Enlaces accesibilidad
Fútbol | Mundial de Catar 2022

AI denuncia la explotación de trabajadores en el Mundial de Catar y la organización pide tiempo

Por
El estadio Khalifa International, en Doha, en construcción.
El estadio Khalifa International, en Doha, en construcción. REUTERS

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) ha alertado sobre la explotación laboral de los trabajadores inmigrantes que contribuyen a los preparativos de la Copa del Mundo de fútbol de Catar 2022. AI, en su informe "El lado oscuro del deporte rey: Explotación laboral en una sede del Mundial de Catar 2022", criticó con dureza a la FIFA por su "escandalosa indiferencia ante el pésimo trato de los trabajadores inmigrantes" en el país asiático.

En un comunicado emitido desde su sede de Londres, la organización de defensa de los derechos humanos señaló que el informe se realizó después de reunirse con 132 inmigrantes que trabajan en la construcción del Estadio Internacional Jalifa, la primera de las sedes que estará finalizada para el Mundial de dentro de seis años.

"El abuso sobre los trabajadores es una mancha en la conciencia del fútbol mundial. Para los jugadores y aficionados, un estadio de una Copa del Mundo es un lugar para soñar, pero para algunas de las personas que hablaron con nosotros es una pesadilla", dijo Salil Shetty, secretario general de AI.

"Pese a que ya han pasado cinco años de promesas, la FIFA ha fracasado casi completamente en evitar que se vaya a disputar un Mundial en un lugar en el que se han violado los derechos humanos", continuó Shetty.

La organización entrevistó también a 99 empleados en la construcción de los espacios verdes del complejo deportivo Aspire Zone, donde durante el parón invernal entrenaron equipos como Bayern Múnich, Everton y París Saint-Germain. AI se reunió en Catar con los trabajadores, la mayoría procedentes de países como Bangladesh, India y Nepal, entre los meses de febrero y mayo del pasado año.

Todos los trabajadores inmigrantes denunciaron que viven en condiciones infrahumanas y sin derechos básicos, pues carecen de permisos para entrar o salir del país o para cambiar de empresa o empleador, al tiempo que les han quitado los pasaportes y documentos de identidad y no se les paga lo acordado.

Viven en condiciones miserables en campamentos en el desierto y les pagan una miseria

"Tienen deudas, viven en condiciones miserables en campamentos en el desierto y les pagan una miseria. La vida de los trabajadores inmigrantes contrasta con las de los futbolistas que jugarán en ese estadio", sostuvo Shetty. "Todos quieren tener derechos: que se les pague a tiempo, poder salir del país si fuera necesario y ser tratados con respeto y dignidad", agregó el secretario general de AI.

La organización pidió a Adidas, Coca-Cola y McDonald's, patrocinadores principales de la FIFA, que presionen al organismo responsable del fútbol mundial para que trate la situación de los trabajadores inmigrantes en el Estadio Jalifa y para que elabore un programa que evite posibles abusos en futuros proyectos de la Copa del Mundo.

"Albergar un Mundial ha ayudado a Catar a promocionarse como un destino de elite para algunos de los equipos más importantes del mundo. Sin embargo, el mundo del fútbol no puede pasar por alto esta serie de abusos en las instalaciones y estadios donde se jugarán los partidos", remarcó Shetty.

"Si el nuevo liderazgo de la FIFA quiere de verdad hacer borrón y cuenta nueva, no puede permitir que un evento de esta magnitud se dispute en un estadio construido por trabajadores inmigrantes que han sido maltratados", concluyó el secretario general de AI.

La Organización del Mundial pide tiempo para arreglar el conflicto laboral

En respuesta al informe de AI, el Comité Supremo para la Entrega y el Legado, ente organizador del Mundial de Catar 2022, ha pedido tiempo para solucionar los problemas laborales planteados por Amnistía Internacional (AI). El secretario general de la organización, Hasán al Zawadi, señaló que la mejora de las condiciones laborales de los empleados de la construcción de los estadios, solicitadas por AI y otras ONG, "no se resolverá en un día".

"Nuestra prioridad en un principio fue la seguridad y protección en la construcciones; una vez se resuelva una cuestión, se buscan soluciones para el resto", indicó Al Zawadi. El responsable del ente organizador añadió que después de la seguridad y la protección, su prioridad fueron los dormitorios, una de las críticas de AI, que denuncia explotación laboral en los trabajos de construcción de los estadios para el Mundial.

El informe de la ONG indica que, en la visita realizada en febrero, observaron que "a algunos de los trabajadores los habían trasladado a un alojamiento mejor y la empresa les había restituido los pasaportes, en respuesta a las conclusiones de AI (en un informe anterior), pero no se había buscado una solución a otros abusos".

En cuanto a la cuestión de la confiscación de los pasaportes por parte de los empleadores, los organizadores aclararon que es una práctica que ha sido modificada por otra que salvaguarda la integridad de los obreros. "Los trabajadores disponen de una caja de seguridad en la que pueden guardar sus pasaportes", indicó Al Zawadi.

"El compromiso es claro y de lo que estoy orgulloso es de que el informe de Amnistía Internacional refleja que estamos comprometidos con el Sistema de Bienestar Laboral y en realizar nuestro trabajo (para resolver estas cuestiones) y estamos dando pasos para crear el ambiente de cambios".

Tendremos respuesta y resolveremos los problemas, pero no tenemos una varita mágica

Otro de los problemas subrayados por el informe de AI es el del sistema de patrocinio del país, algo que cambiará a partir del 14 diciembre de este año, cuando el empleado ya no necesitará permiso de su empresa para cambiar de puesto de trabajo, una vez finalizado el contrato.

Sobre las denuncias de impago, el Gobierno catarí estableció un sistema electrónico de protección de salarios que obliga a las empresas a pagar a sus trabajadores a tiempo. Además, la organización precisó que se ha introducido la figura de una compañía externa que realizará una inspección de las condiciones laborales en todos los proyectos de construcción.

"Siempre habrá desafíos, pero tendremos respuesta y resolveremos los problemas, no tenemos una varita mágica, no vamos a hacer promesas vacías", agregó Al Zawadi. De esta manera, los organizadores del Mundial 2022 afirman estar trabajando para asegurar el bienestar de los 5.100 obreros que trabajan actualmente en la construcción de los seis estadios y de los 36.000 más que calculan que habrá en 2018.

Deportes

anterior siguiente