Enlaces accesibilidad

La presidencia francesa confirma a España que estará en la cumbre anticrisis

  • La presidencia francesa comunica al gobierno que España está invitada al encuentro
  • Será uno de los cinco europeos que estarán representados a nivel individual
  • La Casa Blanca ha dado luz verde a que la UE decida qué países europeos acuden
  • Sarkozy había asegurado que sería "difícil de explicar" que España no estuviera
  • El presidente español estaba a la expectativa de que Estados Unidos tomase la decisión 
  • Los 27 acuerdan una "postura común" para refundar el sistema financiero en la cumbre

Por
España estará en la cumbre
España ha recibido la confirmación oficial por parte de la presidencia francesa de la Unión Europea de que estará en la cumbre del G-20 que se celebrará el próximo 15 de noviembre en Washington.

En concreto, el comunicado, que ha sido remitido a los 27 miembros de la UE, detalla que Europa contará con cinco sillas en el encuentro internacional. Por ello, añade que se ha decidido que, además de los cuatro miembros natos del G-8 (Francia, Reino Unido, Alemania e Italia), España esté presente en la cita de Washington "como octava potencia económica mundial".

Luz verde de EE.UU.

Esta confirmación ha llegado después de que la Casa Blanca adelantase que aceptará lo que la Unión Europea quiera hacer acerca de la cesión del asiento en el que Francia quiere que se siente España. Así lo han declarado a Efe fuentes del gobierno del presidente George W. Bush.

"No tenemos un problema con España en general", ha declarado un funcionario que pidió no ser identificado. De esta forma, Zapatero podrá sentar en la cumbre del G-20 en Washington el próximo 15 de noviembre. Se confirma así lo que dijo el Elíseo sobre que EE.UU. se mostraba favorable a la presencia española, según adelantó Europa Press.

España podrá aceptar así el asiento que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, ha anunciado este viernes que cedería a Madrid. El presidente francés y presidente de turno de la UE, Nicolas Sarkozy, ha explicado, tras la Cumbre extraordinaria de la UE, que "no supone ningún problema que España ocupe una de nuestras sillas no como invitado sino como país".

Francia tiene en principio dos asientos atribuidos en esa cita del G-20, uno como presidencia de turno de la UE y otro como miembro del G8.

Sarkozy ha asegurado, tras el Consejo extraordinario de la UE celebrado en Bruselas para preparar la cumbre de Washington, que "le parece difícil de explicar que la octava potencia no tenga su sitio junto al G-20. "No es un problema ideológico es de sentido común", ha subrayado.

Zapatero prudente antes del anuncio de la Casa Blanca

Antes de saberse la decisión de EE.UU., el presidente del Gobierno se mostraba muy prudente. José Luis Rodríguez Zapatero aseguró que con el apoyo de Sarkozy España "ha ganado argumentos" para acudir a la capital de EE.UU., pero añadió que había "que hacer las cosas bien" y esperar, ya que "quienes toman las decisiones son otros".

España, asegura, "está haciendo lo que debe" que es "hacer valer su peso" para estar en la cumbre de Washington. Para ello, pidió "prudencia y paciencia" para que la decisión, "que no es fácil", se produzca.

Al final, se ha producido y España podrá sentarse con las economías más fuertes del planeta y las emergentes para refundar el sistema financiero.

Satisfacción en el Gobierno

El Gobierno ha expresado su satisfacción por el hecho de que José Luis Rodríguez Zapatero acuda el próximo 15 de noviembre en Washington en la reunión del G-20 y ha agradecido a Estados Unidos y la UE que hayan tenido en cuenta el papel de España.

El Ejecutivo ha agradecido igualmente a los países integrantes de este grupo que hayan avalado la participación de Zapatero y hayan considerado que España puede hacer sus aportaciones para decidir los futuros mecanismos de control del sistema financiero, según han señalado fuentes del Ejecutivo a Efe.

Noticias

anterior siguiente