Enlaces accesibilidad

Burgess: "El hombro de Rossi está al 70 por ciento, en Portugal estará al 90"

  • El jefe de mecánicos de Rossi ha sido entrevistado en 'Paddock GP'
  • Burgess espera una paso adelante de la GP11 en un mes y medio
  • El objetivo del australiano es hacer una moto competitiva

Por
Burgess: "Rossi está al 70 por ciento"

El jefe de mecánicos de Valentino Rossi, Jeremy Burgess, ha hablado en exclusiva para 'Paddock GP'. El australiano lleva más de 30 años vinculado al mundial de motos y ha pasado por fábricas como Honda o Yamaha, en las que ha visto ganar mundiales a 'Il Dottore' con las dos escuderías.

Burgess es la mano derecha de Rossi y ambos se están enfrentando al mayor reto de sus carreras con el cambio a la indomable Ducati. El experto mecánico sabe que todavía tiene mucho trabajo por delante y que los resultados serán visibles con el mundial de MotoGP ya avanzado.

A medida que avance la temporada veréis los resultados

"Espero que empecemos a tener buenos resultados cuanto antes. Es muy optimista espararlos para el GP de Portugal, pero a medida que avance la temporada veréis los resultados de nuestro trabajo, sobre todo al final de la temporada".

Pero las dificultades del binomio Rossi-Burgges con la Ductai, no solo se deben al carácter de la moto, sino a los problemas en el hombro del nueve veces campeón del mundo, como reconoce su propio jefe de mecánicos.

"Sabíamos que el principio de temporada iba a ser difícil, pero no solo debido a la moto, sino también a la lesión de Valentino. Si hubiera estado bien fisicamente, hubiesemos evolucionado más deprisa".

La recuperación total de Rossi jugará un papel muy importante en la evolución de la GP11, pero hasta después de Estoril, Burgess no cree que el italiano esté al cien por ciento.

El hombro de Valentino esta al 70 por ciento

"El hombro de Valentino esta al 70 por ciento, en Portugal estará al 90. La Ducati tiene un carácter especial que tiene que cambiar. Todavía tenemos que familiarizarnos con ella. Después de Estoril, evolucionaremos bastante deprisa".

El objetivo de Burgess

El objetivo de Burgess en la fábrica italiana es sacar el máximo potencial a la moto y conseguir que cada piloto pueda desarrollar sus habilidades a pleno rendimiento.

"Tenemos que hacer que todos los pilotos puedan pilotar la moto al nivel de sus habilidades, eso es lo que me proponía en Honda y lo que me propuse en Yamaha. Cuando la moto va bien, todos los pilotos parecen pilotar bien. Si vamos a traer jóvenes pilotos a MotoGP tenemos que hacer motos que sean fáciles de pilotar. Y por supuesto los pilotos más rápidos, tendrán que pilotar más rápido".

Con la temporada que viene en la mente de todos, las 800 darán paso a las 1.000, el objetivo de todos los equipos es doble. Por un lado tienen que tomar la delantera en el desarrollo de las futuras máquinas de 2012 y por otro evolucionar la moto de este año para ser lo más competitivos posibles.

El año que viene el objetivo está en un motor totalmente nuevo

"Este año es un poco más difícil para nosotros, porque el año que viene el objetivo está en un motor totalmente nuevo, a si que es el último con la fórmula de 800 como tal y tenemos que hacerlo lo mejor posible, pero también tenemos que pensar la próxima temporada".

"Todo el mundo esta esperando los resultados, pero bueno, la verdad es que ahora estamos en el camino y espero tener resultados en un mes o mes y medio".

Jeremy Burgges tiene claro quién es su principal enemigo y cuál es su meta en este primer año con la GP11 en mente.

El tiempo siempre es un enemigo básico de la competición

"El tiempo siempre es un enemigo básico de la competición, nunca tienes suficiente. Me gustaría que los pilotos de Ducati al final de temporada me dijeran: la moto ha cambiado totalmente, muchas gracias".

Antes de despedirse, Burgges, un veterano de la competición y conocedor de todo el circo que rodea el mundial, pregunta si la entrevista será traducida al español y entre risas se despide con una frase curiosa.

"Si vais a traducir la entrevista al español, no la modifiquéis mucho", así, entre risas, se despidió de las cámaras de 'Paddock GP' la mano derecha de Valentino Rossi.

Deportes

anterior siguiente