Enlaces accesibilidad
Liga ACB | Jornada 7

El Real Madrid sigue líder invicto tras asaltar Tenerife

  • Los blancos se han impuesto a los canarios por 74-84 tras un partido igualado
  • Los hombres de Pablo Laso hacen pleno de victorias tras siete encuentros
  • Felipe Reyes fue el máximo anotador del encuentro con 18 tantos

Por
Partido entre el Iberostar Tenerife y el Real Madrid
El jugador argentino del Iberostar Tenerife Nicolás Richotti (i) juega un balón ante Facundo Campazzo, del Real Madrid. EFE MK.

El Real Madrid derrotó al Iberostar Tenerife (74-84) en la séptima jornada de la Liga Endesa gracias al trabajo colectivo de un equipo que continúa como líder invicto de la competición doméstica y que olvida el traspié del pasado jueves ante el Khimki en la Euroliga.

El equipo de Pablo Laso tuvo que ponerse el mono de trabajo para asaltar el Santiago Martín, sinónimo de derrota en las dos últimas campañas. Bajo la dirección de un gran Fabien Casseur, los blancos pudieron retomar el camino de la victoria para demostrar su superioridad en Liga.

Pese a la dificultad inicial (12-2), los merengues crecieron con el paso de los minutos y los arreones de un Jaycee Carroll que compensó el acierto de los locales, capitalizado en la muñeca de Mike Tobey y Tim Abromaitis. Los canarios, contundentes en el rebote, fueron mejores que el Madrid durante el primer cuarto.

A partir de ahí, los de Laso despertaron a base de triples de la escopeta de Wyoming, que 'enchufó' a los suyos cuando más lo necesitaban.

Entre él, Reyes y Randolph, que reapareció en Liga tras lesión, dieron licencia al conjunto capitalino para equilibrar el choque (27-27) y ofrecer mejores sensaciones. Laso, en todo caso, seguía buscando soluciones en su banquillo.

Richotti se autoinvitó al partido con una canasta estratosférica y Ayón, dolorido en el hombro minutos más tarde, replicó bajo el aro en su único acierto del encuentro. El 42-42 al descanso anunciaba una segunda parte llena de emoción, como así fue después del esfuerzo de ambos equipos. Entre Randolph, de un lado, y San Miguel, del otro, el partido se puso caliente.

El vigente campeón de la Champions League de la FIBA, espoleado por su público, intentó seguir la estela del Real Madrid. Randolph, nuevamente, ejerció de protagonista para estirar -mínimamente- el luminoso, pero San Miguel, con mucho criterio en los tinerfeños, permitió que hubiese partido hasta los últimos segundos.

En los dos minutos finales, Ponitka y White quisieron impedir la victoria de los merengues, pero dos canastas de Felipe Reyes, excelso bajo los aros, y un triple de Taylor mandaron al traste las ilusiones laguneras y dieron licencia al Real Madrid para seguir como líder inmaculado en la Liga Endesa.

Deportes

anterior siguiente