Enlaces accesibilidad
Champions | Real Madrid 1 - Atlético de Madrid 0

Chicharito mete al Real Madrid en las semifinales de la Champions con su gol al Atlético

  • Un solitario gol del mexicano (87') da el partido y la eliminatoria a los blancos
  • La expulsión de Arda Turan por doble amarilla en el minuto 75 fue clave
  • Así hemos narrado el Real Madrid 1 - Atlético de Madrid 0 de Champions, por Mª José Caleya

Por
El Madrid alcanza las semifinales de Champions

Ficha técnica:

1 - Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Pepe, Coentrao (Arbeloa, m.90); Sergio Ramos, Kroos, Isco (Illarramendi, m.92); James, Cristiano Ronaldo y 'Chicharito' Hernández (Jesé, m.90).

0 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Miranda, Godín, Gámez; Arda, Tiago (Giménez, m.85), Koke, Saúl (Gabi, m.46); Griezmann (Raúl García, m.65) y Mandzukic.

Goles: 

1-0, m.88: Chicharito.

El Real Madrid disputará las semifinales de la Champions League después de eliminar al Atlético de Madrid en el derbi de la capital. Después del 0-0 de la ida, la eliminatoria se ha decidido con un solitario gol de Javier 'Chicharito' Hernández, que hizo venir abajo al Santiago Bernabéu en el minuto 87. [Así hemos narrado el Real Madrid 1 - Atlético de Madrid 0 de Champions, por Mª José Caleya]

Carlo Ancelotti sorprendió a todos antes del comienzo al colocar como mediocentro titular en el 4-4-2 a Sergio Ramos. El experimento se repetía por segunda vez, la primera se vio en un clásico en el Camp Nou y Ancelotti acabó reconociendo que había cometido un error.

A pesar de la clasificación para semis, la medida tomada por el italiano no se recordará como un acierto ya que el sevillano no funcionó como se esperaba. Se perdía cayendo de una banda a otra y apenas aportaba nada diferente en la creación del juego.

Lo que hay que reconocerle al italiano es que para tomar decisiones arriesgadas es para lo que les pagan a los entrenadores y que había anunciado que alinearía a los mejores y así ha hecho. Al menos a los once mejores para él porque Illarramendi ya puede ir pensando en cambiar de aires porque el partido lo ha dejado sentenciado.

Ancelotti también había anunciado que no variaría el sistema y así fue, nada de tres centrales y laterales carrileros. Simeone en cambio no sorprendió más allá de retrasar la posición de Koke al mediocentro, dejando la banda a Saúl —jugador al que señaló en el descanso al dejarlo en la ducha—.

En la primera parte se vivió un duelo de ajedrez más que futbolístico. Los dos equipos se fueron a los vestuarios más desgastados por la tensión que por el esfuerzo físico. El Madrid salió pletórico ante unos aficionados que le esperaron en las calles aledañas al estadio desde primera hora de la tarde. Pero el Atlético no se inquieta cuando no tiene el balón, es más, a medida que pasan los minutos se va sintiendo más cómodo.

Para mantenerse en esas, en el equipo de Simeone es impepinable que los defensas no cometan fallos y que el portero haga su trabajo, que es parar. Esas dos circunstancias se cumplieron ya que Oblak volvió a ser fundamental con sus intervenciones, especialmente ante Cristiano Ronaldo.

El portugués fue el jugador blanco que más en apuros puso al portero esloveno con un disparo de falta en el minuto 31 y con un mano a mano en el 43' que recordó al de Bale en Calderón ya que el cancerbero volvió a salir vencedor del duelo.

Antes de que arrancara el choque, el 'Mono' Burgos reconoció a los periodistas —una vez sabida la alineación del Madrid— que ellos habían preparado el partido considerando todas las situaciones, incluida la que contemplaba a Sergio Ramos como mediocentro. Sin embargo y pese a todo Simeone repitió el mismo guión que en la ida. Primero introdujo en el césped a Gabi por Saúl en el intermedio y después tiró de Raúl García para sentar a Griezmann, con media hora de juego por delante.

La expulsión de Arda marca el partido

En el minuto 75 llegó la jugada clave del partido y de la eliminatoria cuando Arda Turan veía la segunda amarilla por un plantillazo innecesario sobre Sergio Ramos. La expulsión al turco era el broche a un partido más que discreto del jugador con más calidad de los colchoneros.

Si hasta ese momento, el equipo local había dominado, con uno más, el Madrid empezó a mover el árbol y a esperar a que cayera de madura la fruta. Oblak evitó el gol de 'Chicharito' en el minuto 79 después de una buena acción del mexicano ante Godín pero el delantero se vengaría cinco minutos más tarde.

Cristiano Ronaldo logró conectar una pared con James y cuando se encaraba con Oblak logró ver solo a 'Chicharito' a su lado para que este tocara el cielo con su gol y el Bernabéu le recompensara por el tanto decisivo y por la entrega que había demostrado durante todo el partido.

De ahí hasta que se oyeran los tres silbidos del árbitro Félix Brych no se vio más fútbol. Ancelotti realizó en ese periodo espacio de tiempo los tres cambios (Arbeloa, Jesé e Illarramendi) y el juego no existió.

La explosión del Bernabéu con el final del partido más que por semifinales era por volver a tumbar, siete partidos después, a un Atlético que vuelve a ser grande gracias a Simeone.

Deportes

anterior siguiente