Enlaces accesibilidad
Champions | Real Madrid - Atlético de Madrid

Así jugaron los futbolistas del Real Madrid y el Atlético de Madrid, uno por uno

  • Análisis de los futbolistas del Madrid y el Atlético, jugador por jugador
  • Chicharito, con su gol, fue el jugador decisivo de los blancos
  • Oblak, el mejor del Atlético, mantuvo las esperanzas hasta el minuto 87
  • Crónica: Real Madrid 1 - Atlético 0, por Felipe Fernández

Por
Así jugaron los dos equipos. RTVE.es

Así jugaron el Real Madrid y el Atlético, jugador por jugador, el partido de vuelta de cuartos de final de Champions, que terminó con el pase de los blancos a semifinales gracias al gol de Chicharito.

Así jugó el Real Madrid

Casillas (6): Dio síntomas de inseguridad en las salidas. Eso lo intentó explotar el Atlético de Madrid en la primera parte con muchos saques de banda al área de Jesús Gámez. En uno de ellos, en el minuto quince, Casillas no estuvo bien y asustó al público madridista del Santiago Bernabéu. Después, no tuvo mucho trabajo, salvo un disparo de Gámez que atajó con seguridad.

Carvajal (5): Sin el sancionado Marcelo, era una de las opciones para romper al Atlético entrando desde atrás y sorprender a la zaga rojiblanca. Sin embargo, Jesús Gámez y Saúl Ñíguez (después Gabi en la segunda parte) le cerraron muy bien la puerta de la línea de fondo. Además, estuvo algo errático e hizo algunas entregas peligrosas. No consiguió inquietar casi nunca a su rival.

Varane (7): Fue un auténtico muro para los jugadores del Atlético. No falló nunca. Estuvo muy seguro en la salida del balón, por alto y secó a los delanteros rojiblancos. Prolongó su buen partido de ida y la presencia de Sergio Ramos en el centro del campo le aseguró un puesto en el once que merecía. Incluso pudo marcar algún gol. Se acercó a él en varios saques de esquina. Su poderío de cabeza fue un incordio constante para el Atlético de Madrid.

Sergio Ramos (5): Fue la gran sorpresa de la alineación. Carlo Ancelotti, como hiciera sin éxito la temporada pasada en el Camp Nou ante el Barcelona, colocó de mediocentro al defensa sevillano y Ramos mostró dos caras: defensivamente estuvo correcto, pero no tuvo ideas para sacar el balón. Las comparaciones con Luka Modric son odiosas, pero no consiguió ni acercarse a todo lo bueno que aporta el jugador croata. De lo "mejor" que hizo, fue provocar la segunda tarjeta amarilla de Arda Turan en una falta del turco más que dudosa en la que puede que exagerara su dolor.

Coentrao (6): Se encontró con la difícil papeleta de sustituir a Marcelo, un jugador clave para abrir defensas cerradas como la que propuso el Atlético de Madrid. Coentrao lo intentó con más éxito que Carvajal y tuvo momentos de inspiración pese a que apenas ha jugado esta temporada. Cumplió con algunas subidas peligrosas y no falló defensivamente. Hizo lo que se le pedía.

James Rodríguez (6): Tras una gran primera parte de notable en la que fue de lo mejor del Real Madrid, se desinfló en la segunda hasta casi desaparecer. Mientras su cabeza carburó, fue casi el único en dar oportunidades a sus compañeros para que crearan ocasiones. Suyo fue el pase a Cristiano en la oportunidad más clara de los blancos. También asistió a Chicharito, que, como el jugador portugués, tampoco pudo aprovechar el buen trabajo de su compañero en el primer acto.

Pepe (6): Estuvo contundente en todas las acciones en las que intervino. Casi a la altura de su compañero Raphael Varane. No se metió en ningún lío aunque siempre estuvo cerca de los jaleos. Cumplió sin más.

Kroos (8): El mejor del Real Madrid. Sin Modric, se echó el equipo a la espalda y consiguió crear el equilibrio entre líneas que necesitaba el Real Madrid. Siempre sacó la pelota con criterio, hizo jugar a sus compañeros, estuvo bien situado, no falló nunca y generó una confianza que dio una tranquilidad muy importante al resto de su equipo. Además, en la primera parte provocó la primera amarilla de Arda Turan en el que fue uno de sus mejores partidos en el Bernabéu.

Isco (5): Perdió otra oportunidad de reivindicarse en una cita importante. En la primera parte estuvo desaparecido en combate y dejó toda la responsabilidad creativa en los pies de James Rodríguez. No le salió casi nada, pero en el segundo periodo tuvo un momento de lucidez que a punto estuvo de acabar en gol. Dio un pase de los suyos, milimétrico al hueco, que no aprovechó Chicharito Hernández cuando tenía todo a favor.

Chicharito (8): Combativo, peleón, luchador y con muchas ganas, Chicharito sustituyó muy bien a Karim Benzema. Con mucha movilidad, él solo se creó los espacios para tener oportunidades. Aunque le faltó acierto de cara a la portería, al final, por insistencia, marcó y se convirtió en el héroe de la noche. Antes, pudo marcar dos hasta en cuatro ocasiones, sobre todo con dos claras en la segunda parte. Oblak y su falta de puntería se encargaron de evitar el éxito del mexicano, que, finalmente, al borde del final, batió al imbatible portero del Atlético de Madrid. Si hace un par de meses lloró de tristeza por no jugar, hoy seguro que lloró de alegría.

