgentes" para negociar un alto el fuego, según ha anunciado durante su visita a Arabia Saudí.

En Gaza, pequeño territorio que baña el Mediterráneo, se hacinan 1,5 millones de palestinos. A pesar de que Israel puso fin en septiembre del 2005 a 38 años de ocupación militar del territorio, lo mantiene bloqueado permanentemente y .sólo permite excepcionalmente el paso de suministros básicos, como hizo el viernes. Las agencias humanitarias advirtieron en los últimos días de que una nueva crisis complicaría sobremanera la situación.

Noticias

anterior siguiente