Enlaces accesibilidad
Ciclismo | Mundial virtual

Moolman y Osborne se visten el primer maillot arcoiris virtual de la historia

  • La sudafricana supo neutralizar las escapadas de las otras corredoras para lanzar su ataque a 700 metros de la meta
  • El alemán fue el más listo en el último kilómetro aprovechando el 'powerup' aerodinámico para llegar primero

Por

Así ha sido la llegada de Moolman-Pasio en el Mundial de ciclismo virtual de Watopía

La ciclista sudrafricana Ashleigh Moolman-Pasio y el corredor alemán Jason Osborne han hecho historia este miércoles al vestirse el primer maillot arcoiris virtual en el Mundial de Watopía. Moolman aguantó bien las escapadas de las otras corredoras, saliendoles al paso y sabiendo escoger el momento para lanzar su ataque, a 700 metros de la meta, y alcanzar la gloria.

Osborne aprovechó la tensión previa a al último kilómetro para dejar atrás a Campenaerts y Pozzovivo, que tardaron demasiado en atacar.

Así ha sido la llegada de Jason Osborne en el Mundial Virtual de Watopía

Fueron 50 kilómetros los que aguardaban a los corredores por el terreno virtual de Watopía, hasta la subida al volcán Zwift. Aunque la prueba digital pusiera a prueba a los ciclistas como en la vida real, también tuvieron ayudas, como en todo videojuego, en forma de 'powerups'.

Dos ventajas para ser concretos. Ser más aerodinámicos durante 15 segundos o más ligeras (un 10%) durante otros 15 segundos. Por lo tanto, no sólo la fuerza, sino también la táctica iba a ser imprescindible para lograr la victoria. 

El poderío neerlandés se quedó en Imola

El poderío neerlandés demostrado en los Mundiales de Imola en la categoría femenina se quedó en la región italiana. La primera fuga se generó sin Anna Van der Breggen, Kirsten Wild y Annemiek Van Vleuten. Tampoco se pudo colar Lisa Brennauer.

De las favoritas, sólo se engancharon en el grupo escapado la británica Louise Bates y la estadounidense Kristen Faulkner, que buscaba la venganza tras los malos resultados del Mundial de Imola. 

Sin embargo, el maillot arcoíris fue para Ashleigh Moolman-Pasio, que estuvo muy eficaz aguando las escapadas de otras corredoras y aguantó hasta los últimos 700 metros para lanzarse a por la victoria. La neozelandesa Sarah Gigante estuvo a punto de arrebatarle el triunfo entrando en meta a 0.64 segundos de la sudafricana. 

Campenaerts y Pozzovivo se duermen en los laureles

En la categoría masculina, el equipo canadiense intentó escaparse en varias ocasiones, liderados por Jordan Cheyne, pero ninguna de las fugas fue fructífera.

Víctor Campenaerts y el italiano Pozzovivo se mantuvieron en en pelotón al acecho del posible ataque, pero se les hizo de noche y no vieron como el alemán Jason Osborne salió disparado hacia la meta  aprovechando la ventaja del 'casco aerodinámico' para vestirse el maillot arcoíris. A casi dos segundos se quedaron los noruegos Anders Foldager y Niklas Pedersen.

Deportes

anterior siguiente