Enlaces accesibilidad

Interior mantiene las carreteras despejadas y el género vuelve escoltado a los mercados

  • El dispositivo de 25.000 policías dispuesto por Interior mantiene despejadas las carreteras
  • Las Fuerzas de seguridad han escoltado ya a 6.025 camiones para el abastecimiento
  • En Cataluña esta madrugada han sido incendiados tres camiones 
  • Un convoy que iba de Murcia a Madrid escoltado tuvo que regresar por los piquetes
  • La Policía y la Guardia Civil ha detenido a 71 personas desde que comenzó la huelga

Por
Las carreteras, despejadas en el cuarto día de huelga

El dispositivo de Interior para paliar los efectos de la huelga de los transportistas se nota este jueves en las carreteras españolas que han amanecido despejadas de camiones, según informa la Dirección General de Tráfico. Eso a pesar de que la huelga continúa, al no aceptar los convocantes la oferta de Fomento, que da finalizadas las negociaciones. A los mercados centrales están empezando a llegar camiones escoltados y en Cataluña han vuelto a ser incendiados varios camiones, aunque sin daños personales, después de que el miércoles los incidentes violentos se saldaran con decenas de heridos

La circulación en todas las carreteras de la Administración del Estado está "plenamente normalizada", según ha informado Interior. Los puestos fronterizos permanecen abiertos, al igual que los accesos a las grandes ciudades.

Por otra parte, la Policía ha detenido a 71 personas desde el inicio del paro en el sector del transporte por carretera el pasado lunes hasta este viernes por la mañana. Mientras que han sido 6.025 los camiones escoltados por las Fuerzas de Seguridad para garantizar el funcionamiento de los servicios públicos y el abastecimiento.

Los mercados se recuperan

Medio centenar de camiones ha entrado durante la madrugada en Mercamadrid con productos de diverso tipo, con lo que la normalidad en el Mercado Central de Abastecimiento de Madrid se va recuperando después de que el miércoles la entrada de productos se redujese el 91,43% respecto a la semana anterior, con 788.576 kilos frente a 9.201.283 registrados el miércoles pasado, de acuerdo con los datos facilitados por esta entidad.

La llegada de camiones a Mercamadrid se va haciendo más regular después de una jornada en la que las fuerzas de seguridad han instruido sólo en Madrid 350 denuncias por infracciones de tráfico cometidas por los transportistas durante las protestas e incidentes registrados. A consecuencia de estas denuncias, el Ministerio del Interior calcula que los camioneros perderán hasta 2.100 puntos de sus permisos de conducir.

En cuanto a Mercabarna, el mercado mayorista de Barcelona, éste ha registrado la pasada noche más entradas de pescado fresco y el matadero ha empezado a sacrificar animales, en una jornada que se inicia con algunas alzas de precios y las cámaras frigoríficas prácticamente vacías. Fuentes de Mercabarna han informado a EFE de que esta madrugada ha entrado un 20% de pescado y marisco fresco, después de que los pescadores catalanes finalizaran la huelga que realizaban desde el pasado lunes por el precio de los carburantes.

Camiones quemados y convoys escoltados

Dos camiones frigoríficos han resultado quemados totalmente y un tercero ha quedado afectado en parte esta pasada madrugada en los municipios de Guissona (Lleida) y Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona), en actos que podrían estar relacionados con la huelga de transportistas. En ninguno de los casos ha habido herido.

El miércoles por la noche, un convoy de 13 camiones que se dirigía de Murcia a Mercamadrid escoltado por tres coches y dos motos de la Guardia Civil se vio obligado a regresar cuando circulaba por Pozo Cañada (Albacete) tras sufrir la agresión de un piquete de unas 50 personas, algunas armadas con cuchillos, y que, según fuentes de las empresas de la expedición, amenazaron a los conductores.

El piquete, según esas fuentes, llegó a zarandear a algunos de los agentes, a pinchar las ruedas de dos de los camiones y a causar desperfectos varios en otros. La expedición transportaba cerca de 400 toneladas de tomates con la escolta que los acompañó hasta ese punto, pero tras los incidentes los responsables del convoy decidieron regresar a Murcia porque la Guardia Civil no garantizaba su seguridad.

Noticias

anterior siguiente