Enlaces accesibilidad

No sólo de Villa y Torres depende el gol

Por
Torres, Villa, Llorente y Pedrito, los cuatro delanteros de la selección española. EFE

Si nos desmarcamos un poco de la lista de Del Bosque, quien incluyó a hombres como Mata y Navas en el 'saco' de delanteros, nos quedan cuatro jugadores que tendrán la misión de convertir el toque de sus compañeros en gol.

Intocables, insustituibles, los más buscados por los 'fans' en las concentraciones. Ésos son Fernando Torres y David Villa. El primero, mirado con lupa desde que se concentraron en Las Rozas el 20 de mayo, promete estar al 100% para el debut en el Mundial 2010.

El segundo ha terminado la temporada una vez más entre los máximos artilleros de nuestra Liga. Y desde que se conoció que se incorporaba al FC Barcelona nadie dudó de que su capacidad fuera a aumentar en el club azulgrana.

Ambos se conocen a la perfección y son fijos en el once de Del Bosque mientras apueste por el 4-4-2. Las especulaciones aparecen cuando varía el sistema. Si se opta por el 4-2-3-1, ese uno tiene todas las papeletas de ser Torres, más fuerte físicamente y más parecido a un '9' puro.

Precisamente un '9' es lo que representa Fernando Llorente. El buen momento del riojano del Athletic ha obligado a optar por sus servicios en lugar de Dani Güiza, uno de los grandes sacrificados por Del Bosque.

Ya tenemos los dos '9' y falta conocer quién es el segundo '7', premio que ha ido a parar al barcelonista Pedro Rodríguez. Pese a su juventud, 22 años, la excelente campaña que ha cuajado -con goles en todos los torneos que ha disputado- le han otorgado un hueco en la selección española. Además ofrece las garantías de poder adaptarse al juego de extremo, además de ser segundo delantero.

Los cuatro prometen una cosa: el gol.

Deportes

anterior siguiente