Enlaces accesibilidad
Tokyo 2020 | Fútbol

La selección femenina de Canadá se impone a Suecia y logra su primer oro olímpico en Tokio

Por

La selección femenina de fútbol de Canadá ha logrado colgarse el primer oro olímpico de su historia al imponerse en los penaltis a Suecia (2-3) [1-1]. El duelo estuvo muy parejo durante los 90 minutos reglamentarios y en el tiempo extra, y se tuvo que decidir finalmente desde los 11 metros. 

[Calendario y resultados de Tokyo 2020 en RTVE.es]

Suecia y Canadá se citaban en la final de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 con el aliciente de romper la hegemonía de Estados Unidos. La selección norteamericana se sitúa como la más galardonada, con cuatro medallas de oro y la de bronce de la presente edición, desde que se estrenara el fútbol femenino en los Juegos de Atlanta 1996. Canadá, con esta victoria agónica desde el punto fatídico, suma su primer oro en unos Juegos después de los dos bronces conseguidos en Londres 2012 y Río 2016. Las escandinavas, por su parte, se quedaron a un paso de la gloria y se han tenido que conformar con una plata, al igual que hace cinco años en Brasil.

Suecia abrió la lata y Canadá igualó la contienda

El encuentro en el Estadio Internacional de Yokohama estuvo igualado en cuanto a juego desde el minuto 1. Sendos equipos buscaron la portería contraria desde el inicio aunque el premio del gol no llegaría hasta pasada la primera media hora de juego. Suecia se adelantaría en una gran jugada de combinación en el minuto 34, gracias a una buena jugada colectiva que remató Blackstenius a pase de la delantera del Real Madrid Kosovare Asllani. Las escandinavas mantuvieron la ventaja por la mínima durante el resto del primer tiempo y se marcharon al descanso por encima.

Ya en la segunda parte, el partido continuó sin grandes variaciones hasta que la colegiada señaló un penalti a favor de las canadienses en el minuto 67. Aprovechó la selección norteamericana para igualar el envite gracias al lanzamiento de Fleming. Poco pudo hacer para atajar la pena máxima de los 11 metros la guardameta del atlético de Madrid, Lindahl.

A partir de los últimos 20 minutos de partido las dos selecciones lo siguieron intentando aunque sin fortuna. El combinado escandinavo atrasó su defensa en busca de una contra peligrosa y solo Rolfö, con una ocasión clarísima en el 78', mandó el esférico ligeramente desviado a la derecha de la meta de Labbe. Los minutos finales del encuentro por parte de Suecia fueron intentos frustrados una y otra vez de Asllani por la banda izquierda y Glas por la derecha pero la zaga canadiense estuvo atenta. La sensación era que ninguno de los dos combinados quería asumir grandes riesgos a sabiendas de que el tiempo de prolongación estaba a la vuelta de la esquina.

En el último cuarto de hora del encuentro Canadá se mostró sólida en tareas defensivas. Ambos equipos daban a entender que firmaban jugar el tiempo extra. Y así fue, el partido se marchó a la prórroga.

Guión idéntico en la prórroga y la lotería de los penaltis

La media hora de juego  de la prolongación recordó a los últimos compases de los 90 reglamentarios, con ambas selecciones buscando el área contraria pero sin ocasiones claras de encontrar portería. Solo un disparo de Grosso desde fuera del área de peligro quiso inquietar a Lindahl pero atajó fácilmente la meta. No se movió el luminoso al término del primer tiempo extra.

El guión de la segunda parte de la prórroga no varió mucho. La más clara de las escandinavas la tuvo Hurtig con un cabezazo a la salida de un córner, remate que se marchó de nuevo ligeramente desviado. Canadá probó suerte de la misma manera con un centro que remató Huitema aunque sin fortuna. El envite se tuvo que decidir en los lanzamientos desde el punto fatídico.

Hasta 6 disparos hicieron falta por parte de cada uno de los dos combinados para decidir la medalla de oro. Tuvo Suecia en sus manos colgarse el ansiado metal pero la capitana Seger erró el penalti definitivo. Un error que forzó los sextos lanzamientos donde las escandinavas volvieron a perdonar y la canadiense Grosso convirtió el tiro decisivo para llevar a su selección al primer puesto del podio.

- Ficha técnica:

1 - Suecia: Lindahl; Glas, Ilestedt (Kullberg, m.120), Bjorn, Eriksson (Andersson, m.75); Angeldal (Bennison, m.75), Seger; Jakobsson (Hurig, m.75), Asllani, Rolfo (Schough, m.106); y Blackstenius (Anvergard, m.106).

1 - Canadá: Labbe; Lawrence, Gilles, Buchanan, Chapman (Riviere, m.93); Scott (Zardosky, m.120), Fleming, Quinn (Grosso, m.46), Sinclair (Huitema, m.86); Beckie (Leon, m.46) y Prince (Rose, m.63).

Goles: 1-0, min. 34: Blackstenius. 1-1, min. 66: Fleming (penalti).

Árbitro: Anastasia Pustovoytova (Rusia) amonestó a Asllani (m.105) por parte de Suecia y a Beckie (m.27) en Canadá.

Incidencias: Partido correspondiente a la final del torneo de fútbol femenino de los Juegos Olímpicos de Tokio disputado en el International Stadium. De Yokohama Sin público por las restricciones debido a la pandemia del coronavirus.

Deportes

anterior siguiente