Enlaces accesibilidad

Garzón quiere investigar las fosas comunes de la Guerra Civil y del franquismo

    

  • El magistrado solicita información a cuatro alcaldes, entre ellos Gallardón, y a la Iglesia
  •     

  • El abad del Valle de los Caídos dice que allí no existe ninguna lista de fusilados en la guerra
  •     

  • Varias asociaciones de víctimas han presentado ya ocho denuncias en el juzgado de Garzón
  •     

  • Tres décadas después de la muerte de Franco, miles de personas continúan desaparecidas
  • Por
    Víctimas del franquismo
    Homenaje a víctimas del franquismo en el cementerio de Oviedo. REUTERS

    El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha pedido al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que le notifique los nombres de las personas que fueron enterradas en fosas comunes durante la guerra civil y el franquismo.

    La petición del juez también se extiende a los alcaldes de Granada, Córdoba y Sevilla y reclama, además del nombre de esas personas, su fecha y lugar de nacimiento, residencia y filiación.

    En una providencia, Garzón pide también al abad del Valle de los Caídos, al Archivo General de la Administración, a la Conferencia Episcopal y al Centro Documental de la Memoria Histórica que le informen sobre el número de desaparecidos durante la Guerra Civil y el franquismo con el fin de determinar si es competente para investigar estos hechos.

    En concreto, a la Abadía Benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos y a la Delegación del Patrimonio Nacional en San Lorenzo del Escorial les reclama que le proporcionen los nombres de las personas que están enterradas en este lugar.

    Sin embargo, el abad del Valle de los Caídos, Anselmo Álvarez, asegura que en allí no existe listado alguno de los desaparecidos y fusilados de la Guerra Civil y los primeros años de la dictadura franquista.

    Los archivos de la Iglesia

    La Conferencia Episcopal deberá permitir que la Policía Judicial acceda a todas las parroquias de España (un total de 22.827) para que les faciliten los libros de difuntos de los que disponen con el fin de identificar a las posible víctimas desaparecidas a partir de aquella época.

    Garzón se dirige también al Archivo General de la Administración para que le emita un informe o le identifique el organismo que pueda dictaminar sobre la cifra de desaparecidos, y al Centro Documental de la Memoria Histórica le pide que le haga llegar los ficheros del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo de los que disponga.

    Otro de los organismos a los que se remite es la Dirección General de los Registros y del Notariado.

    Controlar la exhumaciones

    Garzón requiere a una de las partes personadas -hay un total de ocho asociaciones de familiares de desaparecidos- que aporte los datos que tenga sobre las personas que estén realizando exhumaciones de víctimas de desapariciones forzadas con el fin de que estas actuaciones puedan ser controladas por su juzgado "tanto en su ejecución como en su resultado una vez que se resuelva sobre la competencia".

    A finales del mes de junio, el magistrado ya pidió informes a los Ministerios del Interior y de Defensa sobre los desaparecidos durante la Guerra Civil y el franquismo con el fin de determinar si es competente para investigar estos hechos.

    Entonces también solicitó a los denunciantes de estos casos que aporten las identificaciones correspondientes a estas personas de cuyo paradero aún no se sabe nada y las circunstancias, si se puede, en que se produjeron.

    Asociaciones de familiares de desaparecidos durante la Guerra Civil y el franquismo han presentado hasta ahora ocho denuncias en el juzgado de Garzón por diferentes casos en Navarra, Baleares, Canarias, Cataluña, Galicia, Andalucía y un caso individual de un diputado socialista, y, de forma genérica, han denunciado la desaparición de unas 30.000 personas durante esa época.

     

        

  • Si buscas a algún familiar desaparecido, consulta el archivo de 'Todos los nombres'.
  • Noticias

    anterior siguiente