Enlaces accesibilidad
La Liga | RCD Mallorca 1-0 Real Madrid

El Madrid naufraga en el 'Lago' de Son Moix

  • El Mallorca endosa la primera derrota liguera a los blancos, que pierden el liderato (1-0)
  • Así queda la clasificación de la Liga

Por
Lago Junior, primero por la izquierda, celebra el 1-0 del Mallorca al Madrid.
Lago Junior, primero por la izquierda, celebra el 1-0 del Mallorca al Madrid. REUTERS

El Mallorca ha estrenado el casillero de derrotas del Real Madrid en LaLiga, venciendo por 1-0 en el partido disputado en su casa de Son Moix. El conjunto blanco pierde así el liderato en favor del Barça, que horas antes había ganado en Eibar (0-3).

[Narración y estadísticas del Mallorca 1-0 Real Madrid]

El jugador costamarfileño Lago Júnior se erigió en el héroe de los locales, que suman unos tres puntos importantísimos en su lucha por evitar el descenso. Un 'lago' parecido fue el césped de Son Moix, tan bien regado que en ocasiones parecía encharcado.

Después de un aviso de Isco y otro de Ramos intentando rematar un saque de falta lateral, fue el Mallorca el que se puso por delante con el gran gol de Lago. Un alarde de potencia del marfileño, que recortó ante Odriozola y la puso con rosca en la red (minuto 7).

Una contra asistida por Aleix Febas y que contó con la inestimable colaboración de James Rodríguez, cuya indolencia en la presión facilitó la contra.

Luego el VAR acudió en ayuda del Madrid para anular correctamente el gol de Budimir tras un error clamoroso de Militao. Asistía Lago Junior. Pasado el primer cuarto de hora, los blancos no daban señales de reaccionar.

Eran Vinicius y Odriozola los que más corrían para intentarlo, teniendo el brasileño las ocasiones en sus botas pero sin puntería. Aunque la mejor vino de un detalle técnico de Benzema, rematando al larguero a bote pronto un pase bombeado de James.

El delantero francés no ponía tanta velocidad como los otros dos, pero seguía siendo el referente técnico en los siguientes minutos; dominio sin ocasiones claras para los visitantes.

Desaparecido Jovic

Por su parte, los de Vicente Moreno se fueron poco a poco replegando para dejar correr el reloj y aguantar el 1-0 al menos hasta el descanso, lo que les restó también capacidad para sorprender a la contra.

Un Mallorca en puestos de descenso se jugaba mucho, sobre todo en defensa. Por eso Moreno dejó que Joan Sastre, con una amarilla, alargara su descanso y dio entrada en su lugar a Lumor, quien nada más reanudarse el partido mandó un aviso por encima del larguero.

Respondió Benzema tratando de emular la jugada del gol de Lago, pero su disparo se fue a las manos de Reina. Al menos el francés inquietaba más que su compañero de ataque, el serbio Luka Jovic. Aunque más desviado, tuvo más peligro un cabezazo de Budimir en el otro área.

Otro madridista, pero este cedido al Mallorca, saltaba al campo para jugar la última media hora: Takefusa Kubo, en lugar de un muy destacado Aleix Febas. Zidane, quien tenía la baja de su comodín Lucas Vázquez, tardaba más en hacer cambios.

Pasaban los minutos, el Madrid dominaba, pero la sensación era que como mucho podría arrancar un empate frente a un aguerrido Mallorca.

Poco menos de media hora les dio Zidane a Rodrygo y Valverde para que lo intentaran en lugar de Isco y Jovic, el más desafortunado de los blancos en el partido. Eso sin mencionar al recurrente Courtois una vez más.

Odriozola muerde el anzuelo de Lago

La juventud al poder. Kubo provocaba el aplauso en Son Moix por sus acciones y Rodrygo trataba sin éxito de asociarse a Vinicius, aunque la apertura era del veterano Benzema.

Pero cuando parecía que el Madrid hacía funcionar al menos su juego, llegó la segunda amarilla de Odriozola para complicar las cosas. A remar, y nunca mejor dicho por el húmedecido césped de Son Moix, a contracorriente.

El lateral blanco mordió el anzuelo de Lago Júnior, el héroe del Mallorca, que minutos después dejó su lugar a Trajkovski por un pinchazo en el muslo derecho. Por su parte, Zidane lo intentaba con Brahim Díaz por Vinicius.

Nada salía a derechas para los merengues, que en los últimos minutos sumaron un 'delantero' llamado Sergio Ramos.

Los bermellones supieron jugar sus últimas cartas para romper el ritmo del partido y no dejar que el Madrid encontrara el juego que no fue capaz de mostrar los 80 y pico minutos anteriores.

Deportes

anterior siguiente