Enlaces accesibilidad

El informe final de la FIM ratifica que se correrá en Japón

  • La agencia ARPA revela un riesgo de radiactividad insignificante
  • Se ha registrado el mayor nivel de radioactividad desde el terremoto
  • Lorenzo, Stoner y Ducati han expresado su deseo de no correr en Japón

Por
 Lorenzo y Stoner se saludan tras los entrenamientos.
Lorenzo y Stoner se saludan tras los entrenamientos. EFE

La Federación Internacional de Motociclismo y Dorna Sports, empresa que gestiona el Mundial de MotoGP, han ratificado que el Gran Premio de Japón tendrá lugar el día 2 de octubre como estaba previsto. Esta decisión final se ha tomado tras recibir el informe oficial definitivo de ARPA, organismo reconocido para investigar la situación actual en Motegi y sus alrededores.

Todo esto se ha desarrollado curiosamente cuando en la Central de Fukushima se registraba el mayor nivel de radiación desde el terremoto y el desastre nuclear ocurrido el 11 de marzo.

Como ya se indicó en un comunicado de prensa anterior, ARPA ha medido los niveles de radiación de cualquier fuente, incluidos el aire, el medio ambiente y los alimentos. La conclusión final es que en base al cálculo de la dosis se puede decir sin duda que el riesgo de radiación durante la carrera es insignificante.

Pese a la preocupación entre los pilotos tras el terremoto y el desastre nuclear en Fukushima el pasado 11 de marzo, los máximos dirigentes han declarado que si no hay ningún otro incidente grave hasta el momento los pilotos competirán en Motegi.

Un informe detallado

El empujón definitivo para confirmar el GP de Japón en el calendario lo ha dado el informe elaborado por ARPA, la Agencia Regional de Prevención y Ambiente de Emilia Romagna.

En el dossier, de quince páginas de extensión, se recogen diversos valores sobre la medición de radiactividad en Motegi, circuito localizado en la prefectura nipona de Tochigi. El informe detalla los niveles de radiactividad en cada curva del circuito o el paddock, además de hacerse eco de mapas de radiación publicados en medios como 'The Japan Times'.

Los análisis se llevaron a cabo entre los pasados 10 y 23 de julio, con el propósito de calibrar los niveles de contaminación de aire, suelo, comida y bebidas.

Este estudio tiene por objeto complementar la información ya disponible de varios gobiernos y la Organización Mundial de la Salud , que aborda la situación general en Japón tras el terremoto y posterior tsunami que se produjo en marzo.

Rechazo de los pilotos

Esta investigación independiente informa específicamente sobre la situación en Motegi y sus alrededores, por lo que es mucho más relevante para los participantes de Moto GP.

Lorenzo, Stoner y la escudería Ducati han mostrado en repetidas ocasiones su desacuerdo a correr en el país nipón. El único que no se ha negado en correr en Motegi ha sido el japonés Aoyama.

Los pilotos se reunieron en Laguna Seca y decidieron esperar a tener el informe final para tomar una decisión. El próximo jueves se volverán a reunir en Brno y será ahí cuando se pronuncien.

Las carreras debían haberse disputado inicialmente el 24 de abril, pero las consecuencias del terremoto que asoló Japón el 11 de marzo obligaron a retrasarlo.

La Federación se guardó la opción de revisar la fecha del 2 de octubre y finalmente ha sido el informe final el que ha determinado que Japón tendrá Moto GP en octubre de 2011.

Deportes

anterior siguiente
-->