Cristiano Ronaldo (6): Se salvó por la jugada del gol de Chicharito. Casi por una vez, no peco de egoísmo y cedió al mexicano el honor de la gloria con una buena asistencia. Antes, estuvo errático y fue casi invisible. Incluso falló una ocasión clarísima en la primera parte en un mano a mano ante Oblak que detuvo el portero esloveno. No fue su día, pero apareció en el momento justo.

Arbeloa (-): Salió por Fabio Coentrao al final. Solo tuvo tiempo de ver una tarjeta amarilla.

Jesé (-). Sustituyó a Chicharito en el minuto noventa. No tuvo tiempo de hacer nada.

Illarramendi (-): Sustituyó a Isco en el descuento sin tiempo para demostrar nada.

Así jugó el Atlético de Madrid

Oblak (9): Ha atrapado la titularidad en los últimos siete partidos. Y ha respondido de forma extraordinaria. Hoy también. Cuando su equipo le necesitó, él apareció. Eso habla muy bien del guardameta, muy fiable, seguro por arriba, agigantado ante Cristiano en un mano a mano en el primer tiempo, atento en unas cuantas ocasiones más, extraordinario frente a Chicharito después y sin opción en el 1-0 que supuso la derrota en los instantes finales.

Juanfran (7): Sin la profundidad que siempre aporta por su costado, hoy su misión era diferente, mucho más centrada en lo defensivo. Manejó bien su banda, cuando por allí cayó Cristiano Ronaldo o cuando entró Isco. Fue solvente ante ambos, incluso cuando algún centro amenazó su espalda.

Miranda (7): De vuelta a la alineación titular. Descansó en La Coruña, pero es un fijo en los partidos transcendentes para Simeone. También fue una garantía en el derbi en el Santiago Bernabéu. Por arriba, por abajo, sin complicaciones con la pelota y sin margen para sus adversarios. Notable.

Godín (7): Su capacidad defensiva es imponente. De capitán al comienzo del encuentro, hasta la entrada de Gabi en el intermedio, y con la seguridad de siempre, con inteligencia para las coberturas, con potencia por el juego aéreo y con salida de balón.

Gámez (7): Su incorporación al lateral izquierda ha dado consistencia defensiva al Atlético por ese flanco. Lo repitió en el derbi, en el que contrarrestó con trabajo y esfuerzo defensivo a James Rodríguez, al que anuló durante muchos momentos del duelo con un nivel alto para la anticipación, la colocación y el robo de balón. También protagonizó el primer disparo de su equipo.

Turan (5): Su expulsión en el minuto 76, por doble amarilla, la segunda por una plantilla sobre Sergio Ramos, fue un golpe muy duro para él y para el Atlético. Abandonó el campo exhausto, por el esfuerzo que desarrolló hasta ese momento, en el que demostró destellos de su clase, pero sin constancia ni de forma decisiva. Es un jugador que sufre sin la pelota.

Tiago (8): Es un referente para su equipo, un futbolista que, entre su experiencia, su visión para el juego y su forma de anticipar el fútbol, equilibra al Atlético desde el medio centro en una segunda juventud de indiscutible calidad. De lo mejor del Atlético con la pelota y sin ella. Sin gasolina en el tramo final, fue sustituido por José María Giménez en el minuto 87.

Koke (6): En el medio, con unas extraordinarias dosis de trabajo, aportó pausa, fútbol y juego al Atlético cuando tuvo la posesión. También manejó los tiempos de su equipo asociado a su visión del encuentro. Tuvo una ocasión, un remate flojo de cabeza, pero sin muchas posibilidades de conectar con sus compañeros hacia arriba.

Saúl Ñíguez (3): Afianzado en el Atlético en los últimos dos meses y elegido por Simeone para el once en el derbi, el canterano firmó un partido muy por debajo de su nivel. Nervioso con el balón, con el que se manejó a trompicones, lejos del talento que dispone en sus botas, se vio superado tanto en la izquierda como en el medio. Entre tanto, puso sacrificio. Fue cambiado en el descanso por Gabi.

Griezmann (5): El propio planteamiento del Atlético apagó el desborde del internacional francés, tan sujeto al entramado defensivo que diseñó su equipo que nunca tuvo opción ni para correr con la pelota ni para profundizar rumbo a la portería contraria. Ni de inicio en punta ni 20 minutos después a la izquierda. Aún así, su cambió sorprendió. Fue sustituido por Raúl García en el minuto 65.

Mandzukic (5): No tuvo ni una sola ocasión. Tampoco dispuso de muchas el Atlético en todo el encuentro. Demostró su sacrificio de siempre para pelear cada balón aéreo y para bajar en la ayuda de sus compañeros. Bien en lo defensivo, inadvertido en ataque.

GabiI (5): Suplente de inicio, entró al terreno de juego en el intermedio por Saúl. Dio más consistencia al centro del campo del conjunto rojiblanco, pero tampoco encontró conexiones con sus futbolistas más ofensivos.

Raúl García (5): Entró para la banda derecha en el minuto 65 por Griezmann. Luchador, nunca dio por perdido un balón y fue amonestado en el minuto 74. Lo intentó desde lejos sin fortuna con un disparo en el tramo final.

Giménez (s.c): Fue el último cambio del Atlético, en el minuto 86, por Tiago Mendes.

Deportes

anterior siguiente
-->