Enlaces accesibilidad
Fútbol | Real Madrid

Benzema no asiste al juicio por el presunto chantaje a Valbuena y este lamenta su ausencia

  • El delantero francés del Madrid se enfrenta a una posible pena de hasta cinco años de cárcel
  • El letrado de la defensa asegura que su ausencia en el juicio está prevista en la legislación francesa

Por
Benzema no asiste al juicio por el presunto chantaje a Valbuena y este lamenta su ausencia

Karim Benzema no ha asistido al juicio por el presunto chantaje en 2015 a su compañero en la selección francesa Mathieu Valbuena, que ha arrancado este miércoles y que se celebrará hasta el 22 de octubre.

El letrado de Benzema, Sylvain Cormier, explicó que la posición del jugador será defendida ante el Tribunal de Versalles por su defensa, algo previsto por la ley francesa. El delantero del Real Madrid está acusado de complicidad y ha sido el único de los cinco imputados que no se presentó a la vista oral.

Una ausencia que ha lamentado Valbuena.

"Hace seis años que esperábamos este juicio, estamos todos, falta Karim, es una pena", dijo a la prensa el ahora jugador del Olympiakos griego tras el primer receso de la jornada.

Benzema antepone su carrera deportiva a sus obligaciones con la justicia.

Su abogado, Didier Domat, deploró la ausencia tanto ante los medios como ante el tribunal, donde fue más explícito: Benzema "antepone su carrera deportiva a sus obligaciones con la justicia. Llevamos cinco años esperando una confrontación de opiniones con Valbuena, creemos que Benzema la teme".

Benzema, de 33 años, jugó este pasado martes el partido de Champions League contra el Shakhtar Donetsk y el domingo su equipo tiene el Clásico de liga ante el FC Barcelona. Y estos han sido los motivos esgrimidos por los abogados de Benzemá para justificar su ausencia en este juicio.

La Fiscalía aceptó esa baja y el presidente del tribunal, Christophe Morgan, la dio por buena.

En la primera parte de la vista oral, el nombre del atacante del Real Madrid apareció poco, porque los interrogatorios se centraron en los hechos anteriores a su intervención en el caso.

"Temía por mi carrera deportiva"

El primero en hablar fue Valbuena, que aseguró que el caso le hizo sentir miedo, aunque en ningún momento pensó en pagar, pese a las presiones que sufrió por parte de los chantajistas.

Si salía el vídeo mi presencia en la selección estaba terminada

"Temía por mi carrera deportiva, si salía el vídeo mi presencia en la selección estaba terminada, como luego sucedió", aseguró Valbuena, que desde que estalló el caso en noviembre de 2015 no ha vuelto a ser convocado por el seleccionador, Didier Deschamps, quien sí recuperó a Benzema antes de la pasada Eurocopa.

El jugador sintió desde el primer momento que había un chantaje y que querían sacarle dinero, por lo que acudió a la policía.

¿Recompensa o Chantaje?

También compareció Axel Angot, acusado de haber recuperado de un viejo teléfono de Valbuena un vídeo de carácter sexual en el que aparecía él y que está en el origen del intento de chantaje.

Su versión fue que nunca quiso hacer chantaje, pero sí poner al jugador sobre aviso para que acudiera a él y, a cambio, le diera una recompensa.

Cuando el fiscal le preguntó si eso no era una forma de chantaje, este experto en informática que en el pasado había trabajado para otros futbolistas admitió: "indirectamente sí".

También testificó Younes Houass, encargado de contactar a Valbuena, y al que el presidente del tribunal, el fiscal y la acusación particular pusieron contra las cuerdas.

Houass tuvo muchos problemas para explicar su versión, según la cual solo actuó para ayudar a Valbuena y evitar que el vídeo llegara a la prensa.

Varias veces condenado por otros hechos, Houass aseguró que en ningún momento reclamó dinero, una versión que contrasta con algunas de las conversaciones telefónicas intervenidas por la policía después de que Valbuena denunciara el intento de chantaje.

Este hombre de confianza de varios futbolistas dijo haber sido manipulado por Angot y otro de los acusados, Mustapha Zaoaoui, y aseguró que su única intención, como aficionado al fútbol, era ayudar a un jugador internacional francés.

Como mucho, admitió, esperaba ser remunerado por el intermediario designado por Valbuena para el caso, que en realidad era un policía infiltrado bajo el pseudónimo de Luka.

Pero tuvo problemas para explicar por qué, si obraba de buena voluntad, contactaba a Valbuena con un teléfono enmascarado, por qué le mintió al decirle que había visto el vídeo y por qué nunca se mostró con su auténtica identidad. 

Benzema trató de convencer a Valbuena para que pagara

La vista comenzó a las 8.30 hora peninsular y si Benzema es declarado culpable podría ser condenado hasta a cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa

El caso ensombreció la imagen de Benzema en su país y le mantuvo cinco años ausente de la selección, en particular durante la Eurocopa de 2016 y el Mundial de Rusia en el que Francia se proclamó campeona.

El juicio concluirá así un largo caso que comenzó en verano de 2014, cuando Axel Angot se hizo con un vídeo de contenido sexual de Valbuena con su pareja. La acusación sostiene que Angot y su amigo Mustapha Zouaoui contactaron con el futbolista en junio de 2015 para exigirle dinero. Sin embargo, Valbuena se negó a pagar y puso los hechos en conocimiento de la policía.

Mientras, los presuntos chantajistas contactaron con otro jugador, Djibril Cissé, para que convenciera a Valbuena de que debía pagar. Como no tuvieron éxito, acudieron a Karim Zenati, amigo de infancia de Benzema, para obtener la mediación del madridista. El 5 de octubre de 2015, durante una concentración de la selección francesa, Benzema fue a la habitación de Valbuena y le recomendó pagar para evitarse problemas.

Benzema sostiene que le dio un consejo de amigo, pero la acusación considera que era una medida de presión, por lo que le imputó el 5 de noviembre de 2018 por un delito de complicidad en chantaje. El 7 de enero, la fiscalía de Versalles decidió finalmente llevar a juicio al atacante madridista.

Deportes

anterior siguiente